Conrado Acevedo C. (A su entrañable memoria)


 
Cartaz Lunes, 6 Febrero, 2017 12:00 PM

Todo un Señor de las letras,
un consumado escritor,
prosa siempre tan medida,
muy elegante su estilo.

Su dominio de la historia
con un grado de excelencia,
pudo plasmar contenidos
del entorno regional.

Escribió bellos pasajes
de su adorada Tijuana,
ilustró con sapiencia
a nuevas generaciones.

Habló de los misioneros
que en épicas travesías
con una fe inquebrantable
divulgaron su saber.

A indígenas que vivían
en lo que hoy es California,
aprendieron a sembrar,
religión y escritura.

Cuántos pasajes narró
de ese momento del ayer
con claridad meridiana
para entender el presente.

Hombre de corte moderno,
de vocación a servir
en bien de sus semejantes
concibió grandes proyectos.

Como fue la educación
para jóvenes y niños,
promovió la construcción
de espacios para el futuro.

Obras que son realidad
para el servicio cabal
de varias generaciones
que se actualizan a diario.

Nunca se fijó una tregua,
jamás procuró un descanso,
con un corazón tan grande
que en su pecho no cabía.

Con muy buena voluntad
pudo hacer su Fundación,
para honrar a forjadores
del mundo peninsular.

Talentos que se ocultaban
por falta de promoción,
gracias por tanta bondad,
por ser un faro de luz.

Sus obras siguen en pie,
cuenta con grandes amigos,
su familia es albacea
de un legado extraordinario.

Si el cielo existe… no dude
que los ángeles y arcángeles
raudos lo acompañarán
ante el Divino Creador.

Profr. Aurelio Lomelí Íñiguez
Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio