La lección de español


 
En Zerio Lunes, 6 Febrero, 2017 12:00 PM

En una clase, la profesora dice que van a estudiar las onomatopeyas:

—Juanito, dime una frase con una onomatopeya.
“Llegué a casa y el gato me dijo ‘miau, miau’”.

— Muy bien. Ahora tú, Alfonso.

“Fui al pantano y la rana dijo ‘croac, croac’”.

— Muy bien. Ahora tú, Jaimito.

“Iba por un callejón, encontré un camión de frente y dije ‘¡Oh, no m’atopella!’”.

Autor: Maestro de español.

 

Sin querer

Van dos amigos caminando por el campo, uno le dice al otro:

No puedo aguantar la sed.

“Tranquilo, que llegaremos a un pozo dentro de poco”.

Llegan al pozo, se acercan y comentan:

Parece que no se ve agua aquí.

“Espera, que tiraré una piedra”.

Mira a un lado y el otro ve una gran piedra, la agarra y la tira dentro del pozo.

Pues parece que está profundo.

“Espera, que ya llegará”.

En esto ven bajar una cabra corriendo hacia el pozo.

“Mira la cabra esa, ¡cómo corre!”.

El animal se tira de cabeza al pozo y el amigo dice:

“Ésta tenía más sed que tú, ¿eh?”.

Entonces, aparece el cabrero y les pregunta:

Buenas tardes, ¿han visto una cabra por aquí?

“Sí señor, acaba de tirarse al pozo la pobrecilla, seguro tenía sed”.

— Pero cómo se va a tirar al pozo la cabra, si la tenía yo aquí, ¡amarrada a una piedra!

Autor: El dueño de la cabra.

 

En la escuela

La maestra escribía en el pizarrón cuando se le cayó el gis. Se agachó a recogerlo y, como llevaba una minifalda, los alumnos rieron y ella reprendió:

Quien haya visto algo estará suspendido.  Tú, ¿qué viste?, pregunta a uno de los niños.

“Yo vi las pantorrillas”.

Un mes suspendido, ¡fuera! A ver tú, ¿qué viste?

“Los muslos”.

Dos meses suspendido. ¡Fuera! ¡Tú! ¿Qué viste?, cuestiona a otro estudiante.

“Yo le vi una parte de una pompi”.

¡Tres meses suspendido! ¡Fuera! Y tú, Jaimito, ¡qué viste!

“Muchachos, ¡nos vemos el año que entra!”.

Autor: Jaimito feliz.

 

Maldición

¿Cómo maldice un pollito a otro pollito?

¡Caldito seas!”.

Autor: La gallina.

 

Niña boba

Llega una niña a su casa y le dice a su mamá:

— Un niño me dio 50 centavos por bajarle su globo de un árbol.

“Niña tonta, ¿no ves que lo quería era verte los calzones?”.

El segundo día pasó lo mismo. Al tercer día llega la niña con su madre y le cuenta lo mismo. La señora estalla:

“Ay, pero qué burra, ¿no ves que lo que quería era verte los calzones?”.

No, ahora no me los vio ¡porque me los quité antes de subir!

Autor: Niño en el parque… ansioso.

 

Evidente

Dice la maestra en el salón de clases:

— Si tengo tres botellas en una mano, y cuatro botellas en la otra, ¿qué tengo?

Pepito levanta la mano y contesta:

“Un problema con el alcohol, ¡definitivamente!”.

Autor: Profe en rehabilitación.

 

Pregunta necia

No entiendo por qué no consigo pareja.

“¿Ya intentaste quitarte el bigote?”.

— No.

¡Pues hazlo, Paola!

Autor: La “amiga”.

 

Simpleza

— Oye, ¿por qué te bañas con pintura azul?

“Porque mi novia vive muy lejos”.

— ¿Y eso qué tiene qué ver?

“¡Pues es que quiero estar azulado!”.

— Ah, ¡qué menso!

Autor: Ex novia.

 

Honestidad

Mira, Jaimito; la redacción del cuento del perro es igualita a la de tu hermano. Le copiaste, ¿verdad?

“Claro que nooo, maestra, ¡tenemos el mismo perro!”.

Autor: Juanito.

 

Metáfora

¿Y tu novio?

“En Narnia”.

Narnia no existe.

“Mi novio tampoco”.

Autor: Anónimo del Club de los Corazones Solitarios.

 

Hay de enseñanzas…  a enseñanzas

En Pawhuska, al Norte de Oklahoma, una maestra fue detenida por conducta obscena enfrente del coro de jóvenes al que se supone, estaba brindando atención.

Resulta que a la “educadora” de la nada se le ocurrió hacer una vuelta de carro ¡EN ZERIO! sin ropa interior.

El incidente fue grabado con el teléfono celular de uno de los alumnos de la preparatoria.

Al momento no se ha hecho público el nombre de esta mujer que fue arrestada la tarde del martes 31 de enero, en el tranquilo poblado de Pawhuska.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio