2018, el centro nos visita

Foto: Archivo/Uno de los encampañados
 
Opinionez Lunes, 21 Noviembre, 2016 12:00 PM

Últimas semanas han visitado en campaña al menos tres tendencias con intenciones democráticas que pugnan por despertar las mejores condiciones para el lanzamiento de una propuesta política que se avecina en 2018 con la pelea por la presidencia de México.

Vino a un desayuno Alfonso Ramírez Cuéllar, Secretario General de Morena en la Ciudad de México, líder del Barzón y Coordinador del Movimiento 18, que busca convocar y unir a los ciudadanos con partido o sin el que se sumen con las simpatías dentro y fuera del país hacia López Obrador. Una convocatoria donde estuvieron en la mesa el abogado José Ángel Peñaflor Barrón, la líder local del Barzón, quienes buscan la defensa jurídica de los usuarios de la Banca ante las medidas abusivas de las instituciones bancarias, también el Ingeniero German Zambrano y no menos importantes líderes de la comunidad de Ensenada. Ramírez Cuéllar explicó que en este proceso electoral se presenta una coyuntura social extraordinaria donde los gobiernos retorcidamente tradicionales han demostrado su incapacidad para resolver la desigualdad, pobreza, violencia, delincuencia, criminalidad desatada, corrupción e impunidad.

El viernes 4 de noviembre caminó por BC, el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. Sus declaraciones giran en torno a un diagnóstico, del país como un hervidero de inconformidad. La violencia llega fuerte a las mujeres, cada vez más jóvenes y adultos están expulsados de oportunidades para educarse y de actividades dignas, la informalidad crece en la economía sin redes de seguridad social, el país está entregado a intereses depredadores como las empresas mineras, las industrias contaminantes, los nuevos empleos son de uno, dos o máximo tres salarios mínimos. Las empresas estrellas del Estado CFE y PEMEX fueron rematadas por una deliberada política de hundirlas. Los magros ingresos fundamentales del Estado vía impuestos están sangrados por la incalculable evasión fiscal y la concentración de la riqueza.

La educación se ha politizado, simulando una reforma que golpea los derechos laborales de los maestros, creando un conflicto inmanejable con un gran costo para la sociedad y los niños, empeorado sus condiciones de aprendizaje. Los sacrificios en el presupuesto en la educación y salud pública. Pero los privilegios de la casta no se tocan. Con un discurso mesurado y una actitud de diálogo declaró que primero es el programa y después la persona.

Su causa Por México Hoy, no busca lanzar ni apoyar candidaturas sino propuestas a los problemas y peligros que amenazan a los mexicanos. Es claro y notable que hay diferencias con AMLO, brilla la Ley del Hielo, “No tengo nada que decir del líder de Morena ni de AMLO”, afirma en una entrevista con ZETA. Debe haber conflictos fuertes entre ellos que no les permiten tender puentes y unirse, cuando los tiempos infames, reclaman no unanimidad, pero sí ideas para construir una política sólida aplastante que dé fuerza a las demandas más importantes de un pueblo saqueado, engañado y humillado.

Si no le dio apoyo a Andrés Manuel en el 2006, ni en el 2012 cuando de hecho se ganó la elección o se perdió por el fraude de la ultraderecha. ¿Cárdenas lo hará en el 2018?

También vinieron invitados tres jóvenes del comité nacional de Morena a la Logia Masónica, justo el miércoles 9 de noviembre con el shock por la decisión de los vecinos, ellos explicaron en una sesión las relaciones México Estados Unidos. Gibrán Ramírez, Alberto Vanegas y Pablo Hernández, dirigentes de la organización nacional “La Tercera es la Vencida”, sostuvieron sus opiniones en el sentido reiterado, 2018 es un escenario atípico. México es un horno donde se están cocinando posibilidades históricas de viraje de rumbo, donde la oportunidad de un cambio de fondo encuentre condiciones propicias, porque estamos frente a la sensación de hartazgo de no solo los menos favorecidos del sistema, los millones de mexicanos que ha salido por hambre y desempleo del país, sino de las acorraladas clases medias.

Ganó el racismo y la supremacía blanca, el KKK, el miedo a la verdad, la intolerancia, el campo sobre la ciudad, pero el descontento de los cordones industriales norteamericanos por el desempleo que azota en la política de globalización neoliberal. Y que Hillary cometió la estupidez de IGNORAR como vicepresidente a Berni Sanders con sus demandas sociales y su arrastre en millones de jóvenes. Ganó el republicano director del FBI que le dio un golpe trapero a esa diferencia del 10% que tenía una semana previa a la elección. Ganó la barbarie y sus cavernícolas.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana. Correo electrónico: hrgcuellar@yahoo.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio