“Si hubiera oportunidades aquí, no nos iríamos a EU”, dice actriz del anuncio del Super Bowl


 
Nacional Sábado, 11 Febrero, 2017 05:18 PM

Aunque el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insista en construir un “gran muro” en toda la franja fronteriza con México bajo el argumento de detener la migración, y también el narcotráfico, esa no es la solución, dice en esta entrevista la actriz Patricia Meneses. La mujer interpretó a una madre que realiza la travesía migrante por México con su hija de ocho años para cruzar la frontera norte, en el corto que fue censurado el domingo pasado por la cadena Fox en el Super Bowl.

Ciudad de México, 9 de febrero (SinEmbargo/ZETA).- La censura no fue obstáculo para que millones de personas se interesaran en ver el final del corto “La Jornada Comienza”, que muestra la travesía de una madre con su hija de ocho años para llegar a la frontera con Estados Unidos y cruzar un enorme muro de 10 metros de altura, dice en entrevista con SinEmbargo la actriz que interpretó a la mujer migrante, Patricia Meneses.

El corto, editado por petición de la cadena Fox para transmitir sólo una parte durante el medio tiempo del Super Bowl el domingo pasado, no fue más que una provocación a la curiosidad de los espectadores que no duraron en saturar la página Journey84.com para ver el final de la trama, incluso hasta tirar el sitio web. Meneses celebra que si el objetivo es que nadie viera el muro de Donald Trump por ser controversial, la censura falló.

Meneses formó parte de la producción del corto realizado a petición de la empresa 84 Lumber, una compañía proveedora de materiales de construcción asentada en Pensilvania, Estados Unidos.

Pero el anuncio fue censurado por la cadena Fox, que transmitió sólo una parte de la grabación, e incluso, cuenta Meneses, lo transmitido se debió editar.

La intención de la compañía, dice Meneses, era enviar un mensaje contrario al del Presidente Donald Trump, quien pretende construir un muro en toda la franja fronteriza con México: En aquella nación caben todos los que vayan dispuestos a trabajar y a luchar por un mejor porvenir.

“El objetivo del comercial era decir ‘no somos criminales, somos gente que quiere trabajar, progresar. No somos esos criminales que están diciendo que somos’. La gente que cruza, que toma un tren, que cruza un río, que atraviesa un desierto, no va para delinquir; va para trabajar porque tiene una familia, un hogar, un futuro mejor y de eso está formado ese gran país que es Estados Unidos”, explica la actriz de 37 años, originaria de Atlixco, Puebla.

***

–¿Cuál fue el guión original del corto que ha causado tanta controversia tras la censura en el Super Bowl?

–El guión original es donde salen esta mujer y su hija de su casa y emprenden todo este recorrido del tren, por el desierto, por el río, para al final llegar y enfrentarse a un muro, haciendo alusión y referencia al muro de Trump. Entonces, hay una desesperanza de ella, después de todo este recorrido que ha pasado, de ese camino que no es nada sencillo y de pronto llegar con tu hija de ocho años y enfrentarse con eso: la frustración, la decepción de saber que no puedes regresar porque no hay nada, porque no hay trabajo, dinero y eso que necesitamos para salir adelante. De pronto ve una luz, corre hacia ella con su hija, ve una puerta enorme que se abre y le da la esperanza de llegar a su objetivo.

–¿Este guión ya estaba avalado por la cadena Fox?

–Eso lo tenía la agencia, pero me enteré que se iba hacer una versión corta porque Fox lo había censurado. Eso ocurrió a mitad de la filmación.

–¿Qué sentiste cuando viste el producto final en el Super Bowl censurado?

–Ya lo sabíamos. Se había dado un adelanto, se sabía, se iba a invitar a ir a la página de 84 Lumber para poder ver el producto final. Lo sorprendente fue que se cae la página por todas las personas que querían ver este final de la historia.

–Es decir, ¿tuvo un efecto positivo que se haya presentado una parte en el Super Bowl?

–Yo creo que sí, porque despertó mucho interés de decir cómo va a terminar, ¿podrá cruzar o no?, ¿están a favor o en contra de la migración?. Creo que se logró el objetivo de eso.

–¿Cuál era la intención del corto?, ¿qué fue lo que planteó la compañía?

–La compañía pretendía, o pretende, abrir trabajo para las personas que deseen y tengan esta esperanza de trabajar. El objetivo del comercial era decir “no somos criminales, somos gente que quiere trabajar, progresar, no somos esos criminales que están diciendo que somos”. La gente que cruza, que toma un tren, que cruza un río, que atraviesa un desierto, no va para delinquir. Va para trabajar porque tiene una familia, un hogar, un futuro mejor y de eso está formado ese gran país que es Estados Unidos.

–¿El tema del muro lo planteó la empresa o fue una idea del realizador?

–Fue una idea de la agencia. La empresa contrata y la agencia busca las formas de cómo llegar.

–Antes de que participaras en este proyecto, ¿sabías de toda la travesía de los migrantes por México?

–Sí, pues lo conocemos. Ciudad de México es el paso por donde atraviesa [el tren] La Bestia. No muy lejos de aquí, muchos centroamericanos suben a La Bestia. Conozco amigas que se dedican a recolectar ayuda, ropa, porque [los migrantes] llegan sin ropa. En todo este camino a ellos ya le robaron ropa, llegan con una mano por delante y otra por detrás. ¿Imagínate como llegarán cuando esté el muro? Sin nada, si es que llegan. No creo que vengas a robar, a delinquir, si estás arriesgando tus extremidades, no lo creo.

–¿Qué opinas del muro?

–Creo que es una forma de decir: “pues vamos a romper contigo, poner una pared contigo”. Es una imagen que nos quieren crear pero no va a detener nada, no va a solucionar nada. Pienso que en este tiempo lo que debemos tener mucho más en cuenta es que somos seres humanos y que vivimos en un solo mundo, que tenemos que cuidar y que no hay fronteras. Yo veo en la filmación a las personas que venían de la agencia: blancas, con ojos azules, muy altos, y me veía yo, una persona morena, de estatura baja y decía: “claro que podemos trabajar juntos, claro que no hay una diferencia; tenemos pies, cabeza, manos y más allá de eso tenemos corazón y una esperanza de hacer algo juntos”. Creo que esa es la muestra de que hicimos algo bello que logró emocionar y tocar el corazón de muchas personas.

La actriz señala que el objetivo del corto es decir: “no somos criminales, somos gente que quiere trabajar, progresar, no somos esos criminales que están diciendo que somos”. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

–¿Cómo te enteras de que estaban buscando a una actriz para hacer este papel?

–Me mandan el casting, habíamos muchas, y fueron varias pruebas. Me dan la noticia de que era yo y de que era un comercial para el Super Bowl.

–¿En ese momento, cuando te eligen, te enteras que es para el Super Bowl?

–Sí, no sabía. Hasta el último día me avisan.

–¿Qué opinas de la reacción que ha generado el corto? Ha sido muy comentado, tiene millones de visitas, ¿te esperabas esta reacción?

–Me lo habían dicho, que iba a ser algo fuerte. La verdad no lo había dimensionado. Ahorita veo el alcance que pudo tener, la gente me contacta por las redes sociales. Una mujer me cuenta su vida y me dice que ella subió al tren con su hija. Esta mujer tiene su historia que subió al tren con su hija y pudo llegar a Estados Unidos. Dice que hay gente que los apoyan, que está trabajando con personas de buen corazón. Eso también es importante decir que no estamos en contra de los norteamericanos porque nos están rechazando, no es la mayoría; también hay gente con nosotros. Es importante crear lazos que nos lleven a crear una mejor nación.

–Hay activistas como el padre Alejandro Solalinde y otros que tienen un albergue en Tenosique, Tabasco, que dicen que Estados Unidos pone muros y México pone fosas para los migrantes. ¿Qué opinas del trato de México a los migrantes centroamericanos?

–Es una tristeza. Opino que debemos de poner el ojo exactamente en eso. La labor que hace el padre Solalinde debe tener mucho más apoyo. Creo que lo olvidamos, que las autoridades deben estar mucho más al pendiente. También debemos exigir que haya mas oportunidades en nuestro país, porque si hubiera las oportunidades no tendríamos que llegar a buscarlas a otro lado. Se han olvidado de que están sirviendo a un pueblo, a la gente.

–Los activistas se quejan de que los migrantes centroamericanos que cruzan por México han sido invisibles. ¿El tema del muro ha venido a visibilizar la tragedia que viven los migrantes para llegar a la frontera?

–Ha venido a visibilizar la parte de México con Estados Unidos, pero falta poner énfasis en lo que sucede aquí en México, con todos los centroamericanos que cruzan. Qué vamos hacer, qué hará México para cuidarlos a ellos también, porque así nuestra gente en México sufre para atravesar, también ellos sufren para atravesar México. Entonces qué vamos hacer para cuidarlos en el tránsito por nuestro país.

–¿México necesita voltear así mismo?

–México necesita trabajar internamente. Tenemos muchos problemas aquí, no podemos ponernos una venda en los ojos y decir no hay asesinatos, no hay crimen, no hay violencia, no hay robos, no hay corrupción. Las hay, qué vamos hacer.

–¿Cómo se filmó el corto? El muro que vemos ahí ¿se construyó, fue una animación?

–Empezamos a filmar un sábado. Lo primero que se filmó fue la parte del tren. Para mi fue impactante. Te cuentan la historia, pero cuando está la toma y empezamos a ensayar con este monstruo de tren, esta máquina y arranca, el corazón empieza a latir y dices, como actriz, tengo que cuidar a mi compañera actriz, Sofía de ocho años; pero como madre tienes que proteger a tu hijo que llevas a un mejor lugar. Te enfrentas a muchas cosas. Primero, a una máquina en movimiento, que cuando te subes es mucho más rápido. De ahí nos vamos a Perote, filmamos la parte de la casa, la despedida con el padre, con el abuelo. Luego lo del río, lo del desierto, la fogata, y todo esto va ayudando para construir este final que es llegar y estar frente al muro. El muro lo construyeron días antes de que llegáramos, llegamos, pero el último día fue ver la construcción enorme.

–¿Cuántos metros mide el muro?

–Más de 10.

–¿No hay efectos, es gigantesco?

–Sí es gigantesco, construyeron un muro gigantesco. Se ve enorme, largo, pero construyeron sólo una parte del muro. Lo que es la puerta la hicieron, era enorme, tal como la vemos.

–Como actriz, ¿qué sentiste al estar frente a ese muro enorme, frente a esa puerta recreada conforme a lo que ha dicho Donald Trump que quiere construir?

–Como veníamos filmando lo del tren, todo este desarrollo, llegar con toda esta historia ya creada y toparte frente a un muro fue frustrante, decepción. Porque como madre, que era mi personaje, llevar por toda esa travesía y exponer a mi hija y toparte con eso era “te fallé, no lo hice”.

–La actriz de ocho años, con un tema muy complejo para una niña: migración, cruzar la frontera, ver el muro. ¿Cómo viste a la niña?

–Sofía es una niña talentosísima, muy sensible. Había momentos en los que fue muy pesado y ella decía: “ya, ya”. Creamos una relación muy cercana. Yo le decía: “imagínate qué es lo que pasan estos niños que atraviesan el desierto. Ahorita tienes cansancio, tienes miedo, a lo mejor frío, pero imagínate a estos niños”. A ella se le abrían los ojos y decía: “sí es cierto, estamos haciendo algo que ellos hacen en la vida real y es importante”.

–¿Crees que el proyecto de Donald Trump puede ser viable a largo plazo?, ¿su proyecto de detener la migración con un muro, ahora cambiando su discurso hacia el narcotráfico?

–No lo sé, yo espero que todo sea para bien. Que se vuelva más sensible a lo que está pasando, que se vuelva más empático con su gente, con su país y que vea ya no como una empresa que maneja, que tiene que sacar la productividad, sino como un pueblo que tiene que guiar a un momento mejor.

–¿Cuál es tu opinión de que haya censura en estos proyectos artísticos?

–A veces uno dice: “¡chin!, ya me censuraron”. Pero de pronto, no se dan cuenta que la respuesta puede ser más benéfica. Hay que sacar lo positivo de lo negativo. Creo que a lo mejor se aprovechó muy bien, el llegar a más gente y despertar a las personas ese interés de querer saber qué es lo que pasa.

–Al final, ¿la censura despertó curiosidad?

-Sí, creo que por eso llegó a tanta gente, por eso se cayó la página de la compañía.

–¿Cuáles son tus planes a futuro?, ¿en qué proyectos quieres trabajar?

–Uno como actor quiere enrolarse en proyectos que toquen el corazón de las personas, que puedas cambiar un poco dentro de tu profesión, incidir en algo en la gente, sacarles la sonrisa, abrirles el corazón. Deseo proyectos así, que lleguen al público de manera positiva y que los haga inspirarse.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio