Los privilegios de los diputados


 
Ezenario BCS Martes, 14 Febrero, 2017 12:00 PM

El martes 7 de febrero, como se había dado a conocer a través de un boletín emitido por el Honorable Congreso del Estado y tras una serie de presiones, se tenía previsto al término de la Sesión Permanente realizar una sesión extraordinaria para abordar puntos importantes, o que al menos preocupan a los ciudadanos, como es el denominado magistradazo o pensión vitalicia para magistrados; el dichoso plan de austeridad al cual siguen ausentes legisladores locales y el tema de los “jugosos” salarios de diputados que se ha dicho, “no tocarán”.

Sin embargo, en dicha sesión los legisladores no contaban con la presencia de algunos ciudadanos que manifestaron su total descontento social ante la falta de transparencia en su actuar y la “falta de huevos”, como dijo un ciudadano a ZETA, para entrarle a los temas que le duelen a la población.

Es el caso de la señora Eva Palacio, quien exigió acciones al presidente de la Sesión Permanente, Sergio García Covarrubias, diputado por el Partido Acción Nacional (PAN), indicando que viven y gozan de un privilegio como diputados.

“A toda la ciudadanía nos consiguen o se ponen a trabajar, en manejar una infraestructura o inversión que se traiga al Estado, donde todos podamos ganar 88 mil pesos más prerrogativas, más nuestro bono de gasolina de 16 mil pesos, no hay problema, que vengan los gasolinazos que quieran”, expresó la ciudadana ante los sueldazos de los legisladores, en comparación con los salarios mínimos de un ciudadano promedio.

De acuerdo a información solicitada por ZETA al Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ITAI), el sueldo de un diputado es de 20 mil 184 pesos, a esto se suma la compensación adicional por 3 mil 850 pesos y 46 centavos; gastos de representación por 12 mil 965 pesos y 54 centavos; apoyo asistencial por 35 mil pesos y, en temporada de gasolinazo, apoyo para combustible de hasta 16 mil pesos.

En total, un diputado percibe al mes 88 mil pesos por “cumplir” en la atención a los ciudadanos.

Pero quien de plano se llevó los aplausos y quitó los reflectores del resto de los legisladores fue Camilo Torres Mejía, del Partido del Trabajo (PT), luego de que mencionara recientemente que el salario que percibe actualmente no le es suficiente para solventar los gastos que tiene.

Sin embargo, a días de que se vertieran sus declaraciones en los medios de comunicación salió a defender, como dicen, “lo indefendible”, diciendo que lo que trató de decir es que su sueldo no le es suficiente para pagar una nómina de catorce trabajadores, lo que equivaldría a una Dirección o Secretaría, incluso una delegación federal cuando solo mantiene un cargo de diputado.

Justificó que él solo percibe un sueldo de 30 mil pesos y el resto termina en los honorarios de los 14 trabajadores que mantiene.

Agregó que la nómina inflada que mantiene no es de gratis, sino que es por estar presente en varios temas legislativos a diferencia de otros diputados que pasan sin pena ni gloria, lo que dio a entender que el salario es insuficiente.

“Si ustedes ven la lectura de las notas que han salido de que no me alcanza, yo hablé claramente que la cantidad de personas que tengo, yo no hablaba que no me alcanza en lo personal, eso que quede muy claro, incluso como lo he dicho y lo sigo repitiendo, recibo 30 mil pesos mensuales de los 87, porque tengo una gran cantidad de gente para poder trabajar, porque soy un legislador y ando metido en muchos temas, ando metido en muchas actuaciones a diferencia de muchos otros que no aparecen”, justificó.

Quien emitió un exhorto a la clase política, fue la diputada de Movimiento Regeneración Nacional (MORENA),  Guadalupe Rojas, durante la Sesión Extraordinaria, donde exhortó a los legisladores presentes a que es momento de sentarse a dialogar el tema de la austeridad, medida que es necesaria y que hasta el momento ninguno le ha entrado, debido a que les “es insuficiente” un jugoso salario.

“Tenemos el compromiso para de una buena vez no darle vueltas al asunto, no sacarle al hecho de sentarnos ya a discutir e implementar un plan de austeridad”, exhortó.

Mientras que por la fracción de diputados del PAN, en un discurso populista y sin adentrarse en el tema que verdaderamente preocupa, Alejandro Blanco indicó que en estos momentos la ciudadanía no quiere justificaciones, sino acciones y los diputados están para ello, sin siquiera mencionar la austeridad como medida urgente para el Congreso; austeridad que toda institución pública ha retomado, desde el gobierno estatal al municipal, a excepción del Congreso del Estado

“Yo creo que salir a explicar estos temas seria justificarnos y la verdad no estamos para justificarnos, estamos para trabajar y como les vuelvo a reiterar, rendir buenas cuentas, estar en contacto, ayudarles en lo que sea necesario y lo que esté en nuestras manos, que es muy importante”, expuso.

Destacó que durante la Sesión Extraordinaria los diputados que brillaron por su ausencia fueron Alfredo Zamora, Maritza Muñoz y Marcos Almendáriz Puppo de la fracción panista, este último habría faltado en los últimos meses por cuestiones de salud, sin embargo, ha estado presente en eventos sociales, al igual que los otros dos en sus distritos haciendo campaña, pero no donde verdaderamente se requiere de su presencia.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio