Francisco, Nereida y las medidas

Foto: Archivo
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 27 Febrero, 2017 12:00 PM

Seis días después de la publicación de ZETA dando a conocer a nuestros lectores de la advertencia que una mujer hizo al editor de política de este Semanario, Isaí Lara Bermúdez, para que se cuidara del director de la Policía Municipal de Tecate, Francisco Castro Trenti y su policía Claudia Cristina García Espinoza, luego que escribió de los señalamientos contra la mujer, la alcaldesa de Tecate, Nereida Fuentes y su director de la corporación se comunicaron a este Semanario. Lo hicieron, coincidieron ambos, para “reiterar y patentizar el apoyo irrestricto a la libertad de expresión, a todos los periodistas, de todos los niveles, particularmente a los de ZETA”.

Un día después, jueves 23 de febrero, Castro Trenti se apersonó en nuestras oficinas para confirmar lo que vía telefónica había expresado. Aprovechó para decir que él ha cumplido con los Exámenes de Control, Evaluación y Confianza, y que no tiene idea por qué ni él ni García Espinoza aparecían en el Registro Nacional de Seguridad. Sobre su subordinada expresó que no era comandante, sino policía de tropa en la unidad encargada de investigación y análisis, que además está en un proceso de exámenes de control porque su certificación venció en noviembre de 2016. De él, dijo que se había certificado en la Procuraduría General de la República. Sin embargo, en la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California, informaron que “los únicos centros de confianza autorizados para mandos municipales son los centros estatales y en caso excepcional el CISEN, o incluso el de la Policía Federal”, cuestión que no sucedió con Castro. La alcaldesa Nereida Fuentes poco habló. Con voz pausada, acompañada de su director de la Policía, refirió que se sentía “un poco consternada y sobrepasada por esta situación, sabes que me preocupa; de ninguna manera permitiré ni de mi director y de ningún director, que se excedan en sus funciones”. Sobre el caso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos que preside Melba Adriana Olvera Rodríguez, emitió oficios tanto a Daniel de la Rosa, titular de Seguridad Pública del Estado, como a Nereida Fuentes, alcaldesa de Tecate, solicitando medidas precautorias que garanticen la integridad física del periodista Isaí Lara Bermúdez; a la presidenta municipal para que “gire instrucciones precisas al personal a su digno cargo, para que se abstengan de llevar a cabo actos de molestia en contra del C. Isaí Lara Bermúdez, ya sea por sí o por interpósita persona”. Además, de la Secretaría de Gobernación del Gobierno de la República, se comunicaron para poner a disposición del reportero el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, mientras que organizaciones como Artículo 19 lanzaron una alerta exigiendo la intervención de las autoridades “para garantizar la integridad y la labor del periodista”. México está considerado uno de los países más riesgosos para el ejercicio del periodismo y el sexto con mayor impunidad en la investigación de casos de atentados contra comunicadores. Lo que ha sucedido con ZETA, es un caso más que compartimos con nuestros lectores, con una sociedad democrática, donde la libertad de expresión es un pilar.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio