Violando estatutos, Barrales regresa al Senado y continúa como presidente del PRD


 
Nacional Jueves, 23 Marzo, 2017 11:04 AM

La presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales Magdaleno, dio a conocer que, “con el fin de contribuir a la unidad y a los trabajos” de su grupo parlamentario en la Cámara Alta, informó al presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero Morales, su decisión de reincorporarse al Senado de la República.

“Con fundamento en el numeral 2 del artículo 14 del Reglamento del Senado de la República, me permito informarle mi reincorporación al ejercicio del cargo de Senadora de la República a partir del 22 de marzo de 2017″, señaló Barrales en una carta.

Lo anterior, para efectos de que se tome la nota correspondiente, se notifique a mi suplente y se haga del conocimiento del pleno en la sesión ordinaria del jueves 23 de marzo del 2017”, y firmó Barrales, cuya suplente es Martha Angélica Tagle Martínez, senadora militante del Movimiento Ciudadano (MC), que no trabaja con el grupo parlamentario del PRD.

“Mi determinación tiene como único propósito fortalecer al PRD e incidir en la solución de los graves problemas del país”, manifestó a través de un comunicado de prensa, en el que afirmó, también, que no existe ningún impedimento para que regrese al Senado, continuando, además, en la presidencia de su partido.

Barrales pidió licencia al Senado el 22 de julio de 2015, para integrarse a la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa en la Secretaría de Educación de la Ciudad de México, y posteriormente buscó la dirigencia nacional de su partido.

De acuerdo con los estatutos del PRD, en su artículo 109, “no se podrán desempeñar de manera simultanea dos cargos ejecutivos dentro del partido en ningún ámbito”. En el artículo 110 añade que “los integrantes de las mesas directivas de los consejos del partido no podrán ser miembros simultáneamente de las correspondientes direcciones, pero quien ocupe el cargo de presidente del Consejo asistirá a las reuniones del Comité Ejecutivo respectivo con derecho de voz”.

Y en el artículo 111 “no podrán ocupar la presidencia, ni la secretaría general, ni ser parte del Comité Ejecutivo Nacional o Comité Estatal o Municipal aquellas personas que tengan un cargo de elección popular o en mandos superiores de la administración pública, salvo que soliciten la licencia respectiva”.

El senador Miguel Barbosa Huerta, ex coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD) en la Cámara Alta, afirmó que el retorno de Barrales a su curul será “por tan sólo unas horas”, para votar su al nuevo líder perredista en el Senado, que en la actualidad es Raúl Morón Orozco.

Según afirma Barbosa, la tarde este jueves fue convocada una sesión de la fracción para elegir al nuevo coordinador perredista, violando los estatutos, ya que esta elección debió ser convocada con al menos 48 horas de antelación.

El legislador, que en fechas recientes otorgó su apoyo a Andrés Manuel López Obrador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), advirtió que esta acción viola el estatuto del PRD, en el que se indica que Barrales no puede fungir como presidenta del partido y a la vez tener un escaño en el Senado de la República.

Barbosa Huerta consideró que la intención de Barrales de regresar a su escaño en el Senado, es convertir a Dolores Padierna Luna en la nueva coordinadora perredista en la Cámara Alta. Asimismo, lamentó la actuación de la presidenta nacional de su partido, que, dijo, no se fijó en la violación de la norma interna del PRD para seguir avanzando en sus intenciones.

Esta semana se conoció que Barrales era propietaria de un departamento de lujo en Miami, Florida, Estados Unidos, valuado en casi un millón de dólares, a lo que la presidenta del PRD respondió que lo adquirió a través de una empresa transportista, de la cual es única propietaria, con el fin de conseguir más fácilmente el crédito bancario para adquirirlo.

Pero, Barrales amagó con demandar al medio que dio a conocer la noticia, la cadena Univisión junto al periodista Julio Roa, acusándolos de dolo en el manejo de la información. También acusó, sin decir su nombre, a Miguel Barbosa por haber filtrado la información desde el Senado.

No obstante, el ex coordinador del PRD en el Senado rechazó haber sido él quien filtró la información sobre el departamento que posee Alejandra Barrales en Miami y advirtió un intento de la dirigencia del partido por desviar la atención sobre dicho tema.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio