De boxeadores


 
Cartaz Lunes, 20 Febrero, 2017 12:00 PM

Estar en la bonanza o clímax de una profesión y si tienes éxito te genera mucho dinero. Hablando del deporte de los puños, el boxeo, cuántos boxeadores de época que tuvieron plenitud en su carrera, boom, taquilla expedita, lleno de arenas, ganaron bien, vivieron las mieles de éxito y del poder tener todo y quizá lo tuvieron.

Ahí está Rubén Olivares, “El Ratón Macías”, “Mantequilla” Nápoles; locales, “La Cobra” Samaha, el “Estrada”, asesinado por delitos contra la salud. Y más que lo tuvieron todo y hoy están en carestía, por no saber administrarse, y vicios de toda índole los llevan a la ruina total.

Y hablando más de boxeadores, me atrevo a escribir sobre el regreso o quiebra económica del tijuanense Margarito, que enfrentó a su connacional estatal “Maromerito” Páez, juventud a favor, mas así perdió. Aun así, cuentan que Margarito trae prótesis en su cavidad ocular derecha y ¿pudo haber ganado así? ¿Con un solo ojo en sus órbitas?

Margarito, ya le pasó su tiempo, debe ya dejar y colgar los guantes, ya no hay casta, fibra, conejo, velocidad. Se vio mal en su pelea de reaparición el sábado 5 de marzo de 2016. A pesar de tocar la lona y tener la cara hacia las lámparas ganó según los jueces. El mismo Julio César Chávez dijo: el “Maromerito” no tira, qué pasó, por qué se deja o dejó.

Quizá la próxima pelea de Margarito, pierda. El Páez iba para arriba y con esa derrota bajan sus bonos y se va al sótano.

Así pues con el deporte de los ganchos al hígado, nocaut, etcétera… Arreglos bajo la sombra se dan en todos los deportes y con el Mago y el Páez fue la vergüenza del fraude deportivo, una vez más. No hay duda, todo mundo la vio y quien sabe quizá opine igual que yo. Lástima, Margarito, lástima. Dondequiera se opone el fraude y la corrupción.

¿Cómo ven, lectores de ZETA?

 

Leopoldo Durán Ramírez

Tijuana, B. C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio