Sigue toma de la Primaria Ramón López Velarde, 450 alumnos sin clases

Fotos: Isabel Mercado
 
Destacados Miércoles, 15 Marzo, 2017 12:21 PM

Por temor de que una barda y parte del piso del plantel colapse, padres de familia de la  Primaria Ramón López Velarde, ubicada en la colonia Camino Verde de Tijuana, continúan con la toma de la escuela, luego de que el lunes 13 de marzo Protección Civil colocara engomados amarillos para advertir del riesgo.

Desde entonces, los  450 alumnos divididos en los 16 grupos que conforman ambos turnos del centro educativo no han vuelto a tener clases, decisión que tomaron los propios padres de familia como medida preventiva.

Ante la presión, autoridades educativas aprobaron ya liberar recursos para rehabilitar el plantel, por lo que hoy acudió personal del Instituto para la Infraestructura Educativa del Estado –INIFE-, acompañado de un contratista, para valorar el daño e iniciar de inmediato con las obras de reparación, reportó la delegación Tijuana del Sistema Educativo Estatal –SEE-.

450 alumnos sin clases.

Hasta no realizarse la rehabilitación, los padres de familia prefirieron mantener alejados a sus hijos del área de riesgo, “la escuela es insegura en estas condiciones, aunque el área afectada fue acordonada el colapso de la barda es inminente, las cintas amarillas no impiden que los niños puedan ingresar en ella, ya sea por ir por una pelota o por simple curiosidad”, expuso Miguel Romero, en representación de los padres de familia.

Del estado que guarda el plantel, Miguel Romero observó que no es algo nuevo, si bien es cierto la inclinación de la barda y el boquete que abrió una banqueta se registraron hace 3 semanas, derivado de la humedad generada por las últimas lluvias, el deslizamiento de piso y cerco perimetral de la escuela ya había sido detectado desde hace un año.

Explicó que ante la posibilidad de que el entonces diputado Mario Osuna les gestionara un recurso para la ampliación de una cancha, se realizó un estudio el cual arrojó que el área no era apta para construcción, porque en cualquier momento podía desplomarse; edificar ahí era riesgoso, porque el deslizamiento se podría acelerar.

La toma del plantel inició el lunes 13 de marzo.

Entonces directivos y padres de familia recurrieron a las autoridades del Sistema Educativo Estatal –SEE- para darles el resultado del análisis y requerir el apoyo para la realización de acciones que dieran seguridad a la estructura del plantel. No hubo respuesta.

En esta ocasión, al abrirse el piso que prácticamente sostiene la barda, “preferimos tomar la escuela, como medida de seguridad y para presionar a las autoridades de que solucionen el problema”, agregó la señora Leticia López.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio