Pavos montoneros

Foto: Internet
 
En Zerio Lunes, 11 Abril, 2016 12:00 PM

En un pequeño poblado de Nueva Jersey llamado Teaneck, la gente se siente aterrorizada ¡EN ZERIO! por un grupo de pavos silvestres que han atacado a niños en la parada del autobús escolar, han correteado a los transeúntes e incluso uno de ellos entró como salvaje que es a la cocina de la casa de Courtney Lopchinsky, rompiendo una ventana mientras cenaba con su familia.

El ave forma parte de una parvada gangsteril integrada por cinco pajarracos más que ya fueron reportados a la Comisión de Pesca y Fauna Silvestre del citado Estado, dependencia que está buscando la mejor estrategia para capturar a los malhechores que además suelen ponerse más bravos en primavera, porque es cuando se aparean.

 

Leyes irrefutables

* Ley del tiempo: La duración de un minuto depende del lado de la puerta del baño en que te encuentres.

* Ley de la edición de Jones: Algunos errores pasarán siempre desapercibidos hasta que se publique el libro.

Corolario de Bloch: La primera página por la que el autor abra el libro recién publicado será aquella que contenga el peor error.

* Ley del objeto perdido: Los objetos que buscas jamás aparecerán cuando los necesitas, sino cuando estés buscando cualquier otra cosa, momento en el cual, claro está, el objeto extraviado será totalmente inútil, incluso hasta un estorbo.

Corolario: Debes buscar cualquier otra cosa cuando quieras encontrar lo que realmente necesitas.

* Ley de la sublimación espontánea de los objetos: Un objeto llevará años estorbando donde a nadie conviene, y sin que nadie se moleste en quitarlo de ahí, pero, cuando sea de utilidad, se habrá perdido de forma espontánea.

Observación de Etorre: La otra cola es más rápida.

* Variación de O´Brien a la observación de Etorre: Si se cambia de fila, la que acaba de dejar empezará a avanzar más aprisa que la nueva.

Principio de la espera: Cuanto más tiempo lleve en una cola, más probabilidades hay de que se haya equivocado de ventanilla.

* Ley del café en los aviones: Cuando las azafatas están a punto de servir el café, se producen turbulencias.

Corolario: Servir café en los aviones produce turbulencias.

* La gravitación selectiva: Los objetos al caer tienden a hacer un máximo de daño, así en todo el universo, incluyendo tu casa. Por ejemplo, la probabilidad de que un pan tostado caiga sobre una alfombra con la mermelada hacia abajo es directamente proporcional al precio de la alfombra.

Corolario: Si quitas la alfombra, el pan tostado se verá atraído por tu ropa.

* Ley del ejecutivo: Cuando un subordinado tuyo te plantee una cuestión pertinente y difícil, mírale a los ojos como si hubiera perdido la razón; en cuanto baje la mirada, repítele la pregunta como si fuera tuya.

Autor: Especialista en probabilidad y estadística.

 

Oración para cruzar “al otro lado”

Santa Esperanza, que me toque la fila que avanza.

San Isidro, que no me limpien el vidrio.

San Ramón, que no me revise un sangrón.

Santa Catalina, que me alcance la gasolina.

San Homero, que no me pida el limosnero.

San Pablito, que no se me meta un maldito.

Santa Renata, que no se me duerma la pata.

San Nicanor, que no haga mucho calor.

San Apolinar, que no me den ganas de orinar.

San Vicente, que el carro no se caliente.

Santa Manuela, que no me abran la cajuela.

Santa María de Aruba, que el dólar no suba.

Santa Roberta, que encuentre muchas ofertas.

San Romero, que me rinda mi dinero.

Santa Teresa, que me quede para una hamburguesa.

Autor: Un fronterizo.

 

Tontez hereditaria

— ¡Tengo un hijo tan tonto, María!

“¡No más que el mío, Paca!”.

Los dos hijos se acercan.

“Anda, Pepito, vete a casa a ver si estoy”.

El niño se va. La otra madre:

“Anda, Manolito, toma diez pesos y cómprame un televisor a color”.

Los niños se encuentran:

— ¡Tengo una madre más tonta, Pepito!

“¡No más que la mía, Manolito!”.

— La mía me mandó a casa a ver si está ¡y no me ha dado la llave!

“Pues fíjate la mía: me da diez pesos para comprar un televisor a color, ¡y no me ha dicho de qué color lo quiere!”.

Autor: Jaimito, el vivo.

 

Memory

— ¿Nivel de inglés?

“Alto”.

— Diga “memoria”.

“Memory”.

— Póngalo en una frase.

“Salté por una ventana y memory”.

Autor: Maestro de inglés.

 

Préstamo

Dos amigos:

— Oye Pedro, ¿me prestas 25 euros?

“Bueno, pero con la condición de que no te los quedes mucho tiempo”.

— ¡Ah, por eso no te preocupes! En una hora ya no los tengo…

Autor: Amigo sin dinero.

 

Despistada

— Cariño, ya acosté al niño y está la cena en el horno.

“Pero si en la cama hay un pollo…”.

— ¡Apaga el horno! ¡APAGA EL HORNO!

Autor: Madre primeriza.

PACOTENZERIO

 

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio