Cabildera

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 4 Septiembre, 2017 12:00 PM

Perla del Socorro Ibarra dejó su lugar como magistrada del Poder Judicial de Baja California para integrarse al equipo de Francisco Vega de Lamadrid en cuanto este tomó posesión del cargo de gobernador. Ibarra había sido secretaria de Seguridad cuando Vega fue alcalde de Tijuana y ahora lo siguió en calidad de procuradora general de Justicia del Estado, adonde llegó tras una polémica licencia solicitada al Tribunal Superior de Justicia. Pero las querencias son las querencias, y aun con la inseguridad en niveles hace muchos años no vistos en Baja California, y con mil 403 ejecutados tan solo en lo que va de 2017, y ni uno de los 25 objetivos principales con una orden de aprehensión en el Estado ante el deficiente o nulo trabajo del Ministerio Público que encabeza la señora Ibarra, el jueves 31 de agosto abandonó su ya de por sí desatendida responsabilidad en la Procuraduría, para hacerla de cabildera en el Congreso del Estado. Ese día, los diputados discutían para elegir a un magistrado, de una lista de seis candidatos presentada por el Consejo de la Judicatura, para integrarse al Tribunal Superior de Baja California. De la mano de Loreto Quintero, quien también dejó de lado su trabajo en Oficialía Mayor, y en colaboración con la magistrada María Esther Rentería, Perla Ibarra se puso a intentar convencer a los legisladores locales que la “buena” para magistrada es la juez Columba Amador, por cierto, aprobada en la segunda convocatoria por ligerezas del Consejo de la Caricatura (perdón, de la Judicatura). Ahora sí que a Baja California llevándosela la inseguridad, pero la procuradora cabildeando para “meter” una magistrada al Poder Judicial, después de -así lo presumieron- obedecer “la línea del gobernador”. Puff.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio