No habrá paro: gasolineros de Tijuana

Foto: archivo
 
Destacados Domingo, 26 Marzo, 2017 03:43 PM

Las gasolineras de Tijuana no pararán el jueves 30 de marzo entre las 08:00 y las 14:00 horas, a pesar de que así lo señaló Pablo González Córdova, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS), que anunció que el paro se realizaría para protestar contra el gobierno, ya que éste pretende cobrar a los empresarios del sector el costo de la certificación y de los estudios de calidad del combustible, lo que afectaría sus recursos y redundaría en la necesidad de aumentar aun más el costo del combustible . El paro de actividades tendría lugar en 500 estaciones de servicio en Baja California y Sonora.

Sin embargo, el tiitular de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina en Tijuana (APEGT), José Luis Noriega Guzmán, negó que dicho paro se realizará, ya que la organización que preside no comparte la postura de AMEGAS, e incluso considera que detener el flujo de combustible durante seis horas en día hábil afectaría a los clientes, que son los menos culpables de las acciones ejercidas por la administración encabezada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

En entrevista con ZETA, el líder gasolinero tijuanense lamentó que la autoridad, principalmente la Comisión Reguladora de Energía (CRE), “ha estado fincando una serie de pagos de derechos, y esos pagos están siendo muy altos”, como esos costos de certificación, que González Córdova apuntaló en 400 mil pesos anuales, dañando a los empresarios gasolineros independientes, es decir, a los pequeños y medianos distribuidores. Por otro lado, calificó de “desafortunado” que la Federación pretenda ejercer la liberación de los precios de la gasolina en el país a partir del viernes 31 de marzo – razón por la que se pensó el paro – pese a que en este momento exista un sólo proveedor.

Es decir, consideran ilógico que se libere el precio cuando no hay competencia – hasta el momento – de Petróleos Mexicanos (PEMEX) como proveedor del combustible. Además, condenó que mientras que el tipo de cambio se ha reducido hasta un 15 por ciento las últimas semanas, – ya cotiza por debajo de los 18 pesos – la gasolina no reduzca su precio de acuerdo a disposición de la CRE.

“El tipo de cambio ha bajado cuatro pesos y la gasolina baja un centavo, baja uno y sube dos”, dijo Noriega Guzmán, para referirse a que los factores externos que en su momento Peña Nieto considerará como la razón fundamental del aumento de la gasolina no se estén respetando cuando se trata de reducir el precio. Por otro lado, el empresario se deslindó de AMEGAS, bajo el argumento de que los gasolineros de Tijuana no están alineados ni subordinados a dicha empresa nacional.

Pese a que no existe unidad en el sector gasolinero para enfrentar el gobierno en busca de beneficios para el consumidor final de la gasolina, Noriega Guzmán apuntó que sí existe una mesa de trabajo, donde no hay un liderazgo, pero sí nos sentamos a revisar todos los temas, las acciones que podemos llevar a cabo como sector en Baja California, no hay un frente con un liderazgo, no es algo que se necesita porque nosotros cuando menos una vez al mes sesionamos y unificamos criterios”.

Lo que sigue para esa mesa de trabajo es seguir adelante con los amparos presentados contra la estructuración del precio, para regresar a la homologación de los costos finales de la gasolina y el diésel tal y como estos son en California, Estados Unidos. Si esa situación no se da, podría haber desempleo en las estaciones, porque para mejorar sus finanzas, los empresarios podrían despedir personal despachador.

Gasolineros desunidos y “tibios”, dice ex presidente de APEGT

Alejandro Borja Robles, ex presidente y consejero de la APEGT fue más contundente: “las condiciones no están dadas para que haya liberación de precios porque hay un sólo proveedor – PEMEX -, no hay una competencia real”. También aseveró que con las disposiciones de la Reforma Energética “están pidiendo que el gasolinero absorba todos los gastos” de certificación, lo que lo obligaría a subir el precio de la gasolina. Actualmente, los estudios de calidad de la gasolina y su correspondiente certificación corren a cargo de PEMEX, por lo que las modificaciones a la normatividad restan responsabilidades al gobierno.

Asimismo, declaró que habría que cuestionar al gobierno sobre las empresas autorizadas para el negocio de la certificación, ya que podría haber un conflicto de interés adjunto a las nuevas reglamentaciones. Cabe destacar que esa certificación está orientada a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 016, que tiene que ver exclusivamente con la calidad de la gasolina.

Cuando este semanario buscó una respuesta de Borja Robles, éste sí se manifestó a favor de un paro, y declaró que los consumidores comprenderían que esa acción y la apoyarían, aun en contra de su sucesor, que considera que las afectaciones generarían la molestia de los clientes:

“Hay acciones que se tienen que tomar, porque el gobierno sólo entiende de esa manera. Pero no pudiera ser efectivo porque son los menos los que estarían de acuerdo. Los gasolineros estamos muy tibios respecto a las acciones que está tomando el gobierno”, anotó.

Por otro lado, Borja Robles admitió “que la realidad es que el sector gasolinero se encuentra desunido, por más que quisiéramos que fuera diferente, yo creo que la mayoría no estaría de acuerdo, porque no tendría la información completa. Hace falta información real, un objetivo, los tiempos, yo siento que ya está a la vuelta de la esquina esta liberación de los precios. Debería haber más unión al gasolineros”.

Sin embargo, debido a la presencia de intereses particulares de cada empresario y/o organización se ha afectado que se pueda generar un amplio frente contra las disposiciones gubernamentales que afectan tanto a los empresarios que se encargan de distribuir la gasolina, como a quienes la compran a precios altos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio