Manifestación correctamente evolucionada

Foto: Archivo/Inconformidad de ciudadanos
 
Opinionez Lunes, 6 Febrero, 2017 12:00 PM

Más tardó en arrancar el 2017 que en brotar por doquier inconformidades, principalmente por el aumento al precio de los combustibles, aunque fue la ácida gota que derramó la copa del hartazgo de la población por la corrupción, demagogia y abusos de malos políticos.

En Baja California los reclamos iniciaron por ese y otros motivos, como el cobro de placas, la ley del agua, el cobro en la escénica y otras razones.

Se dieron tomas de casetas en carreteras de cuota en la región y se bloqueó PEMEX en Playas de Rosarito.

Mientras que la población apoyaba, en el caso de Rosarito las opiniones estaban divididas por la escasez de combustible, hasta que estalló la violencia, atropellando policías, lanzándoles todo tipo de objetos y tras de la momentánea retirada, reagrupados los agentes acabaron con fuerza con el bloqueo a las pipas.

En Mexicali la historia fue diferente y mediante el diálogo se liberó el acceso a “la Rosita”, para que se lograra el mismo efecto ministrador de combustible, tanto para automóviles como para aeronaves.

A pesar del violento incidente en Rosarito y la división de opiniones, los bajacalifornianos seguían simpatizando prácticamente de lleno con los manifestantes, tanto por la persistencia en el movimiento como porque los motivos de inconformidad seguían presentes.

Por ello, no fue extraño que el domingo 15 de enero se llevara a cabo una histórica manifestación de casi setenta mil personas que saturaron en la entidad calles, plazas, glorietas, garitas y que tomaron el Palacio Municipal de Mexicali, así como oficinas de gobierno del estado y el congreso estatal.

Tras de esa resonante y masiva demostración, el gobernador emitió un decreto que eliminaba la renovación de placas y abrogó la ley del agua.

Aun así, el domingo 22 de enero se dio otra manifestación y nuevamente los ciudadanos tomaron las calles, aunque bajó el número de asistentes. En Tijuana, en la primera manifestación se calcularon más de quince mil personas, mientras que en la segunda muchos menos. Como sea, los más de tres mil asistentes lograron una auténtica fiesta ciudadana que culminó con un patriótico canto del himno nacional… O al menos así fue para la mayoría, que se retiraron a disfrutar del día con su familia.

Pero extrañamente surgió la propuesta de marchar al centro de gobierno, lo que no tenía sentido porque estaba cerrado y porque el tema del gasolinazo es federal. Para la inmensa mayoría, todo había terminado.

Y resulta que más tarde, cundieron noticias de violentos actos cuando algunos estaban tratando de entrar por la fuerza al Palacio Municipal.

Como en un mundo bizarro, la fiesta ciudadana degeneró en empujones y hasta sangre, lo cual no llegó más lejos no solo porque la policía frenó a los agresores, sino porque la población impidió que usaran palos y tubos para golpear agentes y causar mayores destrozos.

A partir de allí, un grupúsculo de manifestantes distorsionaron un movimiento ciudadano con demandas absurdas y aunque algo faltara, no tenía por qué canalizarse así.

Ante lo ocurrido, la sociedad necesita capacitarse y estar alerta para que malos líderes no ensucien el auténtico derecho a manifestarse, en el presente y a futuro.

Estamos a tiempo de poner las cosas en su lugar. Próximamente se tendrán elecciones y si la población no se informa, los manipuladores seguirán intentando abusar de la buena fe.

También hay que ubicar a quienes quizá no sean malignos, pero que no deben poner en riesgo integridad y vida de otros.

Tampoco podemos dejar que acciones mal dirigidas afecten elementales servicios públicos o que a río revuelto haya ganancia para siniestros pescadores.

Los reclamos deben de ser enérgicos pero pacíficos, proporcionales al motivo de inconformidad y manejados con cordura, así como enfocados adecuadamente.

Todo es cuestión de tener una manifestación correctamente evolucionada.

 

Alberto Sandoval es Coordinador de Alianza Civil, A.C. Correo: [email protected] Internet: www.AlianzaCivil.Org Facebook: Alianza Civil AC Twitter: @AlSandoval

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio