Reforma fiscal estancada


 
Edición Impresa Lunes, 25 Abril, 2016 02:22 PM

Gobierno de la República no logra incrementar significativamente el padrón de contribuyentes y les hinca el diente a ciudadanos cautivos con el esquema tributario. “Por eso andan ahorita como perros sobre los que ya tienen”, advierte analista

 

Declaraciones a medias son las que la administración de Enrique Peña Nieto expresa a los mexicanos cuando insiste en afirmar que con la implementación de la Reforma Hacendaria, que contempla facturación electrónica, buzón tributario, correos y cartas invitación para cumplir con las obligaciones fiscales, los ingresos de la Secretaría de Hacienda han ido en aumento desde  2015.

Por otro lado, desde la dependencia se asegura que con el programa Crezcamos Juntos, donde se incorpora a los contribuyentes informales para que tributen, el padrón de contribuyentes se ha expandido.

La realidad es que la reforma sigue sin dar resultados que impulsen la economía del país, como prueba están las constantes estimaciones a la baja del Producto Interno Bruto que diversos organismos otorgan a México, así como los recortes al gasto público.

Según registros del Servicio de Administración Tributaria (SAT), al cierre de 2015, los ingresos tributarios fueron de 2 billones 366 mil 425.5 millones de pesos. Es decir, 387 mil 444.9 millones de pesos por arriba de lo estimado en la Ley de Ingresos de la Federación para ese año y con respecto a 2014. Esto equivale a un aumento de 27.4 por ciento.

Asimismo, el 31 de diciembre de 2013 se contaba con un universo de 41 millones 659 mil 149 contribuyentes activos, para el año pasado dicho registro fue de 51 millones 600 mil.

En torno a los registros, el presidente del Centro de Estudios Económicos de Tijuana y Ensenada, Roberto Valero Berrospe, dijo a ZETA que la autoridad federal sólo ofrece números con la intención de justificar el trabajo que lleva a cabo, pero no precisa de dónde provienen.

 

“Hay que recordar que la recaudación también crece por la inercia de aumentos salariales que se da por el aumento de la inflación. Es decir, los mismos están pagando más porque les subieron el 2, 3 por ciento al sueldo. Pero no es porque haya más pagadores de impuestos, tiene que ver con rangos”, ejemplificó el académico.

“Entre más ganas, más te quitan, y si a eso le sumas la inflación que en el Estado ha sido brutal, entonces generas pagadores de impuestos empobrecidos. La recaudación subió, pero no dicen en qué condiciones”.

Más adelante abundó:

“Igual sucede con el aumento de los trabajadores del IMSS. No dijeron que era gente que estaba en la informalidad con sueldos de uno, dos salarios mínimos que no contribuyen en mucho. La recaudación total creció 0.6, que es nada, uno esperaría que con casi 5 millones de contribuyentes creciera más, por eso andan ahorita como perros sobre los que ya tienen. Está bien que regularicen a los informales, pero no va a ser una solución, por ahí no va la recaudación”, advirtió el especialista.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, el 70% de los afiliados están en el rango de 1 a 3 salarios mínimos, por lo que la recaudación resultante es insuficiente para satisfacer el gasto público del país.

 

EL RETROCESO CON LA REFORMA

Aunque en 2016 no hubo más impuestos ni nuevas tasas impositivas, Hacienda sigue con sus prácticas de terrorismo fiscal contra los ciudadanos, justificando una eficiencia recaudatoria a través de llamadas, correos electrónicos y cartas invitación para cumplir con obligaciones.

Para el economista Jorge Fonseca, las imposiciones más injustas del gobierno de Peña Nieto para los contribuyentes fueron los ajustes a la baja del crecimiento económico, que se traducen en una reducción de oportunidades para los trabajadores mexicanos, en tiempos donde el ingreso per cápita anual de los mexicanos cayó 12.8%.

“Si eso no es suficiente para cuestionar tanto las políticas fiscales como las monetarias, pues ignoro entonces qué es lo que tiene que pasar para que el Ejecutivo reconozca que la dirección de la política económica que ha mantenido hasta ahora, no sólo se necesita revisar, sino que en específico la (reforma) fiscal se tiene que revertir, ya que se ha convertido en un cuello de botella para las micro y pequeñas empresas donde no sólo el mercado se sigue contrayendo; ahora también el poder adquisitivo de todos los consumidores, se está viendo afectado de manera severa”, finalizó Fonseca.

 

EL RIESGO

En torno al tema, el presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos en Baja California, José Sergio Soto García, expuso que el Gobierno de la República tiene al contribuyente “muy castigado”, aun así, el SAT debe generar recursos, por lo que tendría que enfocarse en multas federales con dependencias como PROFECO y Protección del Medio Ambiente.

“Los contribuyentes ya no aguantan más. Va a haber estallido social, a la gente no le alcanzan mil 100 pesos a la semana. ¿Qué sigue de ahí? De la delincuencia van a sacar el sustituto que hace falta si sus hijos se mueren de hambre. Otros se pierden en las drogas para evadir su realidad”, sentenció.

 


 

 

Pocos contribuyentes se suman en la administración de Peña Nieto

 

Contribuyentes Cifra
2013 41, 569, 149
2015 51,600,000
Diferencia 9,940,851
Régimen de Incorporación Fiscal 4,496,300
Total de contribuyentes que no son RIF 2013-2015 5,444, 551

 

 

Entre 2013 y 2015, el Gobierno de la República obtuvo un registro de 9 millones 940 mil contribuyentes; de ese total, poco más de 4 millones son de Régimen de Incorporación Fiscal y, si se restan ambas cantidades, se obtienen 5 millones 444 mil 300 registros nuevos, los cuales son pocos, advirtió el analista Roberto Valero Berrospe.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio