Sin cargo, hermano del exgobernador operaba red de corrupción en Zacatecas: Reforma


 
Nacional Sábado, 10 Diciembre, 2016 08:21 AM

Sin cargo, sin ningún nombramiento, Juan Manuel, el hermano del exgobernador de Zacatecas y actual director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Miguel Alejandro Alonso Reyes, era el principal operador de la administración estatal en presuntas contrataciones y compras amañadas, afirmó el diario Reforma, en base a correos electrónicos que tiene en su poder.

“Ing. Alonso, por instrucciones del Director del Inzace (Instituto Zacatecano para la Construcción de Escuelas), anexo la propuesta de constructores para su contratación. Solicito su apoyo para su aval correspondiente lo más pronto posible”, se lee en uno de los correos enviado a Juan Manuel el 13 de junio de 2012.

El rotativo dio a conocer las comunicaciones que muestran cómo el hermano del ex mandatario “palomeaba” bases de licitación, se encontraba con contratistas, autorizaba reuniones de funcionarios con proveedores, era notificado de movimientos de personal y recibía numerosas ofertas de empresas interesadas en ser contratadas.

“Tengo entendido que viene una licitación sobre desechables y si hay alguna manera en la que podamos apoyarlos, con gusto lo podemos hacer, inclusive podemos facturar extra de acuerdo al valor original para cualquier apoyo que ustedes requieran”, le escribió una empresaria el 17 de junio de 2013.

Según Reforma, Juan Manuel Alonso Reyes es señalado como la cabeza de una red de corrupción en la que presuntamente participaban exfuncionarios estatales de áreas como Salud, Administración, Recursos Materiales, Campo, Obras, Vivienda, Infraestructura y Finanzas.

En sendas denuncias penales presentadas recientemente, también se acusa al “Ingeniero”, como llaman al hermano del exgobernador en los correos, de extorsionar a constructores y proveedores de Zacatecas hasta con el 25 por ciento del monto de las obras o servicios, dice Reforma.

Una de las denuncias acusa que con los “moches”, que en algunos correos se denominan “apoyos”, la familia Alonso habría adquirido diversos bienes, entre los que destaca un rancho valuado en 150 millones de pesos y una mansión cuyo valor supera los 80 millones.

Las empresas que, según documentación bancaria, presuntamente daban “apoyos” a Juan Manuel y otros familiares del exgobernador, pertenecen a los del ramo constructor, farmacéutico, textil y logístico, entre otros.

Pero Juan Manuel Alonso no sólo controlaba las adquisiciones y obras, pues lo hacía hasta con las plazas de burócratas en varias dependencias estatales, según consta en decenas de correos electrónicos en poder de Reforma.

Entre las instancias locales donde “El Ingeniero” tenía presunta injerencia en la contratación, remoción o cambio de adscripción de funcionarios están las Secretarías de Educación, Economía, Finanzas, Administración, Salud y Turismo.

“Buen día Ingeniero, sólo para comentarte que está por jubilarse la subjefa de Personal estatal, la maestra Josefa, depende totalmente de mí, pero quiero pedirte la autorización para poner en ese puesto a alguien de mi confianza, porque el Secretario quiere poner a alguien de él.

“También aprovecho para decirte que están quedando varios puestos y están haciendo movimientos”, se lee en un correo que el 21 de marzo de 2013 le envió José Luis Santoyo, quien en el directorio de servidores públicos aparece como coordinador administrativo en la Secretaría de Educación de Zacatecas.

Aunque Juan Manuel no ostentaba ningún cargo, funcionarios de la Administración estatal que habrían sido colocados por él, le reportaban sobre plazas vacantes, movimientos, designaciones hechas por titulares de áreas, desempeño de empleados descritos como rebeldes y hasta quejas, dice el diario.

“Primero me gustaría reconocer que si yo estoy en este puesto es gracias a ti y al señor gobernador, sin embargo, en momentos he sentido que no estoy recibiendo el apoyo que se me planteó cuando se me habló de la posibilidad de tomar esta responsabilidad.

“Y necesito de ese apoyo para poder cubrirle las espaldas a ti, por supuesto, al señor gobernador, estoy completamente solo y sin la posibilidad de mover a mi gente ni hacer los cambios que se necesitan en esta coordinación, parecería que más que coordinador administrativo fuera títere, todo mundo quiere que autorice cosas, sin embargo, no tengo el apoyo que necesito para hacerlo”, le escribió el mismo Santoyo el 13 de junio de 2012.

La nota publicada por Reforma añade que el hermano de Miguel Alonso Reyes, recién nombrado titular de Fonatur, también recibía sugerencias de promoción o mejora de sueldos.

“Le envío propuesta de personas de mis áreas de trabajo que se solicita aumentar en sus percepciones, ya que por el incremento de actividades y sus responsabilidades, ayudarían a motivar y mejorar la conformación de un equipo más eficiente”, le escribió un funcionario de la Sedesol estatal el 8 de agosto de 2013.

Incluso Juan Manuel conocía de las asistencias de servidores públicos. Por ejemplo, el 27 de septiembre de 2013 le enviaron a su correo el “control de asistencias” de un empleado de la Secretaría de Administración de apellido Yáñez.

El pasado martes, la ex candidata del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a la alcaldía de Zacatecas, María Soledad Luévano Cantú, presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), contra el exgobernador, que presuntamente usó al menos 24 empresas “fantasma” para desviar recursos del Gobierno estatal durante su administración que recién acaba de concluir.

Según el documento, en la pasada administración estatal se habrían triangulado por lo menos 307.4 millones de pesos entre 2012 y 2016, y algunos de los funcionarios señalados como responsables de la simulación de operaciones con comprobantes fiscales son el ex mandatario zacatecano, así como los ex secretarios de Infraestructura, Mario Rodríguez Márquez, y José Francisco Ibargüengoitia, y el ex secretario de Finanzas Fernando Soto Acosta.

En la lista de las 24 empresas acusadas de simular la facturación de servicios aparecen siete que han sido señaladas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de estar involucradas en operaciones simuladas.

“Como es del conocimiento público, el SAT ha publicado un listado de empresas que presuntamente venden facturas, no cuentan con los activos, personal o capacidad material para prestar los servicios o entregar los bienes para los que fueron contratadas, y que fueron contratadas por dependencias de Zacatecas”, dice la denuncia.

“Una vez que Miguel Alonso Reyes dejó el cargo de Gobernador el pasado mes de septiembre de 2016, quedó al descubierto una red de colusión de servidores públicos de primerísimo nivel que colaboraron dentro de dicha administración para beneficiar con adjudicaciones directas a determinadas empresas y proveedores”, se lee en el documento.

Entre las compañías que fueron exhibidas por el SAT están Construcciones y Administradores del Centro, empresa con domicilio fiscal en Guadalajara, que logró contratos por 40 millones de pesos entre 2012 y 2016. Otra es Contratas Maquinaria que obtuvo convenios por 21.4 millones en el mismo lapso.

“Exhibo ante esta representación social una relación de 24 personas físicas y morales, de las cuales siete forman parte del listado publicado por el SAT de empresas e individuos que están involucradas en la facturación de operaciones simuladas”, dice la denuncia.

“Y las restantes 17 se encuentran en análisis por parte de las autoridades tributarias, y que existen elementos para suponer que las mismas de manera directa o indirecta simularon la realización de diversas operaciones con el Gobierno de Zacatecas”, señala el documento.

“NO RENUNCIARÉ” A FONATUR, AFIRMA ALONSO REYES

El miércoles, Alonso Reyes seguró que no renunciará a su cargo. “Absolutamente no, ya hay una confianza depositada del presidente en un servidor, estoy a las órdenes en la oficina de Fonatur, el que nada debe, nada teme”, dijo en entrevista con Radio Fórmula.

El exgobernador afirmó que todo “es una mentira de principio a fin y un ataque político, ya que perdió la elección por violar la ley repetidamente […] He revisado la denuncia presentada el día de ayer (por parte de María Soledad Luévano), que es más un ataque político sin fundamentos, no hay ninguna irregularidad, se habla de obras inexistentes, se habla de empresas fantasmas, todas y cada una de las obras fueron realizadas”.

El pasado 29 de noviembre, “por instrucciones” del presidente Enrique Peña Nieto, el titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Enrique de la Madrid, designó a Miguel Alonso Reyes como director general del Fonatur, dependencia que expuso a través de un comunicado, que el exmandatario “cuenta con una larga trayectoria en el servicio público y en el sector, pues fue secretario de Turismo de Zacatecas de 2004 a 2007 y gobernador de dicha entidad de 2010 a 2016”.

Al frente de la Secretaría de Turismo de Zacatecas, destacó la dependencia, “puso en marcha programas de promoción turística y desarrollo de atractivos, para posicionar a la entidad como un destino con amplia y variada oferta. Mientras que como gobernador, hizo del turismo una de las principales prioridades de su gestión, con iniciativas como la construcción de nuevos recintos culturales, así como el rescate y embellecimiento de los centros históricos en los municipios del estado.”

Además, dijo la Sectur, Alonso Reyes “colocó a Zacatecas como la segunda entidad en el país con el mayor número de museos per cápita, y logró la obtención de la declaratoria de cinco Pueblos Mágicos. De igual forma, hizo que Zacatecas superará un 50% de ocupación hotelera promedio, cifra nunca antes alcanzada en el estado, con lo que se incrementó en 20% la derrama económica por concepto de turismo y en 42% la llegada de turistas.”

PRI NIEGA CORRUPCIÓN; LA OPOSICIÓN LO ACUSA

El lunes, el actual titular de la Secretaría de Finanzas (Sefin) de Zacatecas, Jorge Miranda Castro, anunció que el gobierno del estado pretende reestructurar la deuda pública, que según lo estimado, llegaría a cerca de 8 mil millones de pesos, que se heredó del sexenio de Alonso Reyes, mientras que la Auditoría Superior de la Federación (ASF), ha realizado observaciones a la administración del priista, por más de 5 mil millones de pesos.

Además, investigaciones periodísticas realizadas por medios locales aseguran que el ex mandatario zacatecano incrementó en 208 por ciento la deuda pública estatal y es propietario de dos ranchos con un valor aproximado de 180 millones de pesos (Machines en el municipio de Zacatecas, y el de Malpaso, en el municipio de Villanueva).

Por su parte, entrevistado hace unos días durante una gira por el estado de Zacatecas, el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa Reza, rechazó que haya algún señalamiento en la Comisión Estatal o Nacional de Justicia Partidaria contra del exgobernador, Miguel Alonso Reyes.

Mientras que el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya Cortés, reprochó que no se investigue a todos los ex gobernadores señalados como corruptos, entre ellos Miguel Alonso Reyes, ex mandatario de Zacatecas.

“La investigación es selectiva. Resulta que investigan al ex gobernador de Veracruz, al de Chihuahua, al de Quintana Roo, pero no al de Zacatecas, y algo comienza a fallar”, afirmó en entrevista con el medio local NTR.

También Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena, se sumó a las criticas y cuestionó que Peña Nieto nombrara a Miguel Alonso director general del Fonatur, después de que “se dedicó a saquear Zacatecas” cuando fue gobernador del estado.

En un video publicado en su cuenta de la red social Facebook, criticó que se designara a quien “se compró ranchos, tiene caballos pura sangre, que de la nada se hizo inmensamente rico, que dejó endeudado a Zacatecas con 12 mil millones de pesos […] ¡Es el colmo del cinismo!, manifestó y advirtió que Fonatur es “uno de estos fideicomisos para robar”, dijo el tabasqueño.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio