Fans

Fotos: Cortesía
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 12 Septiembre, 2016 12:00 PM

francisco rueda gomez y stpsPrácticamente el ser alto funcionario en el Gobierno del Estado de Baja California representa tener un lugar privilegiado en el estadio de los Xoloitzcuintles, equipo de futbol propiedad de Jorge Hank Rhon y familia en Tijuana. Lo que se ve no se pregunta, pero sí se confirma: fuentes cercanas a los empleados de Francisco Vega de Lamadrid recogen o reciben cortesías para observar los partidos desde los palcos. La deferencia proviene del real dueño del equipo y ex reo de la prisión “El Hongo”, Jorge Hank Rhon, detenido entonces por el Ejército Mexicano por el delito de acopio de armas. Mucho se comentó, incluso antes de ganar el Gobierno del Estado, la alianza Vega-Hank para derrotar al candidato del PRI, Fernando Castro Trenti. Ya en el gobierno los favores de uno y otro lado fueron evidentes. Afines a Hank en cargos de primer nivel y su hijo en el sector cultural gubernamental en la administración de Vega. Mientras en los salones del Hipódromo y en los campos de futbol, se han organizado actos, cenas de recaudación, para lograr los objetivos de la familia Vega. Por eso las cortesías para que empleados, familiares y allegados al gobernador, acudan con más comodidades que un priista a los juegos de futbol. No extrañan a los de casa, pero sí sorprenden a los de fuera. Especialmente en tiempos en que la transparencia, la rendición de cuentas, el conflicto de intereses y la corrupción, sin acciones vigiladas y denunciadas por ciudadanos en honor al buen ejercicio de gobierno. Pero eso parece no ser una molestia política para el secretario de Gobierno, Francisco Rueda, quien trata de no perderse un solo partido, adempas de trasladarse desde Mexicali a Tijuana en carros oficiales, para efecto de entretenerse asistiendo al futbol, echar porra, acercarse a Jorge Hank y presumir sus privilegios en el estadio a las clases trabajadoras y amigos que tiene en redes sociales. Definitivamente estar en la nómina estatal, tiene sus privilegios. Decenas de funcionarios aprovechan su momento en el servicio público para obtener palcos, así sean de gorra, o adquiridos y no reportados.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio