La corta carrera política de un desprestigiado secretario

FOTOS: Jorge Dueñes / cortesía..- Francisco Javoer Palacio Manjarrez, ex Secretario del Ayuntamiento de Tecate
 
Zoom Político Lunes, 7 Noviembre, 2016 12:00 PM

En sus últimos meses, Francisco Javier Palacio Manjarrez, ex secretario del Ayuntamiento de Tecate, era prácticamente un aviador. Era extraño verlo en las instalaciones de gobierno, más en su oficina. No tenía agenda, pocos eventos, firmaba papeles y se dedicaba a temas de interés personal.

Al margen de los conflictos y su poca o nula actividad, Palacio no dejó de cobrar su sueldo. En nómina aparece con una percepción mensual de 12 mil 907 pesos. Sin embargo, en una lista de compensaciones, mes tras mes el alcalde y el tesorero, Rodrigo de Bivar Castañedo autorizaban un importe de 28 mil pesos para Palacio Manjarrez.

Antes de que se diera a conocer su dimisión al puesto, el martes primero de noviembre, el secretario ya había puesto su renuncia en el escritorio del presidente municipal, a quien pocas veces le dirigió la palabra en los últimos meses.

En el equipo cercano al alcalde César Moreno González lo dicen todos: “Palacio se sentía el alcalde”, operaba temas para favorecer a su familia, firmaba acuerdos sin conocimiento del presidente municipal, mantenía conflicto de intereses con un familiar político por el tema de recolección de basura. Palacio pretendía quitarle la concesión para entregarla a otra empresa.

Sobre este último ejemplo, Palacio Manjarrez siempre metió en problemas al ayuntamiento, pues pretendió arrebatar al concesionario de la recolección de basura y del relleno sanitario, Roberto Romandía, su concuño. Los mismos funcionarios explican que Palacio ya había negociado la entrada de la empresa TECMED, una corporación española.

Informantes dentro del gobierno municipal explican de Palacio que mantenía a espaldas del alcalde: “todo lo de reglamentos, que él tenía el control absoluto, y las cuotas a los bares fuera de horarios así como los lugares de venta de cerveza en horas fuera de horarios, ése es tema operado de él, todo el gobierno lo sabe”.

Palacio es yerno de Javier Fimbres, priista quien se dice periodista en Tecate por conducir una estación de radio de su propiedad. Una de las personas cercanas al conflicto dice: Fimbres siempre golpeó al alcalde porque fue viendo que no le respondió a sus intereses y los de Palacio, recordemos que el mismo secretario Palacios le daba información a suegro para golpear desde su estación al gobierno”.

Prácticamente el recaudador de rentas, Juan Carlos Rico, Vicente Pérez Lugo, jefe de reglamentos, y Víctor Amaya el oficial mayor, es el equipo que aún sobrevive en el ayuntamiento, pero es donde también se han puesto los ojos para detectar irregularidades en el proceso de entrega-recepción.

Hace 3 semanas en diversas partes de Tecate se instalaron vallas publicitarias, se aprobaron por órdenes de Palacio y están autorizadas para Javier Fimbres, su suegro.

Los problemas de Palacio siempre repercutieron el gobierno de Moreno sin que éste lo despidiera. Por ejemplo cuando el 29 de abril (la denuncia fue puesta hasta el 9 de mayo) el entonces secretario del ayuntamiento a bordo de una Suburban negra con vidrios polarizados se dio a la fuga de la aduana mexicana evitando ser revisado y protagonizó una persecución en el pueblo escapando de patrullas y militares.

En el expediente de la Procuraduría General de la República donde quedó asentada la denuncia contra el funcionario se le señala como sospechoso de tráfico ilegal de mercancías de Estados Unidos a México.

Para contrataciones, llamar al suegro, es el "señor Fimbres"

Para contrataciones, llamar al suegro, es el “señor Fimbres”

Incluso el Sistema de Administración Tributaria finalmente solicitó que “se requiera al probable responsable para que presente (ante PGR) el vehículo tipo Suburban…a efecto que pueda realizar el peritaje correspondiente para conocer si en dicho vehículo existen compartimentos ocultos en los que se haya trasportado mercancía prohibida”. Además de “que se le pueda aplicar búsqueda con binomio (K9) caninos para posiblemente detectar indicios de introducción de mercancía (dinero, drogas, armas, cartuchos). El reportaje publicado por en ZETA y por quien redacta estas líneas, hizo que Palacio declarara que se trataba de un caso de extorsión por parte del autor.

La excusa perfecta Palacio de presentar su renuncia 30 días antes de que concluyera el gobierno priista es que mantenía una licencia en el Instituto Mexicano del Seguro Social, donde es sindicalizado y donde también colecciona según testimonios de la institución casos denunciados de irregularidades.

En el IMSS, Palacio se desempeñaba en el puesto de “Emisión y Pago oportuno”, luego, tras la salida Juan Carlos Rico entró como director de Cobranza en funciones. Justamente en las dos áreas donde las empresas deben de negociar sus cuotas con el Seguro Social.

Palacio abandonó el IMSS pensando no regresar, pues a sus cercanos juró dedicarse a la política de lleno, incluso, ser el próximo alcalde, cosa que intentó en el proceso de elección anterior, donde tocó a la ciudad la cuota de género. Buscó la diputación y tampoco encontró apoyo. Desdeñado por su partido y su mala reputación, el funcionario optó por regresar a su antiguo puesto.

El cabildo tardó en celebrar sesión y nombrar a Román Cota Muñoz como secretario del ayuntamiento, un jovencito de 24 años que se desempeñaba como el “asistente” de la “Secretaría Particular”, según la nómina del ayuntamiento. Su experiencia laboral solo se limita a empleado de Cinépolis, en el gobierno, ser quien cargaba el maletín del alcalde y se apresuraba a abrirle la puerta.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio