El relajamiento de las horas extras

FOTOS: Agustin Reyes.- Venta de bebidas embriagantes hasta las 7:00 de la mañana
 
Edición Impresa Lunes, 25 Abril, 2016 02:30 PM

Desorden en la operación de centros nocturnos, regulares o no, es el resultado del gobierno de Jorge Astiazarán con la apertura que ha dado a las horas extras, cuyos ingresos se canalizan al gasto corriente de su administración. Tesorería municipal reporta en esta administración un ingreso promedio de 8 millones de pesos al mes por este concepto. Horas extras no beneficia al turismo, reporta representante de COTUCO

 

“Un saludo a todos los peleoneros… (Sic.) ¡y a todos los que les gusta la mariguana!”, “¡que siga la fiesta hasta las 7:00 de la mañana!”, se escucha en el altavoz del bar Blanco y Negro, uno de los tantos bares de Tijuana que opera con horas extras fuera de lo reglamentado.

Son las 7:00 de la mañana y la fiesta en los bares de Tijuana apenas termina.

La apertura para horas extras en la administración de Jorge Astiazarán ha incrementado sobremanera el número de centros nocturnos que operan con extensión de horario.

El revuelo de música, trasnochadores y vendedores ambulantes, convierten a la avenida Revolución, la principal zona turística de la ciudad, en una gran verbena nocturna, celebración que no acaba, hasta que cae el nuevo día.

Tropic’s Bar, Porky’s, Las Pulgas, Los 4 Amigos, Chip’s, en el centro y la Avenida Revolución, o el ampliado Le Conteiner en la Zona Río, son otros más cuyos clientes permanecen en ellos hasta caer el alba.

Después de las 2:00 horas y cerrados algunos antros, al bullicio en calles y banquetas se añade el altavoz de los bares en plena actividad; la invitación a los transeúntes a seguir la celebración es abierta y sin restricción alguna: “Qué siga la fiesta hasta las 7:00 de la mañana”. Los inspectores de Alcoholes o de Inspección y Reglamentos brillan por su ausencia.

Unidades de la Policía Municipal patrullan las calles aledañas a la Avenida Revolución, acordonada desde la calle Ocho hasta la Sexta. Pero la vigilancia policiaca no frena los pleitos callejeros que se suscitan al calor de la ingesta de alcohol.

Ambulantaje invade Avenida Revolucion en la madrugada

Ambulantaje invade Avenida Revolucion en la madrugada

De acuerdo al Reglamento para la Venta, Almacenaje y Consumo Público de Bebidas Alcohólicas de Tijuana, el horario de apertura para bares turísticos es hasta las 2:00 de la mañana, con posibilidad de obtener hasta un máximo de tres horas extras, hasta por tres días a la semana. La ordenanza establece una hora adicional para corte de caja y tareas administrativas, pero sin clientes dentro del establecimiento.

Al inicio del gobierno de Jorge Astiazarán se abocó a ampliar el horario de operación de bares y cantinas, a petición de algunos sectores productivos, mismos que a la fecha señalan no encontrar beneficio en la extensión de las horas de apertura de giros negros con venta de bebida alcohólica.

El argumento del gobierno municipal para tal apertura fue “regular su operación”, toda vez que en la práctica los negocios con venta de bebidas embriagantes aplicaban un horario adicional, fuera de ordenamiento.

Pero tal “regulación” ha dado pie al relajamiento en el funcionamiento de los bares, no solo los asentados en la Avenida Revolución, sino también en algunos establecidos en la Zona Río.

Municipio Responsable de Incumplimiento

“Horas extras no algo benéfico para el turismo, el buen turismo”, estableció categórico Jack Doron, presidente del Comité Empresarial y Turístico Mexicano (CETURMEX) y representante de los comerciantes de la Avenida Revolución en el Comité de Turismo y Convenciones de Tijuana (COTUCO).

Más que beneficios, la extensión de horarios en los diversos giros comerciales con venta de bebidas etílicas, ha propiciado un mayor número de accidentes viales.

Indicó que la implementación de cafés cantantes, que pueden operar con un horario más amplio que los demás giros, ha dado pauta para que bares y cantinas operen a deshoras.

“Es claro que algunos se aprovechan porque hay muy pocos inspectores –Alcoholes y de la Dirección de Inspección y Reglamentos.

Compartió que ante la apertura de horas extras por el XXI Ayuntamiento, intentó dar seguimiento a la operatividad de los bares y cantinas ubicados sobre la avenida Revolución, pero el hermetismo de parte del gobierno municipal los hizo desistir. “No sabemos si cuentan con ruta de escape, si sus permisos son de restaurantes o de bares”.

El representante del sector turístico, blandió, “No beneficia al turismo un horario sin límite, esa apertura no se respeta”, y concluyó categórico: “Tiene que haber cierto horario y el municipio se debe hacer responsable de que se respete”.

A Gasto Corriente ingresos por horas extras

Tesorería municipal reporta en esta administración un ingreso promedio de 8 millones de pesos al mes por concepto de ingresos de horas extras; el aumento en la captación de recursos por este rubro es exponencial al compararse con los 833 mil pesos captados durante el XX Ayuntamiento.

De acuerdo al reglamento de Alcoholes, el pago por cada hora adicional al horario reglamentario de venta de bebidas etílicas fluctúa entre los 3 mil y los 4 mil pesos, dependiendo del giro del negocio. En el caso de los bares ubicados en la Avenida Revolución, el costo es de 4 mil pesos.

Ausencia de inspectores en giros negros

Ausencia de inspectores en giros negros

Pero la captación extraordinaria que permite al erario de Tijuana la ampliación en el horario de negocios con ingesta de alcohol no se aplica para el beneficio de un programa específico. Se va a la “licuadora” del gasto corriente, para solventar la administración del gobierno de Jorge Astiazarán.

Aun cuando el regidor presidente de la Comisión Reguladora de Bebidas Alcohólicas en el Cabildo de Tijuana, Francisco Hernández Vera, aseguró que los recursos provenientes de las horas extras permiten fortalecer los programas de infraestructura, áreas deportivas y de apoyo al sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), lo cierto es que en la práctica el ingreso no se encuentra etiquetado.

En enero de 2015, la regidora María del Refugio Lugo Jiménez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Grupos Vulnerables y Asuntos Indígenas, turnó un punto de acuerdo al entonces secretario general del XXI Ayuntamiento, Bernardo Padilla Muñoz, el cual, hasta la fecha, no se ha turnado al pleno del Cabildo. En este acuerdo, la comisión requirió la canalización de 2 millones de pesos al DIF municipal, para el apoyo a personas con discapacidad.

“Si bien es cierto sí se han aprobado algunos apoyos para personas con discapacidad, el definir una partida particular, determinando el origen y destino del recurso, permitiría mayor compromiso y más transparencia en el manejo del erario”, opinó Lugo Jiménez.

 

Opacidad en manejo de horario extendido

El gobierno de Jorge Astiazarán afirma no haber autorizado un solo permiso nuevo para la venta de bebidas alcohólicas y los negocios que han aparecido como nuevos obedecen a cambios de domicilio de establecimientos con licencias otorgadas por anteriores administraciones.

Ante el hermetismo de la autoridad municipal en proporcionar información sobre este rubro, la información se requirió vía transparencia.

De acuerdo a los datos oficiales otorgados por Francisco Javier Mercado Flores, Director de Bebidas Alcohólicas, en Tijuana operan un total de 3 mil 690 establecimientos con venta y almacenaje de bebidas con graduación alcohólica, lo cual significa una recaudación por concepto de revalidación anual de permisos permanentes del orden de los 27 millones de pesos.

Del número de licencias vigentes, en lo que va de la actual administración un promedio de 30 han cambiado de titular y alrededor de 10 de domicilio.

Propietarios de antros tiene aval del municipio

Propietarios de antros tiene aval del municipio

Y aun cuando se han clausurado un promedio de 60 establecimientos durante el trienio de Astiazarán, los cierres solo han sido temporales, porque a ningún negocio ha sido revocada la licencia, sostuvo Mercado Flores.

En cuanto a la cantidad y tipo de negocios que operan con horario extra, el funcionario dijo desconocer esa información. José Antonio Olivas, director de Inspección y Reglamentación, tampoco proporcionó información en cuanto a este tema.

Pero si el reporte de Tesorería Municipal es de un ingreso de 8 millones de pesos mensuales y el costo por hora extra fluctúa entre 3 y 4 mil pesos, y solo se pueden autorizar un máximo de 3 horas, por tres días a la semana, por lógica, se deduce que un promedio de 70 establecimientos con venta de bebidas con graduación alcohólica operan con horario extendido.

En un sondeo realizado por ZETA en centros nocturnos, propietarios y administradores coincidieron en exponer que las horas extras en las que operan “si se pagan al municipio”, si están o no fuera de reglamentación, “eso lo debe determinar el municipio, nosotros cumplimos con pagar”.

 

La Cacho

El gobierno de Jorge Astiazarán sostiene no haber autorizado nuevas licencias para la apertura de nuevos establecimientos con venta de bebidas con alcohol, no obstante, los vecinos de la colonia Cacho son testigos de la operación de nuevos establecimientos y la reapertura de otros que en la anterior administración habían dejado de operar.

Padres de familia, autoridades educativas de estos planteles y los colonos en general, en 2013 los vecinos lograron obtener el amparo indirecto 569/2013 contra actos de autoridad, en una forma desesperada por evitar la proliferación de bares, cantinas o restaurantes con venta de bebidas alcohólicas.

Desde el inicio de la actual administración requirieron el apoyo del gobierno de Jorge Astiazarán para frenar la operación de estos establecimientos, pero con todo y amparo han sido ignorados.

No solo es la operación de este tipo de negocios cerca de planteles escolares, sino que se extienden fuera del horario reglamentario, acusó Juan Carlos Fernández Pavón, representante del Comité de Vecinos de la colonia Cacho.

“Cierran sus puertas, pero los clientes y la venta de bebidas con alcohol continúa adentro”, expuso a ZETA, al indicar que dicha situación ha sido expuesta a las autoridades municipales, sin que se actúe al respecto.

Bares, amplian instalaciones... y horas de operacion

Bares, amplian instalaciones… y horas de operacion

Muestra de ello es la apertura de la vinatería Artnoc al, en la esquina de la calle Brasil y Guanajuato, o la reapertura del bar La Barrilera, ambos negocios ubicados a escasos metros del Instituto Progreso o del Jardín de niños Corazón.

En el caso de la reapertura del Bar La Iguana, ahora La Barrilera, la respuesta de Francisco  Javier Mercado Flores, director de Bebidas Alcohólicas, fue en el sentido de que en los archivos del Ayuntamiento de Tijuana no existe registro alguno sobre permiso otorgado a ese establecimiento.

No obstante, La Barrilera By La Iguana, ubicado en La Cacho, sobre la calle Brasil, está activo. En septiembre de 2014, durante el trienio de Jorge Astiazarán reabrió sus puertas al público, luego de haber permanecido cerrado desde 2012 por operar en forma irregular.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio