El escabroso camino de los independientes en Ensenada

Omar García Arambula, candidato Independiente
 
Elecciones 2016 Jueves, 14 Abril, 2016 06:18 PM

Con el requisito cumplido de recolectar más de 8 mil 809 firmas, y sin una presencia o perfil que impacte en el municipio de Ensenada surgieron -más que en el resto del Estado- cinco ciudadanos interesados en participar como candidatos independientes para la presidencia municipal.

El primero en registrarse, pero también el primero en “rajarse”, fue Jesús Alcántara Martínez, tapicero de 40 años quien se inscribió con la asociación civil  Organización Popular para la Unidad Social (OPUS). Vio muy dura la tarea de recolectar las firmas requeridas.

El segundo en registrarse fue el empresario Mario Zepeda Jacobo, ex presidente de la CANACINTRA y representante de la asociación Ensenada Ciudadana. Logró 10 mil 667 firmas, “que era bastante holgado, nos dio tranquilidad”, expresaron en su equipo. Sin embargo, en una segunda revisión las firmas válidas se redujeron a 7 mil 700.

El tercer aspirante, Omar García Arámbula, logró apuntarse con 11 mil 486 firmas. Es ingeniero civil egresado de la UABC y dejó la maestría que cursaba para aventarse al ruedo electoral. Tras pasar dos revisiones del Instituto Estatal Electoral de Baja California, el conteo total de registros quedó en 9 mil 581 firmas.

El cuarto “suspirante” fue el doctor Héctor Adrián Trejo Dozal, ex jefe de ISESALUD y hermano de Guillermo Trejo Dozal, ex secretario de Gobierno encarcelado algunos meses por delitos fiscales. Aunque sin estar afiliado a partido político alguno, sus vínculos panistas son evidentes. Cuentan de él que su labor proselitista la arrancó desde los púlpitos, pues tiene un fuerte respaldo en las iglesias evangélicas. Fue el primero de los funcionarios que acató la orden del gobernador Kiko Vega en renunciar a su cargo si es que tenía aspiraciones. Logró recolectar 11 mil 265 firmas, finalmente por duplicidad y otros “detalles” le eliminaron casi 3 mil registros.

Como “chapulín” que brinca del PRI al PAN y viceversa, definen al químico Jesús Alfredo Rosales Green, el quinto aspirante “fue peón de Pelayo, sí, muy polémico. Fue director de Seguridad Pública Municipal en el gobierno priísta de Enrique Pelayo, director de Tránsito y Transporte en gobierno panista de Ernesto Ruffo, y ex dirigente del Sindicato de Burócratas en Ensenada”. Con muchos “negativos”, pero mucho trabajo “en tierra”, recolectó 11 mil 265 firmas. La libró con 9 mil 998 firmas en la revisión final.

Fotos: Enrique Botello/Jesús Alfredo Rosales Green, aspirante Independiente

Fotos: Enrique Botello/Jesús Alfredo Rosales Green, aspirante Independiente

De los cinco que tenía…  ya nomás nos quedan dos… dos…

Tras la poda a los registros aplicada por la autoridad electoral, solamente serán un par de candidatos independientes los que contenderán por la alcaldía de Ensenada, en medio de los berrinches, maldiciones y descréditos por parte de los “descartados”, el empresario Mario Zepeda Jacobo y el ex funcionario Adrián Trejo Dozal.

El que más aspavientos ha hecho es Trejo Dozal, quien presentó un recurso de inconformidad, sorprendido de no completar las firmas, siendo que traía un margen de más de mil registros y ser el aspirante que presentó los registros más organizadamente, en su momento hasta fue felicitado por el personal del INE, según dijo. Acusó a la autoridad electoral de “rasurar” sus registros para favorecer al candidato “oficialista”, Alfredo Rosales Green. “Esto es inadmisible, es una falsedad, es lamentable”, espetó.

Por su parte, Zepeda Jacobo también buscó impugnar el proceso al que señaló como una violación a los derechos humanos de los ciudadanos, además de estar viciado de origen, pues “te la ponen muy complicada, que vayas y pidas el apoyo, pero que no hagas ningún tipo de propuesta”. Amenazaron en su equipo “seguir en esta pelea hasta las últimas consecuencias”.

El sinuoso camino del registro como candidatos independientes lo concluyeron Alfredo Rosales Green y Omar García Arámbula, el 5 y 6 de abril respectivamente, ante el IEEBC.

García Arámbula es el único de los candidatos, independiente o abanderando algún partido, que no tiene antecedentes en la política ni militancia partidista.

Mientras que “el pájaro de cuentas”, como lo califica el sector político del puerto, Rosales Green, pese a sus descréditos como funcionario público en los gobiernos panistas y priistas, con registro en mano prometió coherencia entre las palabras en campaña y las acciones en el gobierno. De sus complicidades con el ex alcalde Enrique Pelayo Torres, solamente responde: “Yo no tengo la culpa de que sea mi compadre”.

 

Al tín marín…

En un contexto donde ninguno de los aspirantes estuvo dispuesto a unir fuerzas para lanzar a un solo candidato de unidad, y donde incluso hubo descrédito de unos a otros, el panorama de esta primera experiencia en una elección en Baja California se avizora nada exitosa.

“Ellos solos se van a hundir, ni siquiera van a necesitar que el PRI llegue con su aplanadora o el PAN llegue con el poder del Estado, los limita los pocos votos”, consideró Salvador Espinoza, consejero del partido Movimiento Ciudadano.

Advirtió Espinoza que los egos personales les ganaron y ahora tendrán que enfrentarse a unos lectores que ni los ven ni los oyen, porque los confunden y los candidatos independientes se difuminan: “Entre fulano, zutano y mengano, la votación va ser al tin marín de do pingüé…”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio