Frenan carrera a estudiante de “nueves” por balas de un revólver

Omar Mireles Gutiérrez, era un destacado alumno del Cobach cuando su vida le fue arrebatada
 
Ezenario Lunes, 21 Noviembre, 2016 12:00 PM

Con 17 años vividos, Omar Gutiérrez Mireles era estudiante del tercer semestre del Colegio de Bachilleres (Cobach) plantel Nueva Tijuana, del salón 339, donde se estudia la especialidad en Informática; llevaba un promedio de 9 y en lo que alcanzó del ciclo escolar cero inasistencias.

A su hora de salida, las 8 de la noche, prefería caminar unos metros –poco más de 100– para alcanzar el camión del transporte público un poco más vacío, en contra esquina del plantel, sobre la avenida Paseo del Río de la zona conocida como Tercera Etapa del Río Tijuana. La noche del jueves 10 de noviembre lo hizo con uno de sus compañeros, hasta donde llegaron dos hombres, uno de ellos con un revólver.

De acuerdo con la información que recabó el director del plantel, Alberto Osuna, minutos antes los mismos sujetos le robaron el celular a otro estudiante amagando con el arma, pero 500 metros más al sur, en la Plaza China. Pero con Omar, quien no traía el celular en la mano, no hubo paciencia. “Jálale, jálale”, le gritó el delincuente que no traía arma al homicida.

Dos tiros le dieron a Omar, uno en el abdomen y otro en el brazo.

En tres minutos la Policía Municipal –que permanentemente está en una caseta de vigilancia cercana– llegó, luego la ambulancia que lo trasladó a la clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde a las 9 de la noche fue declarado como fallecido.

Tanto el director de la preparatoria como la directora general del Cobach en Baja California, Amparo Pelayo Torres, insisten en que el hecho es inédito, no solo en ese plantel, sino cualquier otro del Estado.

Tanto Alberto Osuna como Amparo Pelayo, aseguraron que constantemente se busca establecer comunicación con el alumnado sobre medidas de auto cuidado, sobre todo a los alumnos del turno vespertino, dado el contexto de violencia que existe. Mencionan que se les recomienda no caminar por lugares oscuros, no transitar con audífonos, no llevar consigo objetos de valor, entre otros puntos. Un manual de Seguridad y Protección Civil está siendo evaluado por el Sistema Nacional de Bachillerato para que sea publicado por Cobach.

Sobre la zona, el director menciona que si los estudiantes son víctimas de asaltos, es en zonas más alejadas de la escuela, sobre el bulevar Insurgentes.

“Lo que escuchamos es que el problema no es aquí, puede ser más allá. Los muchachos dicen que porque está un poquito desolado los asaltan o los intimidan cuando están esperando la calafia”.

En la zona del Cobach también se encuentra la Escuela Normal Fronteriza, un Cecyte, la Culinary Art School, Centro de Rehabilitación Integral (CRI) del DIF, la clínica del IMSS y establecimientos comerciales.

Ni el Cobach –como uno de los subsistemas de Educación Media Superior– ni el área de Seguridad Escolar del Sistema Educativo Estatal (SEE) cuentan con estadísticas sobre hechos delictivos relacionados con alumnos.

“Estadísticas graves no tenemos, son eventos aislados realmente. Y otra situación, no son dentro del plantel. Cuando hay un evento donde sabemos que participa un alumno, se le habla al director, ellos mismos toman cartas en el asunto de acuerdo al reglamento”, explica Amparo Pelayo.

“No tenemos un registro, porque la situación se da en el camino en la escuela. No nos lo reportan, lo que nosotros tenemos son las estadísticas de incidentes que ocurren dentro de los planteles”, responde Mónica Gárate del SEE.

En conjunto, el Cobach, la Normal Fronteriza y el Cecyte de la Tercera Etapa del Río, solicitaron mediante un oficio mayor vigilancia a la Secretaría de Seguridad Escolar. Por su parte, el SEE informó que además de la información de auto cuidado que se da a los estudiantes de secundaria, se ha autorizado a los planteles que en el horario de invierno la jornada escolar se reduzca.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio