La tortura como instrumento policiaco

Foto: Internet/Las disculpas no resuelven nada
 
Opinionez Lunes, 25 Abril, 2016 12:00 PM

Hace unos días el país se conmocionó ante las impresionantes imágenes de una mujer que era torturada, a través de la asfixia, por agentes de la policía federal y miembros de ejército mexicano. Tanto el secretario de la Defensa, como el comisionado de la policía federal han ofrecido disculpas por tan bochornoso y atroz acto. Qué bueno que se disculpen, pero eso no resuelve nada. El hecho persiste, las policías en México, así como las fuerzas armadas, utilizan la tortura para conseguir confesiones

El acto no es por cierto nuevo, hasta antes de los 90 era una forma ordinaria de conseguir información de los delincuentes, para obtener la orden de aprehensión. Porque sé de esta nefasta práctica, desde mi punto de vista son varias las razones:

Primera.- No hay una verdadera cultura de la Legalidad en los mexicanos. Una conciencia personal que le lleve a respetar la Ley y no a violarla cuando no le ven.

Segundo.- El personal a cargo de la procuración de Justicia no es el adecuado. La carrera policíaca está tan desprestigiada, que no hay jóvenes que vean una pasión en esta carrera. Entran porque no tienen empleo o su horizonte personal es muy reducido. Escogen la profesión, porque paga bien y es fácil entrar. De ahí que no haya verdadera pasión por servir, por mejorar la sociedad. Es tan solo una chamba. Muchos de ellos son violentos o proclives a la violencia.

Tercero.-No hay preparación ni mecanismos científicos generalizados para combatir al crimen, cierto, hoy hay muchos laboratorios criminalísticos, pero sin mucho presupuesto y sin ser protagonistas principales en la búsqueda de la evidencia. Para qué tanto escándalos, sin con un par de cachetadas se puede alcanzar el mismo objetivo, piensan los agentes.

Cuarto.- Los jueces, sobre todo en los estados del país,  siguen aceptando como buenas las evidencias obtenidas a través de la tortura, en lugar de desecharlas. Éste era el método usual para obtener la confesión. A partir de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que la confesión ante agentes ministeriales o ministerios públicos no era la más importante, sino la rendida ante el Juez, esta práctica se redujo considerablemente, pero no desapareció.

Quinta.- El ejército no debe tener labores de interrogación, ellos sí deben seguir ayudando, mientras no tengamos un cuerpo policiaco confiable, pero su labor no debe sustituir a los ministerios públicos, ellos, únicamente ellos deben tener contacto con los detenidos y llevar a cabo la interrogación.

Sexta.- El detenido desde el primer contacto con la autoridad, debe estar asistido por un defensor, sea privado o público.

Séptima.- Las penas a los servidores públicos de procuración de Justicia y a los militares que torturen o permitan la tortura, deben ser severas. Quien debe proteger y en lugar de hacerlo, lesiona, hiere, tortura, debe ser castigado con mayor rigor.

Seguramente habrá otras acciones posibles para inhibir la tortura, como establecer realmente una carrera policiaca, con honor y dignidad. Estoy seguro que muy pocos, de los pocos que me leen, si tienen una hija querrán que se case con un policía. ¿Por qué? Porque aún no es estimada por la sociedad esta carrera.

Finalmente, de las disculpas de los titulares de la seguridad publica en el país, me queda una duda, ¿solo van a investigarlos por desobediencia? ¿No debe ser también por tortura? A mí como Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, me toco coordinar la aprobación de la Ley para prevenir y sancionar la Tortura. Ésa está vigente y contiene penas severas. Ahora, por otro lado, se dice que la mujer del video es una delincuente peligrosa, que ha asesinado, entre otros delitos. No será que el video fue filtrado intencionalmente para dejarla libre, porque de acuerdo con las normas vigentes, el criminal más sanguinario, si es torturado, será dejado en libertad.

Amador Rodríguez Lozano, potosino radicado en Baja California. Fue Senador, Diputado Federal y Ministro de Justicia del Estado de Chiapas.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio