El fraude electoral persigue a Gastélum; “fui electo transparentemente”, se defiende

FOTOS: Ramon T. Blanco V.- Ësto lo perseguira no solo los 3años como presidente... sino por siempre"
 
Zoom Político Lunes, 5 Diciembre, 2016 12:00 PM

“El Patas” tuvo que decir que no sería un alcalde de improvisaciones ante las críticas y los señalamientos de corrupción y fraude electoral. El PAN irá hasta las últimas consecuencias contra el gobierno de Astiazarán, y el PES vigilará que la “epidemia de desigualdad, de corrupción y de impunidad” que han dejado el PRI y el PAN, desaparezcan

 

La explanada del palacio municipal en Tijuana repleta de los invitados del estrenado alcalde del PAN, Juan Manuel Gastélum Buenrostro. Fue el mismo día que la toma de los otros alcaldes en el Estado. “Una fiesta democrática”, lo llamaría Arnulfo Guerrero, coordinador y regidor de la fracción blanquiazul.

Pero la participación de inicio se dejó un silencio de sepultura. Mónica Vega, regidora del PES, soltó en sus primeras palabras: “Si viviéramos bajo el estricto espíritu democrático, si existiera una verdadera justicia electoral y la pobreza no fuera un botín de votos, este día estaríamos celebrando la alternancia, la verdadera transición del bipartidismo a un gobierno valiente, honesto, austero y con autoridad moral, hoy frente a ustedes estaría un genuino titular del poder ejecutivo municipal, el Teniente Coronel Julián Leyzaola Pérez”.

Lo que despertó gritadero y abucheo de los acarreados del PAN.

La edil pesista fue insistente e incluso sentenció, en alusión al panista: “Esto lo perseguirá no solo los 3 años como presidente municipal, sino que lo marcará por siempre y quedará escrito en el sumidero histórico de Tijuana y de nuestro Estado. Y las próximas generaciones sabrán bajo qué condiciones hoy toma protesta como alcalde”.

Cambio de poderes.- Juan Manuel Gastelum Buenrostro

La toma de posesión de Juan Manuel Gastélum como alcalde de Tijuana, se tornó tensa. Ante el propio gobernador Francisco Vega de Lamadrid y su esposa Brenda Ruacho; Jorge Armando Vázquez, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado y el presidente de la mesa directiva del Congreso local, Raúl Castañeda Pomposo.

Así como casi todos los ex alcaldes de Tijuana, con excepción de Jorge Hank Rhon y Héctor Osuna Jaime.

Es más, hasta para los ex presidentes municipales hubo dedicación por parte de la representante del PES: “…aprovechando que en las primeras filas, tenemos a casi todos los que nos han gobernado, por desgracias de ustedes, Tijuana es una de las ciudades más violentas, más endeudadas, más corruptas. Nos han dejado a oscuras. A ustedes…a ustedes, gracias por una deuda de más de 2 mil 500 millones de pesos que actualmente tiene a Tijuana asfixiada”.

Mónica Vega incluso se refirió al gobernador sin referirse directamente por el caso de siendo alcalde Francisco Vega de Lamadrid ahí presente, vendió un terreno de más de 18 mil metros cuadrados a uno de sus socios  y posteriormente, meses después de concluir su administración, lo compró, haciéndose de una ganancia multimillonaria que hasta la fecha le da jugosos sumas. Es decir, lo que era nuestro como ciudadanos ahora lo administra él y sus hermanos como supuestos empresarios.

La regidora dijo al respecto: “se tiene documentado cómo quienes han gobernado se han beneficiado y se han enriquecido a través de la venta y compra de terrenos, la auto designación de contratos millonarios, reparto de concesiones y permisos de transporte público. Moches por debajo de la mesa. Todo disfrazado mañosamente de legalidad”.

La participación era interrumpida por las personas que estaban de pie y fueron llevadas como porra de los regidores del PAN y del propio alcalde.

El PES es la principal fuerza política en Tijuana, incluso por encima del PRI. Y en voz de la ex panista, dijo que su fracción será, “Seremos una oposición clara, con autoridad moral, que denunciará los gastos inmorales, los despropósitos que se intenten fraguar al interior de este gobierno y los que no se han denunciado ni castigado del saliente”.

Marco Antonio Arispe, representante de MORENA, sin mucho ímpetu, y sin ganarse ni un abucheo, dijo que la ciudad sufre de la delincuencia, de caos vehicular y corrupción. Por ello, impulsará  medidas de austeridad y llamó a la Sindicatura a dejar de ser “un órgano complaciente”.

Roberto Quijano, regidor independiente, aseguró que las finanzas públicas son opacas, que la transparencia y la rendición de cuentas serán su bandera por su experiencia, “ya no más contratos al compadre o al patrocinador de campaña, fantasma que se llama corrupción e impunidad”.

Por su parte el nuevo alcalde, aseguró que representará “un gobierno sin demagogia, eficiente, con rumbo, con resultados, con una visión clara. Yo no vengo a aprender, a improvisar. Gracias por la oportunidad, por el apoyo. Me queda claro que la sociedad esperamos y exigimos cada vez que los gobernantes, sus discursos, vengan acompañados de acciones, mi gobierno y el de todos ustedes”.

Eligio Valencia, hijo de Don Eligio Valencia Roque, aseguró ser de una generación cansado de la corrupción y que será una voz que denuncia los malos actos de la administración panista.

Cambio de poderes.- nuevo Ayuntamiento

El turno del PAN fue para su coordinador, Arnulfo Guerrero, quien se fue contra la administración de Jorge Astiazarán, por los actos de corrupción e impunidad que caracterizaron a las dos últimas administraciones del PRI, dijo. Además advirtió que se investigará por parte de Sindicatura y se llegue hasta las últimas consecuencias”.

El regidor del PAN satirizó “(el gobierno de Astiazarán) sí iluminó la ciudad…pero con semáforos”.

Por su parte, Juan Manuel Gastélum Buenrostro exclamó que se sentía honrado y bendecido “por la confianza depositada en nosotros”. Reconoció a Jorge Astiazarán, su esposa Elia y todo su equipo de trabajo, que esas acciones emprendidas han dado resultados positivos.

Quizá en respuesta al dudoso resultado que lo llevó a la silla municipal, Gastélum un poco exaltado dijo: “¡fui electo democráticamente y transparentemente por miles de tijuanenses!”. La gente empezó a aplaudir y gritarle. “El Patas” alzó el brazo, Raúl Felipe Luévano, el nuevo secretario del ayuntamiento, le acercó una botella de agua y el alcalde regresó a su discurso: “Caray. Se me perdió el guion”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio