Panteras por la revancha

Fotos: Internet/Cam Newton va por el anillo
 
Deportez Lunes, 12 Septiembre, 2016 12:00 PM

Luego de caer en la pasada edición del Súper Tazón, Carolina es el candidato natural para ganar el trofeo Vince Lombardi. Pero Patriotas y Acereros, por la Americana, junto a Empacadores y Cardenales en la Nacional, quieren aguarles la fiesta

Los 32 equipos de la NFL (Liga Nacional de Futbol en Estados Unidos) han comenzado su camino rumbo al Súper Tazón LI que se disputará el 5 de febrero de 2017 en el Estadio Reliant de Houston, Texas. Los actuales campeones Broncos de Denver, y las Panteras de Carolina, fueron los encargados de arrancar esta temporada, en una repetición del “Súper Domingo” del año pasado.

Para esta campaña, el panorama de los Broncos no es alentador para repetir y obtener el bicampeonato, ya que sufrieron varias bajas importantes. Denver perdió a Peyton Manning, quien decidió retirarse de la NFL tras sumar su segundo anillo. Además de que Brock Osweiler, el pasador sustituto, fue contratado por los Texanos de Houston.

En su lugar, el head coach Gary Kubiak y el gerente general John Elway, han elegido al novato Trevor Siemian, quien fuera la selección de séptima ronda en el Draft 2015. El resto de la ofensiva quedó prácticamente igual, teniendo como receptores principales a Demaryius Thomas y Emmanuel Sanders. Mientras que por tierra seguirán contando con los servicios de los corredores C.J. Anderson y Ronnie Hillman.

Por el lado de la defensiva, seguirán con su principal figura y “Jugador Más Valioso”, el apoyador Von Miller. Así como su compañero de posición, DeMarcus Ware. Mientras que en la secundaria sobresale el esquinero Aqib Talib.

El resto de los equipos del Oeste de la Conferencia Americana harán que éste sea un grupo equilibrado. Los Cargadores de San Diego llegan con bríos renovados y la esperanza puesta en su mariscal de campo Philip Rivers, de que los convierta en protagonistas otra vez.  A pesar de haberse desprendido de su mejor defensivo, Eric Weddle, quien partió a los Ravens de Baltimore, así como el receptor Malcom Floyd, quien se retiró, Rivers viene de su mejor temporada en yardas al sumar 4792, lanzando 29 pases de anotación y solo 13 intercepciones. Tendrá el apoyo de un par de corredores fuertes como Melvin Gordon y Danny Woodhead. Además de unas manos confiables con el veterano ala cerrada Antonio Gates y los receptores, Keenan Allen y Travis Benjamin.

Por su parte, los Jefes de Kansas City podrían ser considerados como contendientes, ya que finalizaron la campaña pasada ganando los últimos once juegos hasta caer en la Ronda Divisional. El entrenador en jefe Andy Reed tendrá a su disposición prácticamente al mismo plantel del año pasado, por lo que no se descarta una posible coronación en el Oeste del AFC. Alex Smith seguirá siendo el mariscal de campo titular de este equipo y tendrá un ataque terrestre liderado por el veterano Jamaal Charles, quien está de regreso tras perderse todo el año anterior. Mientras que por aire contará con receptores confiables como Jeremy Maclin y Chris Conley, además del ala cerrada Travis Kelce. Sin embargo, la fortaleza de los Jefes radica en su defensiva, una de las mejores de la campaña pasada.  Entre sus principales armas figuran Eric Berry, Derrick Johnson y Tamba Hali.

Los Raiders de Oakland se mantienen en reconstrucción, aunque se espera que su joven mariscal de campo, Derek Carr, muestre mejorías este año, ya que contará con mayor experiencia y mejor talento alrededor. Los receptores son el experimentado Michael Crabtree, Amari Cooper y el ala cerrada Lee Smith; así como el corredor, Latavius Murray. La defensiva es guiada por Khalil Mack, quien tuvo 15 derribos de mariscal de campo.

En el Este de la AFC, los Patriotas de Nueva Inglaterra continuarán con su dominio, aunque en los primeros juegos sufrirán la baja del pasador titular, Tom Brady, quien cumplirá una suspensión de cuatro juegos. Su lugar será tomado por Jimmy Garoppolo.

El entrenador en jefe, Bill Belicheck, mantiene la base de sus “Pats”. En el ataque seguirá contando con los veloces receptores, Julian Edelman y Danny Amendola, sin olvidar al espectacular ala cerrada Rob Gronkowski. Mientras que por tierra, el ataque lo encabezará LeGarrette Blount. En la defensa, los Patriotas tendrán problemas, ya que carecen de profundidad, pero algo podrán hacer Jamie Collins, Dont’a Hightower, Malcolm Butler y Logan Ryan, sus principales figuras.

Foto: Jorge Dueñes/Los Broncos de Denver a refundar su título

Foto: Jorge Dueñes/Los Broncos de Denver a refundar su título

Los Jets de Nueva York no clasificaron a la postemporada el año pasado, pero tuvieron una campaña positiva con récord de 10-6, siendo su mejor año desde aquella final de conferencia de 2010, por lo que podría ser un equipo contendiente. Vuelve el mariscal de campo Ryan Fitzpatrick, y con armas como los receptores Brandon Marshall, Eric Decker y el corredor Matt Forté. En la defensiva permanecen el caza-mariscales Muhammad Wilkerson y el esquinero estrella, Darrelle Revis.

Los Bills de Búfalo fueron una de las sorpresas agradables de la temporada pasada, ya que poco se esperaban de ellos, pero respondieron con una campaña de 8-8.  El equipo de Rex Ryan se encuentra en transición con un mariscal de campo como Tyrod Taylor que había pasado toda su carrera siendo sustituto.

Los Delfines de Miami tendrán una temporada larga y probablemente seguirán con su sequía de playoffs de siete temporadas consecutivas.

En el Norte, el campeonato divisional puede estar para cualquier de los tres lados, los Bengalíes de Cincinnati, los Acereros de Pittsburgh y los Cuervos de Baltimore.

Los Bengalíes son prácticamente el mismo equipo y buscará cortar la sequía de un triunfo en la postemporada, ya que en los últimos años han avanzado a postemporada, pero han salido derrotados. Los dos mariscales de campo, Andy Dalton y AJ McCarron, han sido garantía y cualquiera de ellos podría funcionar como titular. El ataque terrestre es efectivo con una dupla explosiva integrada por Jeremy Hill y Giovanni Bernard, además del espigado receptor A.J. Green. La defensiva es guiada por el liniero Carlos Dunlap y el esquinero Adam Jones.

Por su parte los Acereros esperan tener sano durante todo el año al mariscal de campo Ben Roethlisberger, quien tiene en Antonio Brown a su receptor primario, así como al ala cerrada Ladarius Green y el trio de corredores encabezados por Le’Veon Bell DeAngelo Williams y Fitzgerald Toussaint. La defensiva podría tener algunos problemas, ya que la mayoría de las figuras experimentadas han partido a otros equipos, o se han retirado.

Los Cuervos de Baltimore estarán también peleando el título de este grupo. Con Joe Flacco en los controles, el equipo busca regresar y volar alto.  Flacco tendrá brazos confiables con los receptores Mike Wallace y el veterano Steve Smith Sr. Asimismo, un ataque terrestre serio con Justin Forsett. Por el lado de la defensiva, el perímetro de apoyadores es dominante con Terrell Suggs, Elvis Dumervil y el recién llegado, el profundo, Eric Weddle.

El único equipo que desentona en este sector son los Cafés de Cleveland, que siguen hundidos en una eterna reconstrucción total y permanecen sin talento en sus filas.

En el Sur, los Potros de Indianápolis intentará colocar los reflectores del lado de su joven figura, el mariscal de campo Andrew Luck, quien espera recobrar sus actuaciones de hace un par de temporadas, cuando alcanzó la final de la Conferencia. Luck tendrá el apoyo del veterano corredor Frank Gore y del receptor T.Y. Hilton; mientras que a la defensiva, Robert Mathis regresa como líder de este equipo.

Los Texanos de Houston desean convertirse en el primer equipo en llegar al Súper Tazón siendo locales, algo que en la historia de la NFL jamás ha logrado alguna franquicia.  Aunque ofensivamente están en formación, con un núcleo de jugadores jóvenes como el pasador Brock Osweiler y los receptores Jaelen Strong y DeAndre Hopkins, además del corredor Lamar Miller. A la defensiva seguirán siendo comandados por el capitán J.J. Watt.

Los Titanes de Tennessee  y los Jaguares de Jacksonville no tienen grandes expectativas, ya que son un par de equipos en restructuración, plagados de talento joven que desea transcender en la NFL.

El equipo del rayo desea ser protagonista

El equipo del rayo desea ser protagonista

Conferencia Nacional

En el Sur de la NFC, las Panteras de Carolina, actuales campeones de esta Conferencia, son serios candidatos a repetir e ir por el anillo del Súper Tazón. Dirigidos por Ron Rivera, el plantel permanece intacto, por lo que las expectativas generadas son generosas. Cam Newton tratará de repetir la hazaña de guiar a su equipo al “Súper Domingo”, acompañado por el corredor Jonathan Stewart, el ala cerrada Greg Olsen y el receptor Ted Ginn Jr. Mientras que por la defensiva habrá que seguir de cerca a Kawann Short, Luke Kuechly y Kurt Coleman.

Los Santos de Nueva Orleans buscan regresar a sus años de éxito con el mariscal de campo Drew Brees, que tendrá en Brandin Cooks a su receptor número uno y al corredor Mark Ingram como su escape. En la defensiva este equipo tendrá serios problemas, pero serán opacados en caso de que el ataque realmente sea mortal.

Los Halcones de Atlanta son otro equipo que se encuentra en el mismo caso que los Santos, tras dominar durante la década, vienen de una de sus peores temporadas e intentarán reaccionar. Matt Ryan sigue siendo el pasador titular y Julio Jones el receptor principal. El ala cerrada ahora es ocupada por Jacob Tamme y el ataque terrestre es liderado por el joven corredor Devonta Freeman.

Los Bucaneros de Tampa Bay batallarán por la falta de un plantel de calidad.

En el Norte, los Empacadores de Green Bay son los amplios favoritos para ganar ese sector y volver al “Súper Domingo”. Encabezados por el mariscal de campo Aaron Rogers, los “Packs” tienen todo para ser uno de los equipos más completos.  Cuentan con los receptores Jordy Nelson y Randall Cobb, así como el ala cerrada Jared Cook y el dúo de corredores Eddie Lacy y James Starks. Mientras que del otro lado, el apoyador estrella Clay Matthews será vital en las aspiraciones de este equipo, al lado del liniero Julius Peppers y el esquinero Sam Shields.

Los Leones de Detroit, junto con los Vikingos de Minnesota, no pintarán en este sector, dado que los primeros perdieron a su estrella, el receptor Calvin Johnson, quien se retiró al finalizar la campaña anterior; mientras que los Vikingos estarán toda la temporada sin su mariscal de campo titular,  Teddy Bridgewater, que tuvo una lesión de rodilla.

Tom Brady siempres es una garantia

Tom Brady siempres es una garantia

En el Este, los Vaqueros de Dallas sufrirán en el arranque la ausencia del pasador Tony Romo, debido a una lesión. Su lugar será ocupado por el mexicoamericano Mark Sánchez. El cuerpo de receptores es de calidad con Dez Bryant y el ala cerrada Jason Witten, mientras que el ataque terrestre será combinado entre Ezekiel Elliott y Alfred Morris. La defensiva luce incierta para el equipo de la estrella solitaria, ya que sufrieron varias bajas.

Los Gigantes de Nueva York presentan un arsenal ofensivo con Eli Manning en los controles y los hábiles receptores Víctor Cruz y Odell Beckham Jr., además del corredor Rashad Jennings. A la defensiva cabe destacar al apoyador Jason Pierre-Paul y al esquinero Dominique Rodgers-Cromartie.

Los Pieles Rojas de Washington tratarán de repetir su gran año con Kirk Cousins nuevamente como pasador, apoyado por los receptores DeSean Jackson, Pierre Garcon  y el corredor Matt Jones.

Por su parte, las Águilas de Filadelfia tendrán un largo año al no contar con un mariscal de campo confiable, ya que entre Sam Bradford y Chase Daniel deberá salir el titular. El plantel no luce completo, por lo que un fracaso es latente.

En el Oeste, los Cardenales de Arizona son los favoritos para repetir en este grupo, con Carson Palmer como pasador, los receptores Larry Fitzgerald y Michael Floyd, además del par de corredores David y Chris Johnson.

Los Halcones Marinos de Seattle tratarán de seguirles el paso. El mariscal de campo, Russell Wilson, quiere retornar a su nivel de hace un par de años cuando llegaron al Súper Tazón en dos ocasiones consecutivas, ganando uno y perdiendo el otro. Wilson tendrá a Doug Baldwin y Jermaine Kearse como receptores, así como al veterano ala cerrada Jimmy Graham. El problema podría darse en el puesto de corredor, donde ya no estará más Marshawn Lynch y su lugar será ocupado por Christine Michael y Thomas Rawls.

Los 49ers de San Francisco y los Carneros de Los Ángeles tienen bastantes problemas en sus filas para armar su plantel titular.  Los primeros enfrentan un lío con su pasador Colín Kaepernick, quien ha dado muestras de indisciplina a lo largo de joven su carrera, mientras que los segundos, que recientemente regresaron a la ciudad angelina que fuera su casa en la década de los noventa, tendrán como pasador al novato Case Keenum.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio