Empresarios de la mano con Obrador

FOTOS: Ramón T. Blanco V.- Atiborrado en el CECUT
 
Zoom Político Lunes, 20 Febrero, 2017 12:00 PM

Antes de iniciar una gira por Estados Unidos en defensa de los migrantes mexicanos, Andrés Manuel López Obrador mostró el respaldo principalmente del empresariado de Baja California y diversas fuerzas políticas.

El domingo 12 de febrero llegó a Tijuana para firmar el Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México con más de 30 representantes de organizaciones sociales, organismos empresariales y políticos.

Frente a mil personas que llenaron el teatro del Centro Cultural Tijuana (Cecut), el dirigente nacional de Morena signó el documento previamente firmado por prominentes empresarios como Salomón Cohen y Jorge Kury.

También participaron el presidente de Coparmex de Tijuana, Gilberto Fimbres; el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Humberto Jaramillo; el presidente del Consejo Estatal de Atención al Migrante, Carlos Mora; el director de Ángeles de la Frontera, Enrique Morones; el presidente de Canaco, Gilberto Leyva y Alejandra Santos, vicepresidenta de Tijuana Innovadora.

Escobedo Carignian, Gilberto Leyva

Así como asociaciones de periodistas, gasolineros, ingenieros, abogados, comerciantes, profesores, pescadores, transportistas, restauranteros, activistas, organizaciones como el Club Rotario y el Grupo 21, frentes indígenas, así como representantes del Partido del Trabajo, del PRD y del PES.

López Obrador reconoció a los representantes de “un abanico de lo que es esta sociedad muy plural”.

Al ex candidato presidencial lo acompañaron el dirigente estatal de Morena, Jaime Bonilla y la secretaria general del partido, Yeidckol Polevnsky.

“Tenemos que sacar adelante, lograr entre todos, pobres y ricos, religiosos y libres pensadores, el renacimiento de México, sacar a nuestro pueblo de la pobreza, la marginación, del miedo, de la inseguridad, del temor, de la incertidumbre que prevalece en todo el territorio nacional”, manifestó López Obrador durante sus 30 minutos de discurso.

 

Señaló a las cúpulas y de la corrupción en el país, “ese mal que aqueja, que está destruyendo al país, ese cáncer”.

Al hablar de corrupción, Andrés Manuel invariablemente habló de Enrique Peña Nieto, presidente de la República, y con ello, se llevó las risas y aplausos de los presentes.

“Peña contestó que la corrupción era parte de la cultura del pueblo de México. No se midió. Yo opino exactamente lo opuesto, la corrupción no es parte de la cultura del pueblo de México”, aseguró.

Calculó que 500 mil millones de pesos al año es “lo que se roban los políticos corruptos” y sostuvo que, con ese dinero, “nos va a alcanzar y nos va a sobrar” para pagar becas de 2 mil 400 pesos mensuales a 300 mil estudiantes y capacitaciones de 4 mil 500 pesos mensuales a 2 millones 300 mil jóvenes que se inician en el sector productivo.

“Vamos a alejar a los jóvenes de la tentación. Se les ha cancelado el futuro en vez de que haya una mano franca que les ofrezca la posibilidad de estudiar y trabajar, se les combate con balas, con fuego. Vamos a lograr que el país se serene, no con el uso de la fuerza, sino con desarrollo y bienestar”, prometió.

Jorge Kuri, Salomón Cohen, caminan con AMLO

Explicó que ya construye su plataforma política 2018-2024, en la cual se incluye establecer una zona franca o libre a lo largo en todas las ciudades fronterizas con Estados Unidos, la cual recibiría incentivos fiscales como reducción de impuestos y en el precio de los combustibles.

Aunque parte de la convocatoria de ese día, era la presentación de su libo “2018: La salida. Decadencia y renacimiento de México”, de inicio, el ex jefe capitalino se disculpó porque su participación sería corta.

De Tijuana partió a Los Ángeles para iniciar su gira por la unión americana en apoyo a la comunidad migrante. Tan rápido como concluyó el evento, López Obrador dejó el lugar a bordo de una camioneta, conducida por Jaime Bonilla.

Esa tarde, desde la Plaza Olvera en Los Ángeles, centro de la cultura mexicana en la ciudad californiana, atribuyó la persecución a migrantes a fines políticos.

“El discurso pendenciero de Donald Trump obedece a una calculada y fría estrategia política…estos astutos, pero irresponsables gobernantes neofascistas quieren construir muros para hacer de Estados Unidos un enorme gueto y equiparar a los mexicanos con los judíos estigmatizados e injustamente perseguidos de la época de Hitler”, sentenció.

Por ello propuso iniciar una campaña para informar a la población estadounidense más golpeada por la recesión económica. “Si ellos no tienen trabajo, buenos salarios y bienestar, no es por culpa de los migrantes, sino por el mal gobierno que castiga a los de abajo y a las clases medias y beneficia únicamente a los potentados”.

Y así López Obrador llevará su discurso por Estados Unidos.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio