“Cien años de soledad cambió no solamente la literatura sino la percepción que teníamos de ella”: Juan Villoro

"‘Crónica de una muerte anunciada’ es un relato testimonial y al mismo tiempo es una novela de invención", dijo el autor. Foto: Enrique Mendoza
 
Cultura Viernes, 24 Febrero, 2017 05:42 PM

 

Regresó a la frontera norte de México Juan Villoro. En esta ocasión, el jueves 23 de febrero de 2017 en el Centro Cultural Tijuana (CECUT), dictó la conferencia magistral “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez publicada en 1981, un año antes de que ganara el Premio Nobel de Literatura.

 

La figura del maestro Juan Villoro no necesita de presentadores y ni presentaciones que consuman el tiempo porque sus lectores acuden a escucharlo a él. Aunque  el CECUT colocó innecesariamente dos asientos en el entarimado de la Sala Carlos Monsiváis, el ganador del Premio Herralde de Novela 2004 con “El testigo” se dirigió inmediatamente al pódium para desde ahí concentrarse y desmenuzar de manera magistral y con plena libertad y sin interrupciones durante una hora con 30 minutos, la célebre historia del desdichado Santiago Nasar.

 

“Esta obra no deja de sorprender en la lectura y en la relectura; dice Italo Calvino que un clásico es un libro que nunca deja de decir lo que tiene que decir”, refirió para empezar el autor de “El libro salvaje” (FCE, 2008).

 

“Una de las razones para escoger este libro es que combina las dos grandes vertientes literarias de Gabriel García Márquez, el periodismo y la literatura de ficción; ‘Crónica de una muerte anunciada’ es un relato testimonial y al mismo tiempo es una novela de invención; entonces, ahí se ponen en tensión los dos campos fundamentales en los que trabajó Gabriel García Márquez siendo maestro en ambos; siempre reivindicó el periodismo que en ocasiones suele ser visto como algo que es una preparación para la gran literatura; él siempre consideró que el periodismo es literatura bajo presión”.

 

Villoro se presentó en el Cecut. Foto: Enrique Mendoza

 

Por supuesto, fue una velada para escuchar disertar a Villoro sin interrupciones sobre la reconstrucción de los hechos de “Crónica de una muerte anunciada”; incluso sus 461 lectores que abarrotaron la Sala Carlos Monsiváis permanecieron hasta el final sin que nadie abandonara sus butacas, mientras el conferenciante sentenciaba a propósito de los culpables y las verdades ocultos en la obra:

 

“Realmente lo que parece indicarnos García Márquez es que el culpable es la sociedad en su conjunto; es decir, es una sociedad de vida doble, de moral doble, de ocultamientos, en donde no se pueden decir las cosas, donde la verdad no puede circular, donde la verdad si circula daña; entonces ésa sería la explicación de la novela”.

 

Previo a su presentación en Tijuana, Villoro concedió algunos minutos, fue entonces cuando Semanario ZETA inquirió a propósito de “Crónica de una muerte anunciada”:

 

– Gabriel García Márquez consideraba que su obra maestra era “El otoño del patriarca”; en “El olor de la guayaba” decía a Plinio Apuleyo Mendoza: “Literariamente hablando, el trabajo más importante, el que puede salvarme del olvido, es El otoño del patriarca”. ¿Por qué para Juan Villoro “Crónica de una muerte anunciada” es la obra a analizar?

 

“No hay que hacerle mucho caso a los escritores de cómo se definen a sí mismos, ¿no? porque muchas veces escogen el libro que les costó más trabajo hacer, o algún libro que no ha tenido tanto éxito pero entonces ellos lo destacan de esta manera y recordemos, por ejemplo, que Cervantes decía que lo mejor que había escrito eran ‘Los trabajos de Persiles y Sigismunda’, que no es ‘El Quijote’, que para nosotros claramente es su obra fundamental. Entonces, los escritores se equivocan juzgándose a sí mismos.

 

“En lo que a mí toca, yo creo que García Márquez escribió muchas obras maestras: ‘El coronel no tiene quien le escriba’ me parece un libro espléndido desde el punto de vista del reportaje; ‘Relato de un náufrago’ me parece extraordinario; los cuentos de García Márquez de ‘La hojarasca’ son magníficos; y me gusta muchísimo ‘Crónica de una muerte anunciada’, yo creo que es su gran obra de madurez porque vincula sus dos grandes talentos, que es el escritor testimonial, es decir el periodista, y el escritor de ficción, y trata de establecer límites entre ambos y al mismo tiempo de mezclar esos límites; entonces, una gran aventura para cualquiera que escriba crónica y al mismo tiempo ficción, tratar de deslindar dónde comienza un género, dónde termina otro en esta obra inagotable.

 

“Entonces, para mí y quizá ahí yo estoy también aportando el tipo de lector que soy yo, porque como escribo crónica y escribo ficción esto me parece particularmente significativo, pero creo que es uno de sus mejores libros; y por supuesto, bueno, ‘Cien años de soledad’ es de esas ‘Mil y una noches’ que cambió no solamente la literatura sino la percepción que teníamos de ella, porque fue un libro de enorme calidad que acercó la literatura a millones de lectores”.

El público paciente. Foto: Enrique Mendoza

 

Finalmente, Juan Villoro fue dispuesto a platicar con su público a quien al terminar su conferencia magistral concedió el uso del micrófono; por supuesto, una extensa fila hicieron sus lectores al concluir la velada para obtener del escritor un autógrafo en “Tiempo transcurrido” (FCE, 1986; reedición 2015); “El Testigo” (Anagrama, 2004), “El libro salvaje” (FCE, 2008), “El té de tornillo del profesor Zíper” (Alfaguara, 2010), “El profesor Zíper y la fabulosa guitarra eléctrica” (Alfaguara, 1992; FCE, 2016) o “La cuchara sabrosa del profesor Zíper” (FCE, 2015), por citar solo algunos de sus títulos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio