La soldadesca: perro guardián de los opresores (Segunda y última parte)


 
Cartaz Lunes, 6 Marzo, 2017 12:00 PM

Cuando la soldadesca perpetró la horrorosa masacre de Tlatelolco estas sanguinarias fieras no se encontraban patrullando las calles de las ciudades, como hoy; la tropa en ese entonces se encontraba en sus cuarteles, sin embargo, esto no fue obstáculo para que los cuarteles abrieran sus puertas y, la turba de asesinos, cumplieran la orden del amo de disparar a discreción contra la multitud desarmada.

Y podríamos citar muchos ejemplos más como el anterior.

Hemos afirmado que el hecho de que la soldadesca esté en la calle y que de facto el país se encuentra en un estado de sitio no obedece a que la tropa se haya unido a la “guerra contra el crimen organizado y el narcotráfico”. De ninguna manera, esta “guerra contra el crimen” es en realidad una guerra contra el pueblo trabajador. Terror policíaco-militar que busca mantener asustadas a las masas pobres para que éstas no se insurreccionen.

Actualmente, al frente de los mandos policíacos están reconocidos cuadros militares. Oficialidad bien remunerada y con una entera vida burguesa llena de lujo. Cuadros militares con una ideología anticomunista. Tanto la alta y mediana oficialidad de los cuerpos policíacos como los del Ejército son cuadros educados y adoctrinados en las escuelas militares de Estados Unidos y de Israel. Escuelas militares conocidas como escuelas de asesinos. De dictadores. Escuelas que apestan a nazi-fascismo.

Tratando de embellecer a las fieras, el régimen pone de ejemplo el Plan DN3 que consiste, aseguran los voceros de la burguesía, en ayudar a la población en casos de desastres, es decir, de ciclones, terremotos, etcétera, etcétera.

Todo eso es una completa farsa. Las imágenes transmitidas por la reaccionaria televisión es solo un montaje. Máscara humanitaria que le colocan a las fieras.

Bajo el Plan DN3 se desplaza a la tropa para que proteja a los grandes centros comerciales y bodegas de los capitalistas.

Gorilas fuertemente armados custodiando las grandes propiedades de los burgueses, para que los miles de desempleados, de familias sin casa y masas hambrientas arruinadas por el ciclón, derrumbamientos o terremoto no atenten contra los supermercados.

Después de cada catástrofe de inmediato se aparece la soldadesca con su Plan DN3. Que en realidad no es otra cosa que militares con ametralladoras, tanquetas, helicópteros, anfibios, etcétera, etcétera, para sofocar a las masas pobres desesperadas y hambrientas. Ése es el Plan DN3 de la soldadesca. Plan que ha dejado muertos y heridos por las balas del ejército que ha disparado sobre las masas inermes desesperadas, y a quienes la televisión y toda la prensa tildan de “vándalos”, “saqueadores”, etcétera, etcétera.

Los opresores, como lo indicábamos arriba, no podrían contener a un pueblo paupérrimo y descontento si no contaran con un ejército desalmado. Si no contaran con esa diabólica máquina de matar.

La tropa, de hecho, es sostén de los grandes barones de la droga, esto es, de los todopoderosos banqueros. Es la Banca Internacional (HSBC, Santander, Scotiabank, Citibanamex, etcétera, etcétera, quien financia todo el proceso de producción y distribución de la droga. Los bancos no “blanquean” o “lavan” dinero del crimen organizado, como divulga la propaganda burguesa. Ellos, el capital bancario invierte; es decir, financian a la industria del crimen.

Es la industria del crimen organizado una industria capitalista como cualquier otra. La multitud de cárteles con estrambóticos nombres es solo palabrería para engaratusar al populacho.

Los reyes de las finanzas, a saber, la oligarquía financiera internacional, es quien está detrás de la industria del crimen y del narcotráfico. Y es el ejército quien los protege.

La soldadesca no es un defensor del pueblo. Es una turba de asesinos. Estén encerrados en el cuartel o estén patrullando las calles de las ciudades del país.

 

Javier Antuna

Facebook: La Hoja del Trabajador 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio