Despiden a directora de secundaria por denunciar a aviadores

FOTO: Cristian Torres.- Yolanda Cabrales
 
Ezenario Lunes, 27 Marzo, 2017 12:00 PM

La profesora Yolanda Cabrales Herrera, mantiene un pleito legal desde 2009, luego de que la corrieran por haber denunciado el ingreso de 2 aviadores a la Escuela Secundaria Número 206, ubicada en Tijuana, de la cual era directora.

Señaló que la represalia inició con acoso, al ser cambiada de adscripción sin indicarle a qué escuela sería enviada, luego de 30 años como docente, de los cuales los últimos 10, había fungido como directora de plantel de la sección 37 del SNTE.

Como no estuvo de acuerdo con el cambio giró oficio enviado a Gustavo Manríquez Flores quien en ese momento era el Representante de la Comisión Mixta de Cambios de la Secretaría de Educación Pública y Bienestar Social (SEBS).

A los días recibió un apercibimiento por parte de Manríquez Flores por no haber obedecido al cambio, condicionándola que si no aceptaba se le iba a realizar una recesión laboral.

Posteriormente, en plantilla y nómina de la Escuela Secundaria Número 206 se incluyó a Jerson Omar Díaz Torres –con 13 horas– y Dense Valle Jáuregui –con 20 horas– los cuales, sostiene Cabrales Herrera, nunca habían acudido a trabajar.

Debido a ello presentó una queja al inspector de la Zona XI, Benito Núñez Chacón el 2 de febrero del 2010, además envió la denuncia a Martín Felipe Palma, quien era el Contralor Interno del Sistema educativo y al delegado en Tijuana.

Interpuso otra denuncia ante Contraloría del Estado además de Oficialía Mayor debido a que, después de las quejas, la rescindieron de su trabajo, “esa rescisión es falsa, ellos me pusieron que era directora de educación primaria y yo era de escuela secundaria, el sello que utilizan es el del SEE de Tijuana cuando una rescisión es un documento muy delicado en donde lo deben hacer en Mexicali, la firma de Gustavo Manríquez está falsificada”, explicó la ex directora, quien también interpuso demanda legal por ese hecho.

Cabrales Herrera dijo que el argumento en el Tribunal de Arbitraje fue que ella era trabajadora de confianza por las funciones que realizaba, por lo que dolosamente la habían colocado como funcionaria de segundo nivel, abajo del Secretario de Educación.

“Yo no soy funcionaria, era una trabajadora simplemente, las funciones del director de secundarias son las que me ponen a mí dolosamente, salió el fallo desfavorable, yo tengo todas las copias de que estoy sindicalizada, porque una persona de confianza jamás está sindicalizada”, explicó.

La ex docente dijo que después se fue a la instancia federal en donde ganó 4 amparos, pero el último lo perdió, por lo que solo le queda acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que revisen su caso.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio