El dinero de partidos alcanzaría para esto y más


 
Zoom Político Lunes, 6 Febrero, 2017 12:00 PM

El Estado gasta más en Partidos Políticos que en becas y estímulos educativos, invierte el doble en los partidos que en ciencia, tecnología e innovación, esa bolsa alcanza para mantener durante más de dos años y medio la Secretaría de Medio Ambiente, con ese presupuesto de los 3 últimos años, se construirían más de 12 mil metros cuadrados en 6 hospitales, con 340 consultorios en total y así otorgar más de 660 mil consultas médicas, estudios de Rayos X y laboratorio en un año

En un Estado en abandono en servicios públicos, con uno de los niveles más altos del crecimiento de pobreza extrema, una atención médica en decadencia, educación pública deficiente y falta de inversión por parte del gobierno, lo que se destina a las siglas que conforman la clase política, es una obscenidad.

Más aun, cuando las leyes electorales y los presupuestos están hechos para privilegiar en los montos a los dos partidos que han gobernado Baja California y que se han intercalado por décadas, los gobiernos reparten los municipios: el PRI y el PAN, quienes se llevan la mayor parte.

Los impuestos que se han destinado a mantener a los partidos políticos alcanzarían para inversiones importantes en el Estado favoreciendo a cientos de miles de ciudadanos, podrían construirse, escuelas, carreteras, hospitales, invertir en cultura, ciencia, deporte, protección ambiental, en un sinfín de beneficios.

Para dar una idea de esta cifra, a los partidos políticos con registro estatal en Baja California se les ha destinado en los 3 últimos años (2015-2017) un monto total de 408 millones 678 mil 853 pesos.

Una cifra muy similar con la que pudieran echarse a andar 3 planteles de educación media superior en Tijuana, inversión que le permitiría incrementar la matrícula escolar de todo el Estado en 12 por ciento, según los datos de “Análisis Costo-Eficiencia” de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno Federal.

Los más de 408 millones de pesos que fueron destinados a los partidos en los últimos 3 años se refieren exclusivamente a nivel estatal, pues por medio del Instituto Nacional Electoral (INE) a los partidos se les proporciona otras cantidades muy superiores.

Pero concentrémonos a lo que Baja California y sus ciudadanos tienen que pagar para salvaguardar a los partidos. En las siguientes líneas se encontrarán comparaciones y datos que ayuden a entender mejor el negocio de la “democracia partidista”.

 

120 millones 806 mil 674 pesos para 7 partidos    

Con el vergonzoso fracaso al no obtener ni el 3 por ciento de la votación en las pasadas elecciones, los partidos del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (PANAL), Humanista (PH), Municipalista (PMBC) y Peninsular de las Californias (PPC) provocaron que la bolsa multimillonaria se repartiera en menos partidos.

En total, de 13 partidos con registro estatal solo sobrevivieron 7. A inicios del este año el Consejo Estatal Electoral hizo el cálculo en base a los resultados electorales del 2016 para repartir los montos a cada instituto político. Quedando de la siguiente manera:

PAN                           35 millones 806 mil 813 pesos

PRI                             23 millones 566 mil 649 pesos

MORENA                  18 millones 207 mil 478 pesos

PES                             15 millones 047 mil 694 pesos

MC                             10 millones 835 mil 133 pesos

PBC                            9 millones 028 mil 491 pesos

PRD                            8 millones 319 mil 380 pesos

TOTAL                      120 millones 806 mil 674 pesos.

 

Prefieren partidos, que deporte, cultura o turismo

Los datos fríos duelen. Haber mantenido a los partidos políticos en 2016 equivalió a 5.03 veces lo que el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid gastó en “cultura, deporte y recreación” (31 millones 525 mil 401 pesos), según informes de los portales de información pública del gobierno estatal, revisados por ZETA.

En 2015, año electoral donde se renovó el congreso del Estado y las alcaldías, se les transfirió 158 millones 877 mil 402 pesos. Es decir dos veces y medio lo que se destinó desde el gobierno del Estado para “ciencia, tecnología e innovación” a decir de documentos oficiales de la Secretaría de Presupuesto y Finanzas.

La clase política en 2014 gastó 128 millones 994 mil 777 pesos de recursos públicos (a decir de los presupuestos de egresos del Instituto Estatal Electoral), con eso se pudo haber duplicado lo que Kiko Vega invierte en “turismo” en todo el año, un total de 123 millones 237 mil pesos y casi triplicado lo que se destina a “transporte”.

Ni en educación son tan espléndidos

Del presupuesto anual que maneja el gobierno del Estado, por ejemplo, en 2016, de 44 mil 402 millones 168 mil pesos, el 87 por ciento se usa en gasto corriente, es decir, el dinero destinado al pago de servicios “indispensables” para brindar servicios públicos y pagar al personal de gobierno.

Sin embargo, en el presupuesto de egresos del Gobierno del Estado aparece “educación” como el rubro en lo que más se gasta: 23 mil 250.5 millones de pesos, es decir, el 52.37 por ciento del total de ingresos. La cantidad es tan alta porque es el ramo donde más se pagan sueldos.

¿Pero qué se hace más allá de pagar sueldos y prestaciones de profesores? En 2016, el gobernador presumió en su informe que se “apoyó a la infraestructura y equipamiento en prepas estatales” con la construcción de 131 espacios educativos con una inversión estatal de 66.3 millones de pesos. Eso es la mitad prácticamente de los 121 millones que recibirán los 7 partidos este 2017.

Además se “avanzó” en la “cobertura de Educación Media Superior” con preparatoria abierta con 9.1 millones de pesos, beneficiando, según el gobernador, a 12 mil alumnos. ¿Es mucho? Pues solamente el Partido Acción Nacional se embolsará 35.8 millones de pesos, o sea, 4 veces lo que se gastó en preparatorias abiertas en un año.

O bien, en 2016 se otorgaron 153 mil 369 apoyos y en estímulos educativos (“becas, lentes educación especial, uniformes, útiles escolares, etc.”, describe el presupuesto) con un costo de 102 millones de pesos. Esta cantidad equivale a lo que se presupuestó para 5 partidos en 2017, el PAN, PRI, MORENA, PES y MC, sumando entre ellos más de 104 millones de pesos.

La “inversión pública” en “educación superior”, es decir universidades, fue en 2016 de 66 millones de pesos, casi equivalente a lo que se le dio al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) en el año recién concluido sumando entre ambos 63.15 millones al año.

Desde 2014 al 2016, la Secretaría de Educación Pública ha aprobado (pero no se ha ejercido) en Baja California, la construcción de dos bachilleratos y un instituto tecnológico en el municipio de Tijuana, 139 millones cada año.

El proyecto terminará costando 419 millones de pesos y será inversión más grande en educación y representará un incremento del 12.6 por ciento de matrícula educativa en todo el Estado, algo así como 3 mil estudiantes.

Tristemente, los 419 millones en 3 años, se parece mucho a los 408 millones de pesos que se devorarán al término de este año.

Si el lector aguanta una más. Estos más de 400 millones de pesos para los partidos, es 2.5 veces más de lo que se gastó en “inversión pública en educación básica”, según los informes de la SPyF.

 

¿Y en obra y pensiones, carreteras y hospitales?

El gobierno del Estado presupuestó para “pensiones y jubilaciones” 15 millones 493 pesos en 2016. Una cantidad ridícula comparado a los casi 35 millones que recibirá el PAN en 2017, o los 22.8 millones que al PRI le corresponden, incluso, más que el monto para MORENA por más de 17 millones 677 mil pesos.

Las prerrogativas para los partidos (los 120.8 millones de pesos) superan el presupuesto total para algunas secretarías de Estado, por ejemplo la de la de Protección al Medio Ambiente (5.12 millones anuales), que representa 42.4 por ciento de lo que se le otorga a los partidos.

O bien, la propia Secretaría de Pesca y Acuacultura (73.5 millones), con un presupuesto inferior a los 120.8 millones de pesos electorales para el 2017. Incluso la Secretaría de Fomento Agropecuario (154.9 millones) tiene un presupuesto menor al de los partidos en el año pasado (158.8 millones de pesos).

Una de las pocas obras federales que se están haciendo en Baja California se está aplicando en Tecate. Es la construcción de una carretera llamada “El Cóndor-José Ma. Pino Suárez” mediante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por un monto de 92 millones 800 mil pesos.

La modernización de este camino tiene una longitud de 18 kilómetros, es decir, una distancia equivalente a lo que mide la vía rápida empezando frente a la clínica 1 del IMSS hasta donde finaliza la Internacional. Esta obra representa solo el 76 por ciento de la bolsa a los partidos.

En un tema más delicado y para no acabar con la paciencia del lector. En Rosarito, por medio del Seguro Social se está edificando un hospital con 10 consultorios de medicina familiar, 5 de preventiva, cubículo para tomar muestras de laboratorio, servicio de Rayos X, entre otros servicios.

Eso beneficiaría a 840 mil 624 derechohabientes, prácticamente toda la población de Rosarito en un área de 2 mil 437 metros cuadrados con capacidad de 14 mil 900 consultas, más de 10 mil 200 estudios de RX y 10 mil 200 estudios de Laboratorio, según el proyecto ejecutivo del gobierno federal, consultado por ZETA.

Esa unidad médica ubicada en la Colonia 17 de Agosto tendrá un costo de 64 millones 54 mil pesos. Lo que representa apenas el 51 por ciento del presupuesto oficial de los partidos.

Con el presupuesto de los 3 últimos años podrían construirse en todo el Estado, 6.4 hospitales con estas características. Daría, más de 660 mil consultas, más de 60 mil atenciones de RX y de laboratorio.

O bien, alcanzaría casi 3 veces lo que se va a gastar en la ampliación de área de Cuidados Intensivos Pediátricos, una sala de endoscopia, sala de operaciones ambulatorias; y otras remodelaciones que se realizarán a la clínica 20 del IMSS en Tijuana, según los documentos de la inversión del Seguro Social en las entidades federativas

Lo que se destinó a los partidos en 2016 se hubiera pagado –y sobrado– para esta obra que ampliará el hospital en mil 246 metros cuadrados, remodelará otros mil 516, y podrá al año tener 44 pacientes más en cuidados intensivos para adulto, más del doble para niños y mil 660 cirugías, beneficiando a 395 mil personas.

Todo ello, con solo un año de lo que cuestan los partidos políticos, en su mayoría, lo tendrá el PRI, el PAN y MORENA si se mantienen las tendencias históricas.

Cada vez que un partido o un político hable, se podría pensar en lo que se pudiera generar si no existieran o si no se les mantuviera.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio