Cuaresma en decadencia


 
Cartaz Lunes, 12 Junio, 2017 12:00 PM

Apenas en diciembre celebramos el nacimiento del Niño Jesús en el pesebre y ya dio inició la pasión, crueldad y muerte de Jesús, Semana Santa. Pasó el Miércoles de Ceniza y las iglesias católicas lucieron vacías. Se ha ido perdiendo la fe y creencia en la doctrina y religión nacida bajo el estandarte del catolicismo, por un sinnúmero de causas que agobian la vida cotidiana.

Si no hay fe, creencia, autenticidad, constancia; amor, doctrina, serenidad y valor, no hay nada. Todo tiene una descendencia y origen. Cierto que hay ya muchas religiones y lugares de culto y adoración diferentes a la católica y a la fundada por Jesús. La falta de fe y el poco valor que se le da a la enseñanza de Cristo en la iglesia del Vaticano, causan abandono y cambio hacia otras organizaciones cristianas. La ignorancia hace que muchos abandonen la fe católica. No se necesita cambiar de religión para ser buen cristiano y tratar de vivir como lo mandan los Diez Mandamientos de la iglesia católica.

Por ello, en esta cuaresma se ve poca concurrencia y manifestación de feligreses en la toma de ceniza, pues tales fieles fueron infieles a su doctrina y cambiaron de pastor, iglesia y fe. Ahora reciben enseñanzas manipuladas, donde la Biblia tiene menos libros o a veces más libros y demás añadidos que son condenables.

La falla de un pastor o guía de la iglesia católica no debe ser causa o pretexto para que un creyente o militante de la fe fundada por Jesús, haga abandonar tal fe en la iglesia y deje de acudir y creer en que sí hay un Dios y existe.

Creo que de mucho pueblo que era, ya no es y abandona para siempre su fe que profesó; cambia de “aires” y hasta se cree más protegido y con más verdad aun sabiendo que la fe, creencia, verdad, etc., está en uno y tomarla con fuerza como propia, también salva. La cuaresma está en decadencia por sus fieles que se van y abandonan la fe. De fe, solo quedan los auténticos y los de fe grande hasta la muerte. Bautismo solo vale uno. Así como nada más hay un Cristo y Salvador. Así debía ser, una sola fe que da inicio con el Miércoles de Ceniza, que se va perdiendo. La puerta es angosta, apurémonos los de la fe.

 

Leopoldo Durán Ramírez

Tijuana, B. C.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio