Sin saber qué cosechar

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 4 Abril, 2016 12:00 PM

Política Breve y de Emergencia

 

 

 

 

Desordenadas, en el filo de la regla, sin trabajo político, con exceso de musculo, ajenas a la práctica de siempre, abusando del azar, desde la presencia siempre en otra parte que es decir con miedo y desde luego complejas, muy complejas de entender. Así han sido las formas empleadas en el PAN para designar, que no elegir, a los candidatos con los que se presenta a la contienda 2016. Se siembra sin saber qué se habrá de cosechar.

Sin la mínima planeación, en el arrebato de los tiempos encima, tan solo con el objetivo claro de obtener triunfos pero sin cuidado del sustento técnico y ya no digamos ideológico, las propuestas de 12 candidaturas a gobernador de donde tan solo 5 salen de las propias filas panistas y a pesar de ello tener la expectativa más o menos objetiva de ser competitivo en solo 2 de esas entidades, cancelan el crecimiento propio y en algunos casos revientan la estructura existente.

Si bien es cierto que desde siempre, la invitación a líderes de la sociedad para la participación en candidaturas de diversos calados ha sido práctica común, también lo es que al pasar la contienda e independientemente del resultado electoral, si el candidato no comulga con la propuesta ideológica de partido, el esfuerzo de esa particular campaña no tendrá como fruto el desarrollo de fuerza política futura.

Claudicar la tarea política de la conducción de una institución sin la mira puesta en el futuro de largo plazo, evidencia la intencionalidad mediatista personal o de grupo tanto como la ambición personal del que coordina el esfuerzo. A conciencia plena o peor aún desde la candidez de la falta de formación, administrar de urgencia es no saber a dónde se debe ir.

Hay agraviados sencillamente porque se cancela el diálogo, se cancela la política; si los canales de comunicación se mantuvieran se podrían ofrecer los argumentos de las decisiones, si los objetivos generales que se buscan son los que siempre han inspirado la unidad, no habrá impedimento para convencer a todos de la bondad de la meta final; pero si la intención no es confesable, no hay qué decir.

Pareciera fácil ahora el rompimiento público con las instituciones políticas, ¿las convicciones ya no hacen que las personas se mantengan unidas o las convicciones están abandonando las organizaciones? Sin embargo no todos los abandonos tienen la explicación elemental de la ambición desenfrenada y mantener a los integrantes unidos también es tarea del líder y a querer o no, cuidar la práctica es engrandecer el resultado. Y ya metidos en el contexto, y solo por ilustrar, como dijera Reyes Heroles: “en política la forma es fondo”.

Puesto en términos prácticos, las elecciones del 5 de junio de 2016 son la antesala del relevo de la presidencia de la república, no solo porque suceden antes sino porque significan el esfuerzo regional de organización más importante en número de electores de todo el sexenio, aun geográficamente de norte a sur, de este a oeste por todo el territorio nacional habrán muestras de resultados y eso en la moral del ejercito electoral, pudiera pesar como una ancla en el cuello.

Que la historia lo registre.- El 2007 fue un año de inflexión política; el entonces jefe nacional del PAN Manuel Espino, reclutó por todo el país a políticos salidos del PRI y los hizo candidatos. Parafraseándolo hoy: …hay panistas que no se los deseo ni al peor PRI.

Botón rojo.- -¿Qué prefieres, el partido o el poder?

-¡El poder! Además de ganar la elección, ¿para qué sirve el partido?

El autor es político tijuanense, ha sido funcionario municipal y estatal. Actualmente es empresario y consultor en temas de salud y relaciones públicas. Correo: smriubi@yahoo.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio