Analizan moratoria para frenar edificaciones verticales a exigencia de residentes y empresarios

Foto: Ramón T. Blanco Villalón.- Edificaciones verticales podrían colapsar servicios
 
Ezenario Lunes, 25 Septiembre, 2017 12:00 PM

Ante la inconformidad generalizada de residentes y la advertencia de los propios constructores, en relación a que la infraestructura de servicios no está diseñada para edificaciones verticales, el gobierno de Tijuana analiza la posibilidad de decretar una moratoria para suspender, en un polígono de ocho colonias, la autorización de este tipo de proyectos.

La moratoria, en análisis de la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras y Servicios Públicos, que preside Myrna González Medina, se basa en la propuesta presentada en agosto, al alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro, por diversos organismos empresariales de la localidad, entre ellos, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción -CMIC- de Tijuana, a cargo de César Romeo Sauceda.

Los empresarios consideran que el crecimiento urbano no es compatible con la infraestructura de servicios, como agua potable y drenaje, ni con la cantidad y tipo de vialidades que se disponen en asentamientos con mayor densidad, como: Jardines de Chapultepec Novena Sección, Privada Catalana, Residencial Cataviña, Rancho El Grande, San Jerónimo, Jardines de Chapultepec Sureste, Lomas de Agua Caliente Quinta y Sexta Sección.

Por esta razón, se demandó al municipio que se realizara un análisis del estado que guarda la infraestructura de servicios en zonas de naturaleza residencial y en donde, en los últimos años, se han expandido edificaciones verticales.

Ante ello, la administración municipal contempla someter a aprobación del Cabildo, el establecer una moratoria en una extensión de 133.4 hectáreas de la Zona Centro, en donde se ubican las ocho colonias enumeradas.

La duración de la moratoria dependerá del tiempo que dure el análisis que el Instituto de Planeación municipal y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología -SDUE- llevarán a cabo para un ordenamiento territorial que permita redefinir la infraestructura de servicios que se pueda mejorar, estudio que podría extenderse hasta mayo de 2018, consideró Ricardo Lomelín Clapera. El Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de Tijuana -PDUCPT- también será actualizado en ese lapso.

El secretario de SDUE anotó que esto no se trata de frenar el crecimiento vertical, sino de que esta modalidad de edificación se dé en forma razonada.

El funcionario aclaró que la medida no es retroactiva, por lo que las 52 construcciones que se encuentran en proceso dentro del municipio, no se frenarán; de esa cantidad, 24 corresponde a edificios verticales, 13 de los cuales fueron autorizados en la administración de Jorge Astiazarán y 11 en lo que va del gobierno de Juan Manuel Gastélum.

De las 24 licencias liberadas para edificaciones verticales, dos corresponden a proyectos desarrollados en el polígono en el que se prevé aplicar la moratoria: Nivel 10 y Adamant.

No obstante, el titular de la SDUE se comprometió a realizar un estudio sobre la forma en que se obtuvieron dichas anuencias, toda vez que en varios casos, los vecinos reclamaron no haber sido tomados en cuenta, cuando es uno de los requisitos que el desarrollador debe cumplir para obtener los permisos de construcción.

Abundó que actualmente, 34 solicitudes de construcción se encuentran en proceso, mismas que serán liberadas de acuerdo a los resultados del estudio de densificación y capacidad de carga que se proyecta ejecutar, una vez que el plan sea aprobado por el pleno del Cabildo.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio