El Legislativo sin autonomía

Foto: Internet/Se metió en un lio gordo
 
Opinionez Lunes, 13 Febrero, 2017 12:00 PM

Política Breve y de Emergencia

 

 

 

El Congreso del Estado de Baja California definitivamente está metido en la mayor crisis de credibilidad política desde 1989, cuando los diputados por primera ocasión llegaron a la representación ciudadana por la vía del voto directo. La XIII Legislatura se integró con el esfuerzo individual de cada candidato y la decisión de un electorado que acudió a las urnas de manera libre y democrática. Pero hoy de nuevo la representación en el legislativo viene de un gran elector y eso se nota en sus acciones.

En 1989 el esfuerzo político extraordinario de la ciudadanía para lograr “el cambio”, surgió entre otras cosas porque los equilibrios democráticos se habían pervertido, con una excesiva concentración de poder y un rumbo en el que no todos confiaban, las repercusiones de las acciones un gobierno autocrático y sin autoridad moral alguna provocaron el relevo del régimen.

Por los últimos 28 años las reglas de la vida democrática se fueron fortaleciendo, se innovó y en la vanguardia nacional se definieron siempre instancias donde se pudiera participar para escuchar y ser escuchado e inclusive, para influir al punto de poder transformar la vida institucional, en este tiempo el garante y hasta última adecuada instancia fue la Cámara de Diputados. Pero ahora la gente de nuevo en un amplio movimiento impregnado de valor ciudadano tomó la calle y las plazas para exigir el respeto a sus derechos, entre otras cosas porque la institución que le escuchaba y apoyaba ya no está para escucharle.

La XXII Legislatura de BC integrada por 25 diputados, tiene una conformación tal que un solo partido político tiene la mayoría para tomar casi todas las decisiones importantes de la vida política institucional de la entidad; es el Partido Acción Nacional (PAN) que con 13 distritos de mayoría logró la fuerza electoral para, por decirlo de alguna manera, detentar el poder, de manera que tal vez lo adecuado deba ser voltear a ver al PAN, cuando de quejas sobre leyes fallidas y derechos e impuestos excesivos de los que manifestarse, se trate.

La amplia y rica tradición democrática del PAN ha sido abandonada para dar paso al pragmatismo electoral efectivista que considera una pérdida de tiempo y derroche de capital político la competencia interna, así que de los 13 integrantes de la XXII legislatura asociados panistas, se podría decir que tan solo 2 de ellos emanaron de verdaderos procesos libres y el resto como los otros 4 que no obtuvieron el triunfo, fueron “designados” por la vía de poder oficial.

Si bien la condición de detentar la mayoría, hoy con 13 y en alguna ocasión hasta con 15 diputados, no es nueva para Acción Nacional en BC, lo que sí lo es, es la forma de origen de arribo de cada uno, todos se la deben al “partido”, y claro, de ahí la disciplina y orientación de la toma de decisiones y las votaciones mismas. Sube el piano, baja el piano, sí señor.

Y todo esto no sería desde luego negativo, siempre y cuando se actuara como inclusive la lógica política marca, oyendo a la ciudadanía; pero como lo declaró el diputado coordinador del PAN al ser cuestionado sobre la falta de consulta ciudadana en el tema de la fallida Ley del Agua: “…no tuvimos tiempo”. Y se acabó la autonomía constitucional.

Que la historia lo registre.- En 1998 Francisco Vega salió como candidato a alcalde de Tijuana a pedir el voto; contrario a lo común hasta entonces en el PAN, los ciudadanos de extracción humilde  seguían eufóricamente al panista. ¿Cómo le haces, Kiko? ¡Hay que escucharlos, así de sencillo!

Botón rojo.- Como las manifestantes en USA al considerar a la primera dama norteamericana, como la primera mujer oprimida y que coreaban ¡Free Melania! los bajacalifornianos debiéramos decir: ¿Liberen a los diputados?

 

Salvador Morales Riubí, político tijuanense, ha sido funcionario municipal y estatal. Actualmente es empresario y consultor en temas de salud y relaciones públicas.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio