Magistrados de BC como reyes: sueldazos, camionetas, gasolina, celulares…

FOTOS: Agustin Reyes / archivo
 
Edición Impresa Lunes, 27 Marzo, 2017 12:00 PM

El presidente del Tribunal de Justicia se compró una camioneta de un millón de pesos, los Magistrados del contencioso se incrementaron hace semanas el sueldo de 85 mil pesos a 107 mil o 112 mil pesos; el presidente del Tribunal Electoral es el funcionario que más gana en el Estado. Todos cobran prácticamente el doble que el gobernador; además gastan en gasolina, celulares, comidas, y excesos para los 25 magistrados en Baja California

Una de las argumentaciones que han presentado de manera oficial algunos de los magistrados de Baja California frente a sus altos sueldos y prestaciones, es que a nivel nacional hay quienes ganan más.

En Baja California hay 25 magistrados, prácticamente el mismo número de diputados con la que se integra la Cámara de Diputados en el Estado. Éstos provienen de tribunales diferentes, cada uno con responsabilidades diferentes.

Los magistrados son todos aquellos jueces que son parte de un tribunal, de un órgano colegiado donde se toman decisiones o sentencias.

En las magistraturas, y particularmente en la presidencia de las mismas, se encuentran los mejores salarios de todo poder del Estado, algunos ganando más que el gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

El caso más escandaloso es el salario de Martín Ríos Garay, magistrado presidente del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Baja California, quien cuesta al erario 122 mil 706 pesos con 51 centavos al mes.

La cantidad por sí misma exagerada sobresale cuando se cae en cuenta que los magistrados de este tribunal resuelven la mayoría de sus casos únicamente en tiempos electorales, que son cada tres años.

Los casi 123 mil pesos mensuales que gana el magistrado electoral son independientemente de otras prerrogativas, como carros con valor de cientos de miles de pesos, celulares con servicio ilimitado, gastos para comida, gasolina, seguro de gastos médicos mayores y menores, entre otras.

Pero los excesos son muchos, por ejemplo, el Poder Judicial gastó en 2016, 449 mil 930 pesos en teléfonos celulares, de los cuales, los magistrados acapararon el 50 por ciento de la nada modesta cantidad.

Caso emblemático el de los magistrados del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, que incrementaron su sueldo este 2017 de 85 mil pesos a 107 mil, y en el caso del Presidente, Carlos Montero, a 112 mil 734 pesos.

 

Querían 57 mdp para sueldos; se los niegan y aun así se lo suben

Antes de aprobarse los presupuestos estatales para el 2017, el 6 de diciembre de 2016, la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado citó a los magistrados del Tribunal Contencioso Administrativo para que expusieran su “proyecto de presupuesto de egresos”.

Carlos Montero, Magistrado Presidente Tribunal Contencioso Administrativo

Ahí los diputados que integran tal comisión se llevaron la sorpresa que los magistrados solicitaban 31 millones de pesos más en comparación del año pasado cuando gastaron 39 millones. Prácticamente solicitaban el doble del 2016. La mayoría (el 82 por ciento) para “servicios personales donde se incluye sueldos, prestaciones, apoyos, aguinaldos”.

Los magistrados Alberto Loaiza Martínez y Carlos Rodolfo Montero Vázquez, el primero en ese momento presidente del Tribunal y el segundo el actual titular, intentaron convencer a los legisladores que era necesario el incremento para poder “brindar una justicia más pronta y expedita”, pues el trabajo los había superado.

De los 31 millones de pesos que proyectó el Tribunal Contencioso, 25 adicionales eran para la partida 1000 (sueldos).

En la comparecencia los diputados mostraron su rechazo al aumento, entre ellos, Job Montoya, Sergio Tolento y la propia presidente de la Comisión, Iraís Vázquez, quienes no cedieron ante los argumentos de Carlos Montero, hoy presidente del tribunal: “únicamente estamos pidiendo que se equipare (a los sueldos) del segundo lugar (Tribunal Judicial)…el trabajo es 99 por ciento similar, hacemos sentencias, deshagamos audiencias y atendemos al público”.

El diputado de Movimiento Ciudadano, Montoya, contra argumentó que sería mejor señal si los otros magistrados se bajaran los sueldos. El magistrado Montero, joven pero experimentado abogado replicó: “diputado, me estarías obligando a que te hiciera una crítica…creo que no sería apropiada…no la pueden hacer (la disminución de los salarios) es por una disposición constitucional que no lo permite”.

Dos semanas después de la comparecencia el Pleno del Congreso negó la ampliación solicitada del Tribunal Contencioso Administrativo. Únicamente se les aprobó, a decir de la diputada Iraís Vázquez, 3 de los 25 millones de pesos que solicitaban adicionales para cubrir –el colmo– laudos laborales o indemnizaciones que el propio tribunal que imparte justicia administrativa pierde ante sus empleados.

El 20 de diciembre aprobaron los diputados 42 millones de pesos para el Tribunal. Sin embargo, entrando el año, mediante un acuerdo en el pleno del Tribunal Contencioso (integrado por 3 magistrados) aprobaron el incremento de sus sueldos de 85 mil 617 pesos a 106 mil 263. Y el presidente de 94 mil 279 a 112 mil 734 pesos, solo mil pesos menos que los magistrados del Tribunal del Poder Judicial.

 

No fue aumento, nos emparejamos sueldos: Carlos Montero

Pero los aumentos no solo fueron para los magistrados, empleados de otros niveles también fueron beneficiados. Información obtenida por ZETA revela que un actuario ganaba 26 mil 857 y ahora 29 mil 925; el secretario de acuerdos ganaba 34 mil 187 pesos y ahora 36 mil 421.

El secretario proyectista ganaba 40 mil 588 y ahora gana 47 mil 836. De ahí sigue el jefe administrativo y el secretario general de acuerdos, ganaban 53 mil 134 y ahora ganan 67 mil 108.

Los magistrados de sala ganaban 64 mil pesos y ahora 68 mil pesos. Estos magistrados son tres en cada ciudad, Tijuana, Mexicali y Ensenada. De ahí los magistrados de pleno (Alberto Loaiza y Guillermo Moreno), que ganaban 85 mil 617 y ahora ganan 106 mil 263 pesos. De esos tres magistrados, hay uno que es presidente, Carlos Montero, que ganaba 94 mil 27 pesos y ahora, 112 mil 737 pesos.

En entrevista con ZETA, el presidente del Tribunal explicó que la decisión fue en su pleno desde el 23 de diciembre de 2016, es decir, tres días después que se les aprobara su presupuesto sin el aumento solicitado.

“Teníamos siete años pidiendo la homologación con el Poder Judicial del Estado”, detalla.

A su favor, Montero usa comparativos: “ganamos bien, pero los que menos ganamos en el Estado, no tenemos seguros (de vida ni de gastos médicos), ni celulares, nunca hemos tenido, no tenemos vehículo oficial”.

De igual forma, el magistrado describe que sus viáticos son inferiores a los de los otros tribunales y que además ellos demuestran el 50 por ciento de los gastos, lo que no pasa en sus símiles.

Jorge Armando Vásquez, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado

La diputada Iraís Vázquez confesó para este reportaje que buscó oficialmente al presidente Carlos Montero para que “recapacitara” los incrementos. Él, por su lado, afirma: “respondo por mi voto, no me echo para atrás, somos un tribunal muy austero, incluso comparándonos con otros tribunales del país, estamos por debajo de la media nacional”.

Además otro de los “beneficios” del aumento presupuestal que no se dio, era abrir otra sala en Tijuana, ya que la existente se encuentra “colapsada” por la carga de trabajo. Ahí explicó que sale costando más para las entidades de gobierno pagar los sueldos caídos de los denunciantes en los casos de demandas laborales por lo tardado de las sentencias.

Montero asegura que los 3 millones de pesos que les aprobó el Congreso, los utilizarán para abrir la otra sala en Tijuana el 17 de julio.

 

Camioneta de millón, sueldo millonario, celular, seguros de vida…

El Poder Judicial de Baja California es el órgano estatal con más magistrados, 17 en total, entre ellos su presidente, Jorge Armando Vásquez, quien a pesar de tener a su disposición dos camionetas Tahoe (una 2008 y otra 2012 con un valor superior a los 878 mil pesos) adquirió una más del año por un monto de 907 mil pesos.

La adquisición la realizó en junio del 2016 respaldado por el Consejo de la Judicatura, integrado por magistrados, un juez, consejeros civiles y uno designado por el gobernador.

Mediante una solicitud de información por medio de la Ley de Transparencia, el Secretario General del Consejo, Enrique Magaña Mosqueda, hermano del ex diputado y ex secretario de Desarrollo Social, Ricardo, confirmó la compra de la camioneta para el presidente del Poder Judicial. Además justificó que Armando Vásquez no se abstuvo de votar a favor debido a que “no es para beneficio propio” sino de la institución.

La compra fue avalada en el pleno del Consejo de la Judicatura de manera unánime por los magistrados Salvador Juan Ortiz Morales y Miriam Niebla, por el Juez Consejero Raúl Luis Martínez, así como por los consejeros Gerardo Brizuela, Héctor Orlando Díaz, Salvador Avelar Armendáriz.

Cada Magistrado tiene un sueldo de 107 mil 206 pesos, excepto el presidente Armando Vásquez quien devenga 113 mil 734 pesos al mes. Sin contar que cada uno tiene un seguro de gastos médicos mayores y otro de gastos médicos menores, según la tabla de “Prestaciones y Remuneraciones” obtenida por medio de transparencia.

Además el presidente del Poder Judicial goza de 30 días de vacaciones al año, 60 mil pesos para “cirugías, hospitalización, consultas, medicamentos, tratamientos dentales y reposición de lentes”, sin contar el Seguro de Gastos Médicos junto con el pago del deducible y otro Seguro de Vida.

Por si fuera poco, al Magistrado Presidente también tiene derecho a “teléfono y el pago del consumo del mismo sin límite”.

Por concepto de viáticos en cada traslado fuera del Estado, Jorge Armando Vásquez recibe 4 mil 500 de pesos diarios para comida y hospedaje; en caso que se traslade a otro municipio tiene derecho a 2 mil 400 pesos. Para rematar, sus comidas, peajes y hoteles ni siquiera los debe de comprobar.

El resto de los Magistrados tienen los mismos derechos, solo que en lugar de “ilimitado” el teléfono celular, está tasado en los mil 500 pesos al mes.

 

Magistrados electorales, ganan el doble que el góber

El Presidente del Tribunal de Justicia Electoral del Estado es el funcionario mejor pagado de Baja California. Cada mes cuesta 122 mil 706 pesos, lo doble del mandatario estatal que según su portal de Transparencia devenga 66 mil 666 pesos cada mes.

El Tribunal Electoral tiene 3 magistrados, Martín Ríos Garay, ex funcionario del Estado y actualmente su presidente, Leobardo Loaiza y Elva Regina Jiménez tienen un sueldo de 114 mil 69 pesos mensuales.

Los magistrados que se dedican a la justicia electoral (en el Estado cada tres años se celebran comicios) tienen asignado un automóvil. Por ejemplo, Ríos Garay una Dodge Ram 2012, con un valor de 554 mil 978 pesos, Loaiza una camioneta Cheyenne con un valor superior a los 473 mil pesos y la magistrada Jiménez un Honda CR-V 2015, con valor por encima de los 346 mil pesos.

Al igual que los magistrados del Poder Judicial, gozan de partida para gasolina, celular y viáticos y seguros de vida.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio