Astiazarán pagó en exceso finiquito a funcionarios de su gobierno, más de 21 millones de pesos; ex empleados deberán regresar excedente

Fotos: Agustín Reyes
 
Destacados Viernes, 13 Enero, 2017 02:05 PM

Un total de 22.6 millones de pesos erogó la administración de Jorge Astiazarán en liquidaciones a funcionarios de primero y segundo nivel, pero no alcanzó a cubrir el pago de 70 millones de pesos de finiquitos a empleados de menor rango, informó el tesorero del XXII Ayuntamiento de Tijuana, Ricardo Chavarría Morales.

Peor aún, en la liquidación por término de administración, el XXI Ayuntamiento de Tijuana pagó tres periodos de vacaciones a los funcionarios con cargo de delegados municipales, secretarios, directores y jefes de departamento, cuando legalmente correspondía la cobertura de una, aun cuando durante todo el trienio no hayan hecho efectiva esta prestación.

En el listado de liquidación obtenido por ZETA, se observan los nombres de Carlos Mejía, a quien se le entregó la cantidad de 316 mil 419 pesos por este concepto. El oficial mayor, Marco Antonio Dueñas Soto, fue otro de los funcionarios de primer nivel beneficiado con la inflada liquidación, al recibir un depósito por 286 mil 791 pesos el 30 de noviembre de 2016.

Los delegados municipales también recibieron este beneficio, a ellos se les otorgó un finiquito por 153 mil 247 pesos.

En total, el XXI Ayuntamiento entregó cheques de liquidación por 21 millones 691 mil 979 pesos, mientras que vía transferencia electrónica depositó 951 mil 500 pesos, para el finiquito de 5 funcionarios, entre ellos el tesorero municipal, José Manuel Noriega Moreno, quien recibió la cantidad de 238 mil 626 pesos.

Liquidar al personal de confianza es una práctica normal en el cambio de una administración, lo que no es regular es el pago en demasía, como es el caso de estos funcionarios, a quienes se les cubrió el pago correspondiente a tres periodos de vacaciones.

Entrevistado al respecto, el tesorero Ricardo Chavarría, reconoció que sí hubo sobrepago en los finiquitos, irregularidad que se turnó a Sindicatura Municipal para su investigación, haciendo hincapié en que “el pago en exceso tendrá que ser devuelto por los ex funcionarios”.

En contraparte, informó que la administración de Jorge Astiazarán les dejó un adeudo de 70 millones de pesos de liquidaciones pendientes a cubrir a empleados de confianza de menor rango, los cuales se cubren “conforme se captan recursos”.

Además de este pendiente financiero, el XXII Ayuntamiento cubre el pago de 140 millones de pesos, cantidad que fue descontada a los empleados municipales vía nómina, pero que no se reportó a terceros, como el municipio tiene convenido.

Impuesto Sobre la Renta (ISR), ISSSTECALI, Sindicato de burócratas, aseguradoras y empresas de financiamiento como Famsa, Crediempleado y Crediamigo, entre otros, se vieron afectadas con el desvío de las retenciones que realizó la administración anterior.

“Recurso que debe ser pagado en lo inmediato, porque ya se descontó a los trabajadores y cuyo destino se desconoce, lo cual también se investiga”, anotó el tesorero municipal.

 

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio