Moonlight

Foto: Internet
 
Cinemazcopio Lunes, 27 Febrero, 2017 12:00 PM

Qué manera tan inteligente del director Barry Jenkins de no rozar la superficie de esta historia de Chiron, un joven afroamericano gay que sobrevive en un barrio bravo de Miami y en un hogar altamente disfuncional.

Este personaje está a lo sumo conflictuado, pero no lo dice, su silencio expresa represión, angustia, es una voz trágicamente callada que vemos expuesta en tres etapas. La primera comienza con el niño taciturno que en casa enfrenta a Paula (Naomie Harris), una madre adicta e iracunda, la ausencia del padre, la pobreza y, en consecuencia, halla refugio con Juan (Mahershala Ali) y su novia Teresa (Janelle Monáe). El detalle es que Juan es narcomenudista. No se diga más.

Después tenemos al adolescente que sigue siendo víctima de bullying en la escuela, pero que de pronto encuentra fuerza en la amistad con Kevin (Jaden Piner), aunque el conflicto con la madre se intensifica en la medida en que ella se hunde.

Finalmente tenemos a Chiron convertido en “Black”, un hombre musculoso que para entonces conoce demasiado bien el bajo mundo y ha aprendido a generar sus ingresos justo ahí. Pero en el fondo está la misma sensibilidad del pequeño, esa necesidad de ocultar su intimidad, de contener los demonios que liberó año atrás y de evitar una vez más lo inevitable: reencontrarse con Paula.

Alex Hibbert, Trevante Rhodes y Jharred Jerome son los tres actores responsables de encarnar a Chiron en sus distintas etapas. La congruencia entre todas las interpretaciones también se le debe a Jenkins, quien de manera notable quiso ahorrarse las palabras para expresar esta lucha en un ambiente culturalmente hostil y más bien recurrió a la emotividad sincera de sus actores para lograr eso que es toda una hazaña: la empatía del espectador.

Por supuesto que la cámara de James Laxton tuvo mucho que ver en llevar este trabajo a la perfección poética.

Además, el elenco en general es insuperable. No en vano Harris y Ali recibieron nominaciones, pues desde sus respectivos papeles supieron cobijar a los tres actores que interpretan a Chiron, de tal suerte que nunca dudamos que son la misma persona. Vaya espléndido trabajo de equipo de esta película que por fortuna ha sido muy tomada en cuenta, a pesar de haber hecho poco ruido en cartelera. ****

Punto final.- Esperemos que los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood superen “La La Land” el domingo.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio