Con desgobierno, Hirata cerró trienio

FOTOS: Enrique Botello
 
Edición Impresa Lunes, 5 Diciembre, 2016 12:00 PM

Sin que nadie supiera el paradero del alcalde, con la Avenida Reforma bloqueada por burócratas que reclamaban su pago, quejas de los constructores por impago, obras a medias y deudas millonarias con distintas instituciones, terminó la administración del profesor Gilberto Hirata Chico en Ensenada. Nóminas repletas de gente y un cúmulo de investigaciones por presunto desvío de recursos

 

El gobierno municipal del priista Gilberto Hirata Chico colapsó en el último tramo de su viaje, al dejar una deuda de casi mil 800 millones de pesos al XXII Ayuntamiento de Ensenada, titulado por Marco Novelo Osuna.

Su salida no fue triunfal como lo esperaba y, 72 horas antes de que concluyera la administración, Hirata fue despedido con abucheos, bloqueo de avenidas, la toma de edificio municipal y ofensas por parte de los trabajadores del Sindicato de Burócratas de Ensenada.

“Queremos que el presidente electo, Marco Novelo Osuna, se dé cuenta de lo que ganó exactamente en las elecciones pasadas, que son puros problemas financieros; muy fuertes, por cierto”, contrastó Juan Carlos Rodríguez, encargado de Trabajos y Conflictos del Sindicato de Burócratas.

La mañana del lunes 28 de noviembre, empleados de base del municipio volvieron a demostrar su poder y replicaron las manifestaciones de 2013, cuando también exigieron al ex alcalde Enrique Pelayo Torres, el pago de la nómina.

Líder de trabajadores sindicalizados del municipio Anguisno

Esta vez fue a las ocho de la mañana del lunes cuando unos mil 400 servidores públicos se congregaron en la explanada del edificio municipal para cerrar la avenida Reforma, o carretera Transpeninsular, una de la más congestionadas de la ciudad; la movilización afectó seriamente el flujo vehicular, sobre todo el movimiento de camiones de carga pesada que no tienen una calle alterna para circular.

Ante el caos, cientos de usuarios desviaron su curso por la calle Zertuche, mientras que otros estacionaron sus vehículos a lo largo de la avenida para caminar.

Los manifestantes exigían el pago total de nómina y prima vacacional, que alcanza los 16 millones de pesos.

 

48 horas sin autoridad

Las protestas fueron en contra del presidente municipal, pero también del tesorero Samuel Jaime Aguilar y el secretario del Ayuntamiento, Jesús Jaime González Agúndez, quienes se mantuvieron ausentes con el argumento de que se encontraban en la Ciudad de México gestionando recursos.

“Aquí vamos a mantenernos y permanecer porque si no hay presión, porque los ratas funcionarios andan prófugos porque ya se liquidaron, y nosotros aquí sufriendo las consecuencias. Vamos a defender el derecho de nosotros”, espetó un basificado durante un mitin en la explanada municipal.

En el caso de los burócratas, se les tenía un adeudo de una catorcena de noviembre, a bomberos y policías municipales, además, no les habían pagado la prima vacacional, mientras que a los forestales, dos quincenas seguidas. Tampoco a los directores de área, empleados de confianza ni de honorarios, les han depositado su pago de nómina.

El director de Gobierno, Pedro Athié, dio la cara y habló con una comitiva del Sindicato de Burócratas para advertir que el pago tardaría más de 24 horas, lo que despertó la ira de los empleados.

“Les estoy hablando con toda la verdad, no se me hace justo que estén dando vueltas. El día de hoy (lunes) no va a haber pago porque el Gobierno del Estado nos debe desde el jueves,  no nos ha depositado”, justificó el funcionario.

En ese momento la dirigencia mandó vaciar las oficinas de empleados y usuarios para después tomar el edificio municipal, dejando una guardia las 24 horas del día.

Luego de tres días de movilizaciones, el dinero fue depositado en las cuentas bancarias de cada uno de los trabajadores, justo cuando el alcalde electo, Marco Antonio Novelo Osuna, rendía protesta en el malecón, a las once de la mañana del miércoles 30 de noviembre.

 

Favores políticos ahogaron al Ayuntamiento

Un ejemplo de cómo este gobierno hizo contrataciones excesivas, se puede conocer en la última auditoría hecha al Ayuntamiento: la Secretaría General de Gobierno, que hasta el miércoles 30 de noviembre encabezaba, González Agúndez, recibió la oficina con 53 empleados y termina con 82.

En el caso de la Tesorería, que tuvo a su cargo Jaime Aguilar, inició funciones con solo  23 y concluyó con 52 trabajadores.

empleadosayuntamiento-n

Para la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) que dirigió el ahora regidor priista y servidor público más allegado al presidente municipal, Samuel Albestrain Pérez, arrancó con 28 y acabó con 53 empleados.

Una de las dependencias más conflictivas fue la Dirección de Servicios Públicos Municipales, presidida por José de la Luz Valdez, que de 33, pasó a tener 112 trabajadores.

Gestión Financiera, una oficina creada para el XXI Ayuntamiento, contrató 30 empleados nuevos. Por último, Presidencia, nació en 2013 con siete y terminó 17 trabajadores.

 

Por impago, burócratas en cartera vencida

Además de las denuncias por falta de pago, la base sindical reclamó que no han recibido atención médica adecuada en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno del Estado y Municipios (ISSSTECALI), ya que la actual administración no ha pagado las cuotas y debe alrededor de 800 millones de pesos.

Otros reclamos refieren que la burocracia cayó en cartera vencida porque el municipio no pagó a las instituciones crediticias con las que algunos contrajeron compromisos económicos a cuenta de nómina, por lo que a diario son hostigados por los departamentos de cobranza.

“Ésta (noviembre) era la última mensualidad que tenía que dar para terminar de pagar unos muebles que compré y ahora debo el doble a la tienda, porque se han acumulado los intereses”, comentó Armando, uno de los afectados.

Narraron que en la desesperación, varios se acercaron a las casas financieras o mueblerías donde realizaron las compras para mostrar los talones de cheques de años donde se muestra que Tesorería les hizo los descuentos. “Pero jamás lo enteraron”.

El secretario del Sindicato de Burócratas en Ensenada, José Antonio Anguiano Ortega, mantiene la misma postura evasiva desde hace tres años, al no dar declaraciones a la prensa sobre la situación de sus representados.

Carlos Rodríguez hizo fuertes denuncias públicas sobre los problemas financieros del gobierno que afectan directamente a la planta laboral, al declarar que tienen retenciones generalizadas, pero la más urgente y que les preocupa, es la del ISSSTECALI, porque es una millonada la que se debe, por lo que casi les quitan el servicio médico.

“Que se nos descontaron a todos los trabajadores y que nunca se entregó a ISSSTECALI, ¿qué hicieron con ese dinero?”, cuestionó.

 

El adeudo con financieros

Aparte de los supuestos desvíos de recursos del Ramo 33, denominados FORTASEG (antes SUBSEMUN), ISSSTECALI, Fondo FORTALECE y de otros programas sociales, está el de las casas financieras con quien el gobierno municipal tienen convenios para que los descuentos se hagan al trabajador vía nómina.

Una de ella es Fimobac, a la que se le adeudan 30 millones de pesos; De Abonitos, 4 millones; Crediamigo, 3 millones; y Fonacot, alrededor de 1.5 millones. Para recuperar ese fondo, Sindicatura Municipal planteó la posibilidad de interponer una denuncia penal, pero por tratarse de particulares, cada uno de los empleados tendrá que hacerlo.

 

Gobernador se deslinda de deuda

Aunque en su momento Gilberto Hirata señaló que el Estado retuvo participaciones estatales, lo que ocasionó retraso en los pagos, el secretario general de Gobierno, Francisco Rueda Gómez, no reconoció la versión del ex presidente municipal de Ensenada.

Por su parte, Francisco Vega de Lamadrid prefirió hablar sobre el futuro del puerto, asegurando que en los últimos dos meses se ha enfocado en buscar apoyos financieros para el cierre de ejercicio.

empleadosayuntamiento-t

“Estamos trabajando con instituciones financieras para tener un cierre de ejercicio con el cumplimiento de servicios, es algo que tengo presente, lo estamos trabajando”, mencionó durante el evento solemne de cambio de gobierno municipal en Ensenada.

Sobre el adeudo de los ayuntamientos con ISSSTECALI, advirtió que es muy importante que en el caso del puerto se trabaje en liquidar la deuda, pero no dudó en enviar un mensaje a Hirata Chico, advirtiendo “que la misma Ley -de ISSSTECALI- nos obliga a cumplir con el compromiso de entregar las cuotas de los trabajadores”. Cosa que no se hizo.

 

Constructores arremeten contra municipio

El mismo día que Hirata dejó el cargo, el presidente de Compañías Mexicanas de la Industria de la Construcción de Ensenada (COMICE), Sergio Torres Martínez, informó que no hubo ni una sola obra significativa en el XXI Ayuntamiento, y en cambio fue notable el desorden en casi todos los rubros del gobierno. En su opinión, al término de la administración el balance es negativo, ya que además hubo favoritismo en favor de ciertos constructores. De las pocas obras que se asignaron a socios de COMICE, algunas aún se deben y de otras ni siquiera se han entregado los anticipos.

Otras fueron iniciadas, pero permanecen suspendidas por la falta de los pagos a que se comprometió el gobierno de Hirata Chico en los contratos correspondientes, a pesar de que se sabe, el dinero si llegó a la Tesorería municipal.

Asimismo, Torres Martínez criticó la centralización de las decisiones en el ex alcalde y el solapamiento de ineficiencias y conductas inadecuadas en algunos funcionarios de su administración, quienes dieron al traste con el desarrollo urbano de la ciudad y la zona rural.

“Este gobierno fue incapaz de generar condiciones para la concurrencia de nuevas inversiones privadas y no rompió con las barreras burocráticas que le restaron competitividad al municipio frente a otras ciudades del Estado”, aseguró el dirigente de COMICE.

“Los constructores siempre hemos estado abiertos a trabajar hombro con hombro con nuestras autoridades, pero lamentablemente ellos tenían su propia agenda e intereses que se alejan de la comunidad”, remató.

Para la nueva administración que encabeza Novelo  hay un voto de confianza por parte del gremio de la construcción afiliado a COMICE, “y renace la esperanza de una relación abierta, transparente y coordinada con el Ayuntamiento”, puntualizó Torres.

 


 

 

Cómo inflaron la nómina, según una auditoría

 empleadosayuntamiento-b

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio