Nubia vivió un infierno; padrastro la asesina a martillazos

FOTOS: cortesia
 
Ezenario Lunes, 6 Febrero, 2017 12:02 PM

A Nubia Celeste, de 9 años de edad, las heridas propinadas por su padrastro con un martillo en la cabeza la llevaron a la muerte. La pequeña no asistía a clases, se lo prohibía Roberto, pareja sentimental de Griselda, madre de la niña. En la “escuela” de su hogar recibía insultos, golpes y maltratos. Vivía un verdadero infierno. Lo peor, solapado por su progenitora.

La noche del sábado 28 de enero, Griselda y Roberto, su pareja, arribaron de urgencia a la Clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cargando el cuerpo inconsciente de Nubia Celeste, de 9 años de edad, hija de ella e hijastra de él.

Contaron a los médicos que la niña cayó de un barranco y por eso “había sufrido unos golpes” que la condujeron a ese estado. No pudieron salvarla: murió en el nosocomio por las heridas.

Cuando personal de salud se percató de que Nubia tenía “golpes antiguos”, acordes al llamado “Síndrome del Niño Maltratado”, dieron parte a la Policía Municipal, que procedió a la detención inmediata de la pareja.

De la necropsia del Servicio Médico Forense (Semefo) resultó que la causa del deceso fue traumatismo cráneo encefálico.
“Dado las investigaciones y la entrevista con la mamá, (ésta) refiere que sí, que efectivamente ella fue testigo que el padrastro de la menor la golpeó en dos ocasiones con un martillo en la cabeza ese día”, contó a ZETA Miguel Ángel Guerrero Castro, coordinador de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales. Suspiró justo antes de contar la parte del martillo.

Al momento de que matara a su hija, Griselda llevaba tres años de relación con Roberto; durante ese periodo, ambas fueron víctimas de maltrato intrafamiliar. “En reiteradas ocasiones le pegaba este sujeto a la menor, le jalaba mucho el cabello, la golpeaba”, continuó.

Roberto no dejaba a Nubia ir a la escuela, incluso “decía que él la iba a educar a su manera, la ponía a hacer planas y al momento de escribir la tachaba de prostituta; la mamá la defendía y eso propiciaba que también recibiera golpes”, expresó el funcionario, que calificó como “un infierno” la situación.

Tras la declaración de la mujer, comenzó la acción penal en contra del hombre de 38 años de edad, a quien se le aplicó la medida cautelar de prisión preventiva al interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tijuana. El 31 de enero se determinó legal la detención; enfrentará un proceso por el delito de homicidio calificado.

Si las investigaciones y la declaración del acusado redundan en ella, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) podría investigar a Griselda por “omisión de cuidado u omisión de auxilio” en perjuicio de su hija.

Información proporcionada a ZETA arroja que durante el 2016 se registraron 13 homicidios de niños en circunstancias similares, por lo que la muerte de Nubia Celeste es la primera de este año.

“Siempre es la fórmula: padrastro el homicida, adicto a las drogas, que no trabaja. Hemos pedido a las madres de familia que vivan con personas de esas características, que se alejen”, finalizó Guerrero Castro.

El martes 31 de enero, se realizó la audiencia inicial en donde la juez calificó de legal la detención de Roberto. La audiencia de Vinculación a Proceso está programada en los próximos días. Daniel Rodríguez Gastélum

 

Keywords: PGJE, homicidio, martillazos, Guerrero, IMSS, Cereso
Tags: Homicidio calificado, Procuraduría General de Justicia del Estado, violencia intrafamiliar, traumatismo craneoencefálico

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio