Muy custodiado, “El Chapo” compareció en Corte de NY; lo acompañó su esposa Emma Coronel


 
Destacados Viernes, 3 Febrero, 2017 09:47 AM

El narcotraficante sinaloense, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, Alias “El Chapo”, acudió este viernes a su segunda cita ante un Tribunal federal del distrito de Brooklyn, en Nueva York, que le imputó 17 cargos de narcotráfico, lavado de dinero, secuestro y homicidio, después de que el Gobierno de México lo extraditó a Estados Unidos.

“El Sr. Guzmán nunca antes había estado en un tribunal de los Estados Unidos. No tiene ninguna experiencia y tiene poca comprensión del sistema legal estadounidense”, dijeron los abogados defensores del capo, quienes también protestaron por las condiciones de encarcelamiento que sufre el narcotraficante mexicano.

Una caravana de policías trasladó a “El Chapo” desde el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan -donde el capo se encuentra recluido- hasta la Corte del Distrito Este, en el centro de Brooklyn, donde el pasado 20 de enero se declaró “no culpable” de las acusaciones en su contra.

Ya presente el ex líder del Cártel de Sinaloa en la Corte, el juez Brian M. Cogan revisó el estatus de la causa, y escuchó los asuntos que cada una de las partes solicitó tratar, mientras se fija la fecha del juicio que podría durar meses y acabar en una condena a cadena perpetua.

Emma Coronel Aispuro, esposa de “El Chapo”, y su abogada en México, Silvia Delgado, estuvieron presentes en la audiencia. Sus abogados dijeron que su cliente permanece encerrado durante 23 horas del día en una unidad especial de la cárcel, sin visitas de sus familiares o defensores mexicanos.

Según la agencia AP, la esposa del capo se sentó en la parte frontal de la tribuna durante la comparecencia de Guzmán en la corte. La miró y sonrió, mientras permanecía de pie, vestido con el uniforme color azul de la prisión.

La Fiscalía cuestionó a los abogados de la defensa pública por supuesto “conflicto de intereses”, mientras que la defensa señaló que el proceso de extradición que se llevó a cabo en México no mencionaba los cargos impuestos en Nueva York.

La parte acusadora, representada por el fiscal Robert Capers y el oficial antinarcóticos Arthur Wyatt, alegó que los defensores públicos Michael K. Schneider y Michelle Gelernt han representado a dos potenciales testigos del gobierno estadounidense y a tres cómplices de “El Chapo”, que han sido miembros o han estado asociados al Cartel de Sinaloa.

Por ello, abundaron, los abogados defensores del capo sinaloense podrían poseer información privilegiada que favorezca a Guzmán, en detrimento de sus antiguos clientes, de los cuales Capers y Wyatt no mencionaron los nombres, ni durante la audiencia ni en el recurso enviado al juez el pasado 27 de enero donde plantean el posible conflicto de intereses.

Por su parte, los defensores públicos asignados a Guzmán cuestionaron las condiciones en las que fue llevado a cabo el proceso de extradición de su cliente, el pasado 19 de enero. Tal como lo hicieron en dos recursos enviados esta semana al juzgado, los representantes de la defensa del capo reclamaron que ni ellos ni los abogados mexicanos de “El Chapo” han recibido recibido ninguna documentación que avale el traslado de Guzmán a este distrito de Nueva York.

El viernes 20 de enero, por la mañana, el fiscal federal del Distrito Este de Nueva York, Robert Capers, informó que “El Chapo” comparecería ante la corte esa misma tarde, para ser imputado por 17 cargos, pero el capo se declaró “no culpable”.

Capers estuvo acompañado por los fiscales federales de todos las ciudades estadounidenses donde Guzmán enfrenta cargo, durante una rueda de prensa donde ofrecieron detalles de la acusación contra el narcotraficante mexicano.

Los fiscales explicaron que, bajo el liderazgo de “El Chapo”, el Cártel de Sinaloa estableció operaciones directas en siete países de Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá y Belice) y al menos tres de América del Sur (Colombia, Ecuador y Venezuela), para importar y distribuir drogas en Estados Unidos y Canadá.

De acuerdo al largo expediente que reúne las investigaciones adelantadas en su contra en seis estados de la unión, Guzmán es responsable de tejer una vasta red criminal que abarca tres continentes y que, entre enero de 1989 y diciembre de 2014, transportó y distribuyó 200 toneladas métricas de drogas desde Colombia hasta Estados Unidos y Canadá.

El monto estimado de estas operaciones fue de 14 mil millones de dólares. Con esa fortuna, dice el memorando que resume la acusación, “El Chapo” logró corromper a funcionarios de todo el continente, comprar una pistola de oro y otra con incrustaciones de diamantes, y aparecer en la lista de los más ricos de la revista Forbes.

-Con información de Univisión y AP.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio