Rompen ministeriales con procurador

FOTOS: cortesia.- Agentes Ministeriales sostuvieron una reunión con el Procurador donde rompieron toda relación por la pasividad en atender la doble ejecución de policías
 
Edición Impresa Martes, 7 Marzo, 2017 12:00 PM

A raíz de la ejecución de dos agentes

en San José del Cabo, acusan a

Erasmo Palemón Alamilla de actuar

con lentitud y tibieza. Para

autoridades de Seguridad Pública,  

en particular para el selecto grupo

interinstitucional que encabeza

Álvaro de la Peña Angulo, el blanco

son las Fuerzas Especiales Dámaso

“Ahorita la cacería es en contra de las FED (Fuerzas Especiales Dámaso), desde la ejecución de los compañeros, tanto la Ministerial como los contras (Los Chapitos y Cártel Jalisco Nueva Generación) se les vinieron encima, están siendo muy cuidadosos pero poco a poco les están cerrando filas, ya ves ‘El Flaco’, lo atoraron, eso es lo que tenía que pasar, pero lamentablemente se tardaron en responder”, confió un agente del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en Baja California Sur.

Desde la ejecución de dos agentes de la Policía Ministerial adscritos al Departamento de Homicidios en San José del Cabo, ocurrida el 21 de febrero, el blanco para autoridades de Seguridad Pública, en particular para el selecto grupo interinstitucional que encabeza el secretario general de Gobierno, Álvaro de la Peña Angulo, son las FED que, de acuerdo a los últimos reportes de seguridad nacional, “ha sido expulsado en cierta medida del Cártel de Sinaloa” que encabezaba Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El enfrentamiento entre la línea de seguridad y la delincuencia se dio en la colonia Santa Rosa Fundador en San José del Cabo, en Los Cabos.

“Iba saliendo, siempre ño  (sic)…”, “Vale vrg (sic)  así…”, “Puros pinches pedos…”, “¿Todavía? No mames, se agarraron con los policías…”, fueron algunos clamores ciudadanos al rigor de las metralletas.

Procurador General de Justicia del Estado, Erasmo Palemon Alamilla Villeda, ha resentido el enojode Policias Ministerales por la falta de atencion a la muerte de dos oficiales en San Bernabe, en SJC

Según el reporte oficial, cerca de las tres de la tarde del viernes 24 de febrero se registró un fuerte enfrentamiento entre agentes de la Policía Ministerial y sicarios de las FED; los agentes circulaban por Avenida La Paz en la colonia Santa Rosa Fundador, sitio en el que conocían como zona de control por parte de “Los Dámaso”, por lo cual se adentró el contingente que se concentró en la zona sur de Baja California Sur, para en cierta medida “buscar venganza por la atrocidad que hicieron contra las insignias”, comentó un agente.

Los policías marcaron el paso a una camioneta que circulaba por la avenida, la cual hizo caso omiso y,  contrario a lo esperado, los sicarios abrieron fuego en contra de los ministeriales, lo que llevó a repeler la agresión hasta llegar a una casa de seguridad donde se resguardaron. Fuera de la vivienda podía leerse Minisúper Molino en la fachada, y en una segunda planta,  Despacho Jurídico MAOC & Palacios.

Después de varios minutos de enfrentamiento, aunque de acuerdo con un agente que participó, “parecía que este bato estaba haciendo tiempo para algo, lo que nos imaginamos y que no quiso soltar, es que este güey solo era un distractor, nosotros le hicimos frente a él y los que estaban del otro lado, ahí donde se metió le encontramos algo que nos da a pensar que no era él solo”.

El detenido fue identificado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) como “El Flaco”, de 34 años de edad, originario del Estado de Sinaloa y presunto miembro de la célula de “Los Dámaso”; con anterioridad se le vio activo principalmente en La Paz, operando al lado de Melissa Margarita Calderón Ojeda “La China”, presunta jefa de sicarios al servicio de las FED, detenida el 19 de septiembre de 2015 en un aeródromo de Cabo San Lucas cuando se disponía a abandonar la entidad al ser perseguida por autoridades y contras del cártel. Fue puesta a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y trasladada a un penal en el interior del país.

Al apodado “El Flaco” se le encontró en posesión de:

* 149 envoltorios de vegetal verde y seco, con las características de la marihuana.

* 54 envoltorios de sustancia granulada y cristalina, con las características de la droga conocida como cristal.

* Seis armas largas.

* Tres armas cortas.

* Diversos cargadores abastecidos y cartuchos útiles.

Pero ahí no termina el hallazgo de los agentes de investigación. “En una hipótesis que tenemos, esa persona que encontramos muerta cerca del arroyo, podría tratarse de uno de los compañeros del ‘Flaco’ estaba en avanzado estado de descomposición, pero no tenía tanto como parece, lo que sí se puede especular y sin miedo a equivocarme, es que estaba muy visible para las autoridades y lo chingaron antes de que cayera en manos equivocadas o de la Ley, y le hiciera más daño a la organización”, afirmó la fuente.

Según la PGJE, la casa donde fue detenido “El Flaco” ya era visible, por lo que “para dar cumplimiento a denuncias anónimas, actos de investigación relacionados a homicidios dolosos y cumplimentar órdenes de aprehensión, al circular por calles de la colonia de referencia, fueron agredidos por un civil que detonó su arma de fuego contra ellos”, lo que hizo que se diera la detención.

El cuerpo del supuesto “amigo” del detenido, el cual se presume está vinculado a la organización de las FED, fue localizado en el arroyo del vado Santa Rosa, rumbo al arroyo de La Playita. El occiso sigue en calidad de desconocido.

Este es el primer enfrentamiento desde que “la sentencia ha sido firmada” entre los agentes ministeriales y “Los Dámaso” tras la caída de dos policías. Sus compañeros aseguran que recibieron la espalda de los altos mandos y ahora están rompiendo esquemas para actuar como se debió hacer desde un inicio.

“Los ex minis (ministeriales) están bien escondidos, la gente de ellos está vendiendo a la sorda, están bien clavados, solo salen camuflados y se vuelven a encerrar”, expresó la fuente, tras señalar que las FED están siendo cazadas tal como lo hicieron con sus presas, por lo que ahora “es cuestión de tiempo”.
SIGUE PELEA DE LOS CABOS

En comparación a enero de 2016 y del presente año, existe una gran diferencia en cuanto a los números de ejecutados.

Según Semáforo Delictivo, Baja California Sur y en particular Los Cabos tuvo un notable incremento de incidencia de homicidios que tiene que ver con el crimen organizado: en 2016 se tuvieron tres ejecuciones, mientras que en enero de 2017 hubo 28 con carpeta de investigación o denuncia; aunque acorde con el registro de ZETA, son 32 personas ejecutadas en Los Cabos, lo cual lo sitúa como uno de los municipio donde hay mayor crecimiento de la violencia en los últimos meses.

El Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública Nacional da a conocer que se tiene un registro de 55 homicidios dolosos en enero de 2017, sin embargo, en el recuento de ZETA hay 51 ejecutados por el crimen organizado.

Solo en el mes de febrero, se estiman al menos 30 personas ejecutadas en el municipio cabeño, la cifra puede variar según los “muertos extraoficiales”, aquellos que no han sido reclamados y que a la fecha siguen en la morgue.

Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer que BCS es el segundo lugar con más policías reprobados

“Tenemos saturada la morgue, son personas que no han sido reclamadas, incluso se notificó el apoyo a La Paz, pero solo vinieron por dos cuerpos y todo tiene que ver con el aumento de muertos por ejecución en los últimos dos meses”, denunció un miembro de la Policía Ministerial en San José del Cabo.

Lo que parecía un simple “reacomodo”, como pregonaron las autoridades, se ha convertido en la peor masacre en la historia de Los Cabos, ya que “pareciera que las autoridades de gobierno están esperando a que haya un arreglo o termine la pugna entre grupos para que cese el fuego y haya esa ‘paz’ que mencionan”, externó un agente de inteligencia militar.

Se sabe que ante la alianza entre células de Jalisco y lo restante de los Arellano Félix, Cártel Jalisco Nueva Generación o Cártel Tijuana Nueva Generación mantiene el control de Cabo San Lucas y un poco de territorio de San José del Cabo, tras los últimos eventos donde se han podido constatar ataques en contra de células rivales.

Por otro lado está Sinaloa, a través de los recién confirmados “Los Chapitos”, al servicio de los hijos de Guzmán Loera, Iván Archivaldo y Alfredo; destaca también la célula expulsada de “Los Dámaso”. Estos dos últimos grupos se disputan principalmente la zona de San José del Cabo, territorio dominado por el Cártel de Sinaloa por años.

Como las FED “se echaron en cierta medida la soga al cuello, por la muerte de los policías, son ellos los que están siendo cazados”, confirmó la fuente militar.

La intención de los agentes ministeriales concentrados en Los Cabos es que “los quieren atorar antes de que los maten, porque así van a poder librar posiciones de más miembros que ya son una amenaza para la corporación”.

Un claro ejemplo de la cacería librada no solo por policías, sino por grupos rivales, quedó de manifiesto en la colonia El Zacatal en San José del Cabo, el hecho se registró a las once de la mañana del lunes 27 de febrero, en el interior de un yonke conocido como “Santa Ana”, presunta vivienda ocupada por narcomenudistas al servicio de “Los Dámaso”.

“Eran negocios establecidos de primera por el Cártel de Sinaloa, pero quedaron con gente de Dámaso y la competencia aprovechó. La duda que tenemos es si eran chapulines o no, pero gente que es buscada sí se tenía conocimiento”, expresó el elemento de inteligencia.

Al cierre de esta edición, la disputa en Los Cabos ha dejado 62 personas ejecutadas por el crimen organizado en lo que va de 2017, y el problema parece ser aún mayor no solo entre las células rivales, sino al interior de la PGJE,  donde los mandos superiores “han dado la espalda”, reiteraron agentes a ZETA.

Los comentarios fueron vertidos a este Semanario durante refriegas presentadas en La Paz, y evidencian hartazgo en contra del procurador Erasmo Palemón Alamilla Villeda.
LA RUPTURA

El viernes 24 de febrero, el código rojo estuvo vigente todo el día en el Estado, primero en Los Cabos, pero La Paz no se quedó atrás. En las calles Nayarit, Licenciado Verdad y Marcelo Rubio fue levantado José Luis Zermeño, de 35 años de edad. “Se lo llevaron unos sujetos a bordo de una camioneta roja, marca Santa Fe”, indica el reporte.

En el sitio quedó un menor de edad dentro de un carro.

Horas más tarde, en el arroyo El Calandrio, fue localizado con un tiro en la nuca, el cual le provocó la muerte momentos después de ser trasladado al hospital. En las indagatorias, miembros del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública afirman que ahí también se localizó a otro hombre, “al parecer lo levantaron y lo hicieron entregar a más ‘puchas’, una vez hecho esto, fue ejecutado junto con uno de los que había puesto”.

Al conversar con uno de los agentes de investigación que acudió al sitio, destacó: “Esto que pasa aquí no es nada, aquí ya son solo unos cuantos, el movimiento real lo tenemos en San José del Cabo, allá nos están dejando trabajo de al menos uno por día”.

Cuestionado respecto a cómo se está moviendo la situación al interior, reconoció: “No sabemos cómo las cabezas estén trabajando, pero en el camino ya se llevaron a dos de nuestros compañeros, eso es lo preocupante, porque traemos las líneas de investigación pero por una u otra razón, cambia de rumbo todo; debemos seguir investigando y queremos atorarlos, pero parece que está forzada la Procuraduría, y mejor ni nos metemos”.

Otro de los hechos relevantes fue la ejecución, el miércoles 1 de marzo, de Teresita de Jesús González Morales, de 54 años, en Ampliación El Centenario en la capital. Tenía antecedentes por robo a negocio.

Según testigos, por la calle 19, a la altura de Palo Fierro una camioneta estaba estacionada  con el cofre levantado, la víctima se acerca a su unidad, al parecer le solicitaron ayuda y, al detener la marcha, fue agredida por cuatro disparos de arma de fuego.

“Es notorio que la víctima se detuvo de buena fe sin saber qué ocurría, todavía estaba el carro encendido, con cambio y el cuerpo detenía el freno de la unidad”.

En el auto, un Toyota Camry blanco de reciente modelo, se incrustó un impacto de bala en vidrio frontal. Asimismo, había manchas de sangre y por lo menos cuatro casquillos percutidos, dos afuera y dos dentro del vehículo.

“Está bajo investigación este caso, por si tiene relación con el caso de Zermeño y esta mujer, porque no la teníamos en visor, puede que haya sido puesta o dada su ubicación pues, por este joven”, agregó.

Aquí fue confirmado un mensaje emitido a los medios de comunicación, en el cual señalan al procurador por su inoperancia y pasmado actuar contra los asesinos de policías en Los Cabos.

“Ya está cansada la raza, platicaron con el procurador y en la reunión que sostuvimos, no nos sostenía la mirada, fue cuando se le hicieron los cuestionamientos, del por qué no dejaba ir a la raza a investigar a Los Cabos y detener a los responsables, su respuesta fue que se quieren ir a pasear, eso les molestó mucho y le dijeron sus verdades, que si con quién estaba trabajando, a quién le había agarrado lana y ¡pum!, se encabronó y salió de la reunión. La raza se fue a Los Cabos, ahora sí que como dicen sin permiso, pero a cumplir nuestro deber, se los debemos, ellos fueron entregados”, afirmó un miembro del Grupo de Coordinación.

Agentes ministeriales permanecen en escenas del crimen a modo de presión a Servicios Periciales que hacen el levantamiento de las pruebas del delito

Parte del mensaje dado a conocer, y que muestra un claro descontento por las políticas de acción de Alamilla Villeda, señalan que fue pasivo ante el ataque directo a los agentes ministeriales que murieron cumpliendo el deber.

La ruptura entre la cabeza de la institución y los brazos de la misma fue muy clara, a tal grado que la indiferencia de la autoridad fue evadida y ganaron las ganas de trabajar contra los agresores de sus compañeros, los cuales quedaron en medio de una lucha por el control de la plaza en Los Cabos.

“Toda la corporación Ministerial e inclusive Ministerio Público, peritos, están muy indignados y enojados con el procurador, porque no estaba de acuerdo con dicho homenaje, cabe hacer mención que minutos después del lamentable hecho de los compañeros, se esperó una reacción enérgica de parte del procurador y su reacción fue pasiva, indiferente y arbitraria, ya que en ningún momento convocó a una reunión ni ordenó que apoyaran en las investigaciones; únicamente solicitó los expedientes de los policías acaecidos”, lamentaron.

Lo que habían mencionado oficiales a ZETA en diversos eventos, sobre un encuentro entre el mando y los oficiales, se hizo presente, las mismas palabras inscritas y los comentarios dieron pie a confirmar el encuentro, ahora es sabido que hay puerta cerrada entre ambos grupos, el de mandos y oficiales, por presunción de contubernio con miembros del crimen organizado.

“Acudiendo el procurador a la oficina de la Policía Ministerial donde muy a su disgusto y no ocultando su malestar, escuchó a los ministeriales, quienes le solicitaban que se actuara, que actuara, que iniciara las investigaciones de los homicidios de sus compañeros, queriendo en todo momento el procurador disuadirlos de tal acción”, pero la conversación subió de tono.

“De la plática pasaron a los gritos”, ya que según el texto enviado, el procurador dijo que él era el único que podía gritar e insultar (con otras palabras), contestando los ministeriales que también sabían insultar y que si no les autorizaba la salida para Los Cabos, se iban a ir sin su permiso; el funcionario no autorizó la salida porque nomás iban a pasear.

Ante los hechos de inseguridad registrados principalmente en La Paz y Los Cabos, lo que menos hace falta es dividir esfuerzos, ya que la ruptura solo generará mayor inestabilidad e intranquilidad para los ciudadanos, lo que hace pensar que en manos del crimen, dejan el cese al fuego o continuar con la masacre.

 

AUMENTA DESCONFIANZA A LA PAR DE INSEGURIDAD

La creciente en inseguridad que priva a toda Baja California Sur, es la principal preocupación de la ciudadanía, ya que los hechos violentos les mantienen en constante alerta, lo cual desvía la atención de los cuerpos de seguridad.

Solo durante enero de 2017 se tiene registro de 51 personas ejecutadas al estilo del crimen organizado contra siete de 2016; en el mes de febrero se contabilizan 41 de este año, contra cuatro en 2016. Situación que preocupa, porque al aumentar la violencia, aumentan los delitos del orden común, como son robos a casa habitación, robo con violencia, de vehículo, a negocio y otros más.

De acuerdo al Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública Nacional, en el primer mes del año se tuvo registro de 92 robos con violencia y 913 sin ésta; resaltan 287 robos a casa habitación, es decir, más de nueve robos a viviendas diarios; casi cinco vehículos robados al día. En suma, 32 robos al día en todas sus modalidades, algo así como 1.35 robos por hora, lo cual es verdaderamente alarmante.

En enero de 2016, la cifra fue menor, registrando 875 robos en comparación a mil 5 robos perpetrados en 2017, esto es, 130 robos más que el año pasado. Tal ha sido el índice de criminalidad, que algunas zonas ya son presa fácil de la delincuencia, y ante complicidad de las autoridades, miembros de la comunidad extranjera que habita Ampliación El Centenario, Lomas del Centenario y Comitán en La Paz, unieron fuerzas para exigir mayor vigilancia, al ser víctimas constantes de robo y tras la ejecución de la esposa de uno de los miembros de la comunidad.

“En esta zona desde hace semanas, hace dos o tres meses, se han desencadenado los robos, casi a diario hay un robo o un intento de robo, se remató con el asesinato de la esposa de un americano de la calle 19”, denunció Víctor Martínez de Escobar, comerciante de la zona.

Así como ocurrió este asesinato a sangre fría, han sido varios cometidos contra pobladores de los alrededores, incluso se habla de gran presencia de armas de fuego y estupefacientes en la zona, ya que constantemente se ven vehículos con gente sospechosa armada, lo cual genera incertidumbre y al hacer el llamado a los cuerpos de seguridad, la atención es retardada.

Los Cabos es el principal escenario de violencia, el ataque va dirigido principalmente contra FED quienes arremetieron contra dos Policias Ministeriales

Al cierre de esta edición, un hombre fue ejecutado y otro más lesionado por disparos de arma de fuego en Chametla, a unos kilómetros del Centenario; de acuerdo a las primeras indagatorias, los agredidos a balazos son conocidos por múltiples robos en la zona, así como en El Centenario, Ampliación El Centenario, El Comitán y Lomas del Centenario; además, podrían ser narcomenudistas, parte de los entregados por “El Zermeño”, ejecutado el 24 de febrero.

El fallecido respondía al nombre de Armando Ceseña Soriano “El Fiero”, y resultó herido Eduardo Ceseña Soriano  “El Lalo”, “ambos junto con su hermana, son problemáticos y era obvio que algún día llegarían por ellos por chapulinear”, expresó una fuente.

“La comunidad extranjera está muy preocupada porque eligieron La Paz para venir a vivir, precisamente porque era la ciudad más tranquila del país, y ahora resulta que es una de las más peligrosas, estamos hablando de un robo o un intento de robo a diario, en esta zona de El Centenario y El Comitán”, agregó el comerciante consultado.

Uno de los principales temores de la ciudadanía es la vinculación de agentes de Seguridad Pública con miembros del crimen organizado, incluso el Ayuntamiento de La Paz ha liquidado a mandos de la corporación municipal, pero hay elementos reprobados que no han podido ser dados de baja por falta de recursos.

“Estamos reforzando la vigilancia en la zona con dos patrullas. Se cumplió con recursos propios para liquidar a los mandos que fueron retirados, pero para lo que sí ocuparemos recursos es para cubrir la liquidación de policías reprobados, aún en evaluación, y ya que se tenga el dato lo daremos a conocer”, declaró Isidro Ibarra Morales, secretario general del Ayuntamiento de La Paz.

Tal es la desconfianza que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública da la razón a la población de Baja California Sur, ya que la entidad está dentro de los nueve Estados del país con menor porcentaje de policías con vigencia de aprobación en los Centros de Evaluación y Control y Confianza; además, es segundo lugar nacional con mayor porcentaje de agentes reprobados en Control y Confianza.

Los más reprobados son los agentes municipales, con el 41% de evaluados con mala calificación, le siguen Custodios y agentes de la PGJE, ya sean policías ministeriales, ministerios públicos y demás con 39%; concluyendo con agentes estatales, 22% reprobados. Esto deja en claro que el 38% de los elementos evaluados reprobó, es decir, de 3 mil 281 policías evaluados, mil 246 agentes de seguridad en el Estado no son aptos para continuar defendiendo a la población.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio