Elecciones 2017: el último suspiro a Los Pinos


 
Zoom Político y Lunes, 13 Marzo, 2017 12:00 PM

En 4 Estados se llevarán a cabo justas electorales, 3 de ellos, mudarán de gobernador. Veracruz y Estado de México son de las entidades más pobladas del país, concentran lo que podría ser la bolsa ganadora a la Presidencia de la República  

Las elecciones en puerta es la antesala del proceso de 2018. No es poca cosa, en los 4 estados que habrá comicios en 3 meses, se juegan 14 millones 046 mil 266 electores, a decir del último corte del Padrón Electoral que proporciona el Instituto Nacional Electoral (INE).

En otros números, en este año se disputa el 16.31 por ciento del padrón electoral de México; dato imperdible cuando en el 2018 la sucesión presidencial llegará.

La figura de Andrés Manuel López Obrador jugará un importante papel. Las próximas elecciones, se distinguen las batallas que protagonizarán los partidos Acción Nacional y Morena al pretender arrebatar al Revolucionario Institucional la gubernatura en los estados de México y Coahuila, donde nunca ha dejado de gobernar; lo mismo que Nayarit, donde a lo largo de 80 años solo ha perdido una vez.

Con todo y que en las 212 alcaldías a renovarse en el estado de Veracruz el PRI tiene mayoría, a nivel estatal decayó en 2016, habida cuenta del ascenso del panista Miguel Ángel Yunes a la gubernatura y del posicionamiento de Morena como primera fuerza de oposición (en el Congreso local), por encima del Revolucionario Institucional. El registro de candidatos en esta entidad está contemplado para llevarse a cabo del 16 al 25 de abril.

Yunes dio el banderazo más evidente con miras al 2018 al encabezar una pelea de palabras y descalificaciones en contra de Andrés Manuel, acusándolo de haber recibido dinero del ex gobernador del PRI, Javier Duarte, hoy prófugo. El ex priista, hoy panista que gobierna Veracruz hizo evidente que desde su estado se pelearán Los Pinos, utilizando la bandera de justicia al ex mandatario.

En el Estado de México, PRI, PAN y Morena, absorben la pre-contienda, a juzgar por estudios de medición de acuerdo a los cuales, en distintas rondas, la izquierdista Delfina Gómez Álvarez le ha disputado el primer lugar al priista Alfredo del Mazo Maza y el segundo sitio a la panista Josefina Vázquez Mota.

En Coahuila, donde los hermanos Humberto y Rubén Moreira han gobernado las últimas dos administraciones, el poder se disputa principalmente entre PAN y PRI, en vista de que PRD postuló a Mary Telma Guajardo, quien le puede resultar cómoda al Revolucionario Institucional, dada su relación con los hermanos Moreira Valdés, de quien se dice que es “comadre”.

En Nayarit, PAN, PRD y PT se disponen a ir nuevamente en alianza contra el PRI, partido al cual lograron mantener fuera durante el sexenio 1999-2005.

En suma, en estas entidades se juegan 3 gubernaturas, 270 ayuntamientos, 56 diputaciones y 197 regidurías.

 

Estado de México

La de Edomex se vislumbra como la elección más importante previo a los comicios de 2018, por tratarse de la entidad natal del presidente de la república, el priista Enrique Peña Nieto, núcleo de poder del Partido Revolucionario Institucional y el estado con mayor número de votantes a nivel nacional (con casi 11 millones), además de erigirse como uno de los últimos bastiones del priismo, donde el tricolor ha gobernado ininterrumpidamente por más de 80 años. Mientras que del Mazo Maza fue postulado como candidato de unidad, tal como lo hizo saber la Secretaria General del PRI, Carolina Monroy del Mazo, y por parte de los partidos aliados (PVEM, Panal, PES) no hubo objeción, la candidata del PAN Josefina Vázquez Mota fue impuesta por encima de una alianza que se tenía con PRD y para la cual se había acordado que el abanderado fuera perredista. Por otro lado, la ex candidata presidencial (2012) asume la candidatura en medio de cuestionamientos por un apoyo estipulado en mil millones de pesos que recibió del gobierno federal, entre 2014 y 2016, para su fundación “Juntos podemos”, a propósito de lo cual, de acuerdo al dirigente de Morena, Horacio Duarte Olivares, Josefina Vázquez Mota no ha aclarado el destino de ese recurso.

Por su parte, Delfina Gómez Álvarez, ex alcaldesa de Texcoco, en su momento figuró como precandidata única, lo que le dio pase directo a la candidatura. La pretensa reconoció en entrevista para un diario de circulación nacional, que en sus pretensiones de candidatearse acudió al dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, de quien dijo “ha tenido la atención” de acompañarla en su lucha política. “El Peje” por su parte ha llegado a decir que Gómez Álvarez “tiene amplias posibilidades para ser la próxima gobernadora del Estado de México”, en vista de que en su opinión, el PRI, el PAN y el PRD, además padecer divisiones internas gozan de “mala fama”.

El PRD, partido que iría en alianza con el PAN o con el PT, rompió ambos acuerdos. Como propuesta del propio partido han salido a relucir los nombres del ex diputado local Javier Salinas y el ex alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Zepeda, impulsados respectivamente por las corrientes internas Nueva Izquierda y Alternativa Democrática Nacional, cuyo coordinador de precampaña ha solicitado a los demás aspirantes declinar a favor de él. Salinas, por su parte ha pedido, “piso parejo”.

 

Veracruz

Apenas el año pasado, en 2016, el estado llevó al PRI a su fin en la entidad… con un ex priista. Con más de 5 millones 616 mil votantes, el PAN se coronó con nuevo mandatario y sus 50 diputaciones.

En esas elecciones, el PRD (a estas alturas, aliado natural del PAN) fue en alianza con el hoy gobernante. En las diputaciones, de 50, el blanquiazul obtuvo 17 y el PRD 5. A su vez, el PRI junto a sus aliados, el PVEM, el PANAL y un partido local sacaron 15 curules, muy parecidos a los 13 de MORENA. En ese mismo orden los resultados a gobernador con una diferencia de 4 puntos cada fuerza política.

En Veracruz solo se juegan sus 212 ayuntamientos. De éstos, 84 los encabeza el Revolucionario Institucional, 47 el PAN, y en tercera fuerza el PRD con 34. Sin embargo, en el 2013, cuando se votaron por las alcaldías, MORENA aún no figuraba como partido político.

Por cierto, MORENA “designó” a todos sus candidatos en los 212 municipios y eso le generó confrontación con sus grupos internos.

El puerto de Veracruz se diputará entre Gustavo Sousa Escamilla, candidato por el PRI-Verde, ex titular de un Fideicomiso en el gobierno de Duarte, en donde fue señalado de crear empresas fantasmas, relacionadas al ex gobernador prófugo.

Por el PAN, el hijo del gobernador quiere seguir los pasos de su padre. Fernando Yunes Márquez, es senador con licencia en búsqueda de la alcaldía. Y por MORENA está Rafael Acosta Croda “El Loco Croda”, un ex priista y cercano a ex gobernadores tricolores.

 

Coahuila

En el estado norteño, que en las últimas dos administraciones ha estado gobernado por Rubén y Humberto Moreira y donde el PRI nunca ha dejado de gobernar, el candidato por este partido Miguel Ángel Riquelme Solís concentró el 90% de las preferencias en la votación interna, según reveló el líder nacional Enrique Ochoa Reza. La dirigente estatal había reportado 375 mil 124 votos, en tanto que Ochoa Reza, a manera de corrección, aludió a una cifra de 500 mil sufragios. Con todo y la controversia, Jesús Berino Granados, el aspirante perdedor, no objetó la postulación de su contrincante.

El caso del PAN, en el que figuró como aspirante vencedor Guillermo Anaya Llamas (allegado al ex presidente Felipe Calderón) con apoyo del dirigente nacional Ricardo Anaya Cortés, resultó menos terso toda vez que el otro pretenso, el senador con licencia Luis Fernando Salazar (apoyado por su compañero de bancada Ernesto Cordero), calificó el proceso interno de “amañado y descompuesto” y dijo que Ricardo Anaya quería “imponer la candidatura de Guillermo Anaya”. En 2011, Anaya Llamas también como candidato al gobierno de Coahuila, presuntamente impuesto por Calderón Hinojosa (en ese entonces presidente del país), fue vencido por Rubén Moreira.

Por parte del PRD, Alejandra Barrales, la dirigente nacional dio a conocer que contenderá Mary Telma Guajardo, identificada como comadre de los hermanos Moreira Valdés y quien se distingue por una postura escasamente combativa: “Nuestro principal objetivo es que la gente tenga voz, que decida y que participe…”, escribió en la cuenta de Twitter perredista. Como abanderado de Morena va el empresario minero y taurino Armando Guadiana y Tijerina, a quien López Obrador también ha acompañado en sus aspiraciones.

 

Nayarit

En esta entidad el PRI ha dominado en toda su historia. Excepto de 1999 al 2005 cuando el PAN junto al PRD y el PT le cambió de color, pero solo de color, pues quien encabezó ese gobierno fue ni más ni menos que uno de los priistas de mayor arraigo en el Estado, Antonio Echevarría Domínguez.

Actualmente sigue el PRI en el poder, en el nombre de Roberto Sandoval Castañeda (electo en 2011). Además se cambiarán sus 20 ayuntamientos, junto a sus 197 regidores y los 30 diputados locales.

En Nayarit sí se consensó la alianza PAN-PRD-PT y PES, este último de la mano con el PRI en el Estado de México. Esta alianza impulsará a Alberto Echevarría García, hijo del ex gobernador en la entidad.

El PRI y sus dos inseparables (Verde y PANAL) llevan de “gallo” a Manuel Cota Jiménez, otro chapulín que dejó su escaño en la senaduría y ex alcalde de Tepic.

Por su lado, MORENA postuló a Miguel Ángel Navarro Quintero, otro ex priista, un ginecólogo convertido al PRD en 2005, y desde entonces ha ocupado varios cargos de elección popular.

Hilario Ramírez Villanueva “Layín” controvertido alcalde que admitió en público haber robado “poquito”, se registró como candidato independiente.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio