Peña Nieto aseguró en 2012 que la acusación contra Yarrington era una “filtración”


 
Nacional Miércoles, 23 Noviembre, 2016 04:50 AM

En febrero del 2012, el entonces candidato a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, dudó que sobre las acusaciones en contra del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Jesús Yárrington Ruvalcaba, y afirmó que todo era “una filtración en plena campaña electoral”.

Ante la presión de la prensa y sus contrincantes en la contienda electoral, Peña Nieto reculó, y a finales de mayo del 2012, dijo que el tamaulipeco debía asumir y enfrentar los señalamientos en su contra ante la instancia que correspondiera.

Yarrington acompañó a Peña Nieto en varios eventos de campaña cuando el priista buscaba la gubernatura al Estado de México en 2005, tal como constan diversas fotografías de la época.

La Procuraduría General de la República (PGR), ofreció 15 millones de pesos a quien proporcione información para detener al ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Jesús Yárrington Ruvalcaba, por delitos contra la salud, y quien también es buscado por las autoridades de Estados Unidos, por delincuencia organizada, narcotráfico, fraude, lavado de dinero, entre otros.

“A pesar del amplio despliegue de elementos de la Agencia de Investigación Criminal para cumplimentar la orden de aprehensión, aún no se ha logrado conocer el paradero del probable responsable, por lo que resulta de suma importancia la obtención de mayor información que permita su localización”, se indica en el acuerdo vigente desde el 19 de noviembre, firmado por el procurador Raúl Cervantes Andrade.

Yarrington fue alcalde de Matamoros, entre 1992 y 1995. Luego gobernó Tamaulipas de 1999 al 2004 y es buscado por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), desde diciembre del 2013.

El ex mandatario tiene demandas en una Corte Federal estadounidense por delincuencia organizada, y se le acusa de haber recibido dinero por la protección que brindó al Cartel del Golfo y a Los Zetas durante su mandato.

En especifico, dice periodista Humberto Padgett en su libro ‘Tamaulipas. La casta de narcogobernadores: Un eastern mexicano’ (Urano), fue Osiel Cárdenas Guillen, ex líder del citado grupo criminal, quien “compró” a Tarrington Ruvalcaba para que le brindara protección.

En diciembre del 2012, el Gobierno federal estadounidense le confiscó un lujoso condominio de su propiedad, ubicado en la parte sur de Isla del Padre, Texas, bajo la sospecha de haber sido adquirido en una operación de lavado de dinero procedente del tráfico de drogas.

En mayo siguiente, un Juzgado federal con sede en Brownsville, Texas, formuló el expediente B-12–435–S1 y acusó formalmente al ex mandatario de haber recibido sobornos del narcotráfico desde al menos 1998.

Entonces era candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Gobierno del estado y el dinero le llegaba, asegura la acusación oficial, “a través de la Policía Estatal” del entonces Gobernador Manuel Cavazos Lerma, también priista y hoy Senador de la República.

Según el diario Reforma, en marzo de 2012, la Dirección General de Aeronáutica Civil, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), envió dos oficios a la sede del Instituto Nacional de Migración (INM) en Tampico, para evitar que 46 personas salieran del País 46, entre las que estaban incluidos los ex gobernadores tamaulipecos Manuel Cavazos, Eugenio Hernández Flores, Yarrington y sus familiares, así como empresarios contratistas del Gobierno estatal.

Luego, en junio de ese mismo año, el ex gobernador Yarrington rechazó tener nexos con el crimen organizado.

“El Gobierno [Federal, entonces a cargo de Felipe Calderón Hinojosa] busca incidir en el resultado electoral tratando de estigmatizar y señalar al PRI como un partido de delincuentes”, señaló en entrevista con Carmen Aristegui Flores en MVS Radio.

“Yo no tengo relación con el crimen organizado. No he recibido sobornos ni he brindado protección a ningún delincuente. No he realizado actividades de lavado de dinero ni tengo negocios inmobiliarios en Texas”, aseguró entonces Yarringtón, quien afirmó también que hasta ese momento no había sido llamado a declarar por ninguna autoridad.

Reforma había publicado días antes que, de acuerdo con fuentes federales, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO, ahora SEIDO), giró órdenes de búsqueda, localización y presentación contra Yarrington y Eugenio Hernández.

¿QUIÉN ES YARRINGTON RUVALCABA?

Según una ficha biográfica que publicó el diario El Universal, Yarrington Ruvalcaba nació el 7 de marzo de 1957, en Matamoros, Tamaulipas. Hijo de Tomás Yarrington Santos y Carmen Ruvalcaba.

En 1975, fue designado por el gobierno de la República como Valor Juvenil Nacional. Cuatro años después fue Campeón Nacional de Oratoria en el concurso Belisario Domínguez, organizado por el Gobierno de Chiapas.

Yarrington Ruvalcaba cursó la carrera de Economía en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), donde obtuvo una beca y recibió su título con mención honorífica en 1979. También cursó estudios de Derecho en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

En 1986 obtuvo una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para estudiar una maestría en Administración Pública en la Universidad del Sur de California.

Al regreso de su posgrado, ingresó a la entonces Secretaría de Programación y Presupuesto (SPP), donde fue nombrado por el entonces titular, Ernesto Zedillo Ponce de León, como delegado de la dependencia en Tamaulipas.

Posteriormente trabajó como asesor del presidente del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), donde se convirtió en director operativo de Reubicación.

En 1991 ganó una curul federal en la Cámara de Diputados y un año y medio más tarde solicitó licencia para contender por la alcaldía de su natal Matamoros, la cual gobernó de 1993 a 1995.

Después dirigió el Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI para la elección de diputados federales en 1997, en la cual su partido ganó 7 de 8 distritos en disputa.

Luego se unió a la administración estatal de Manuel Cavazos Lerma como secretario de Hacienda, cargo al cual renunció el 22 de abril de 1998 para ser candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas.

El 4 de febrero de 1999 rindió protesta como gobernador de Tamaulipas, para el periodo que concluyó en 2004.

En 2005 hizo pública su aspiración a la presidencia de la República y se unió al denominado “Tucom” (Todos Unidos contra Madrazo), grupo que fracasó en su intención de impedir que Roberto Madrazo Pintado fuera el candidato presidencial del PRI en 2006.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio