PGR y SHCP recuperan 450 mdp que fueron desviados por Duarte; serán devueltos a Veracruz

Foto: archivo
 
Nacional Martes, 29 Noviembre, 2016 06:16 PM

La Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) recuperaron 450 millones de pesos del erario público que fueron desviados por el gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, a través de dos empresas, mismas que regresarán los recursos por medio de abonos a la Tesorería de aquella entidad.

A través de un comunicado, la Procuraduría informó que las operaciones fueron ilegales, y la información proporcionada al respecto por el gobierno electo en Veracruz “fue relevante”.

“Detectados estos recursos, se procedió a iniciar una serie de procesos contra las empresas destinatarias de éstos. Dos de las empresas que los recibieron, una vez que conocieron el esquema de prestanombres y dispersión de recursos públicos estatales firmaron voluntariamente un convenio con la PGR y la SHCP […]”, explicó la Procuraduría en su comunicado.

De acuerdo con la PGR, ambas empresas entregarán un primer monto de 250 millones de pesos, mientras que el “restante será transferido mediante exhibiciones mensuales cubriendo el interés legal correspondiente”.

“Estos 450 millones recuperados, y que serán devueltos al gobierno estatal, son prueba de que la institución a mi cargo utilizará todos los recursos a su alcance para combatir la corrupción y recuperar recursos y bienes públicos transferidos indebidamente”, indicó el titular de la PGR, Raúl Cervantes Andrade.

“Independientemente de las sanciones de perdida de la libertad personal respecto de los principales autores de los actos criminales, esta Institución se ha enfocado al aseguramiento y recuperación de activos producto de hechos ilícitos. Esta forma de actuación será una constante para evitar la impunidad y procurar la recuperación del producto del delito, por quien lo comete o se beneficia de este”, señaló la dependencia.

EL PARADERO Y LA RED DE CORRUPCIÓN DE DUARTE

A mediados de noviembre, la Policía Federal Preventiva detuvo a Mario Medina Garzón, en el Aeropuerto Internacional de Tapachula, con la presunta portación de dos pasaportes falsos con fotografías del gobernador con licencia, y de su esposa, Karime Macías Tubilla, pero fue dejado en libertad por la PGR, ya que la falsificación de documentos no es considerado un delito grave.

El hombre narró que un tío suyo -quien supuestamente tiene un despacho jurídico en la Ciudad de México-, lo envío a Chiapas para entregarle los pasaportes a Duarte en la frontera con Guatemala, país centroamericano donde supuestamente se quería esconder Javier Duarte.

Antes, Jorge Ramírez Tubilla, primo hermano de la esposa de Duarte de Ochoa, entregó al Congreso local una carta en la que el mandatario solicitó suspender la licencia, concedida el 13 de octubre pasado, al gobernador prófugo de la justicia desde más de un mes.

Duarte pidió licencia al Congreso de Veracruz el pasado 12 de octubre, 48 días antes del fin de su mandato, para enfrentar acusaciones de corrupción, pero unos días después desapareció al conocer la existencia de una orden de aprehensión girada por un juez federal, por lavado de dinero y delincuencia organizada.

De acuerdo con el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), dado a conocer el 4 de noviembre, los faltantes de Duarte serían de al menos 35 mil millones de pesos. Por su parte, Yunes Linares ha dicho que la deuda de Veracruz a corto plazo es de 43 mil mdp.

Incluso, el auditor federal Juan Manuel Portal calificó como “histórico” el monto de la irregularidad y destacó que se han presentado 54 denuncias penales por anomalías detectadas en el ejercicio de los recursos públicos en aquella entidad.

Casa Veracruz y el Palacio de Gobierno fueron tomados por casi 15 días por un grupo de alcaldes de la oposición que demandan la entrega de dos meses de recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FIMS) y del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FAFM), que representa un monto de 7 millones de pesos.

Por su parte, la PGR anunció que ofrece 15 millones de pesos a quien proporcione información “veraz” para localizar y capturar al gobernador con licencia de Veracruz, según lo estableció el acuerdo específico A/178/16.

También informó que congeló 112 cuentas bancarias, además de que confiscó cinco empresas y cuatro propiedades relacionadas con la red de amigos, familiares, exservidores públicos y personas imputadas en los hechos delictivos por los que se persigue al mandatario con licencia.

Tanto el procurador General de la República, Raúl Cervantes Andrade, como el titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia, han asegurado que Duarte de Ochoa será detenido, sin embargo, han afirmado no saber en dónde está.

Tampoco el gobernador interno de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, dice conocer de su paradero, aunque habló con su predecesor el día en que le facilitó un helicóptero para trasladarse de Xalapa a Coatzacoalcos.

El pasado 12 de octubre, Duarte de Ochoa concedió una entrevista a la cadena Televisa, en la cual anunció que solicitaría la licencia a su cargo. Horas más tarde, a través del encargado de la Secretaría Particular del Ejecutivo, José Ramón Cárdeno Shaadi, envió al Congreso estatal el escrito donde solicitaba licencia para la separación del cargo con “carácter de definitivo”.

Previo a formalizar la licencia, Duarte de Ochoa señaló en la entrevista que no huiría de Veracruz y aseguró que se permanecería en la entidad hasta concluir las investigaciones en su contra.

“Me quedo en Veracruz. No es un tema de huir, es al revés, es para dar la cara, es para enfrentar esta situación y es para, sin soberbia lo digo, evitar que Veracruz siga estando en una coyuntura política”, dijo Duarte en aquel momento.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio