CESPT descarga más de 800 litros de aguas negras por segundo a playa San Antonio

FOTOS: Jorge Dueñes
 
Ezenario Lunes, 18 Abril, 2016 01:00 PM

El contenido bacteriológico del descargue de agua no tratada, puede provocar gastroenteritis, dermatitis y conjuntivitis, además de ser perjudicial para la vida marina. Vecinos del lugar reportan penetrantes malos olores, y la práctica añeja de contaminar el ambiente y la playa

 

Aunque apenas perceptible a la orilla de la carretera escénica, el olor a agua estancada está presente. Basta caminar con dificultad –la tierra reblandecida debido a la humedad– a través de un baldío ubicado justo antes de la salida a Real del Mar, para poder asomarse al Cañón de San Antonio.

Ahí el olor a agua residual es más penetrante, y a simple vista, parece un río natural de un producto lodoso –por su tonalidad– que se abre paso hasta la playa.

Organizaciones ambientalistas de la localidad estiman que por segundo son entre 800 a 900 litros de líquido sin tratamiento el que llega directo al océano.

A su paso, la corriente se encuentra con carrocería, botellas de plástico, restos de unicel, madera y buena cantidad de llantas. Resulta riesgoso aseverar si este material viene arrastrado por la corriente o si el baldío es aprovechado por los residentes de la zona federal como basurero clandestino.

Por fin el agua residual desemboca en el mar con estruendo, mientras se abre paso entre las rocas que definen la costa. Aunque hacia el horizonte el océano Pacífico conserva la tonalidad azul profundo, el agua más cercana a la playa ha adoptado el color pardo de la descarga proveniente de la planta de tratamiento de aguas residuales Punta Bandera, que administra la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), ubicada a un par de kilómetros de este sitio, explica a ZETA Margarita Díaz, Directora de Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental (PFEA).

“No es una descarga, es el desfogue de la planta de tratamiento de Tijuana. Tiene desde que abrió la planta, en los años 80, siempre ha desfogado al mar ese sitio…el supuesto es que debe ser agua tratada, debe llegar tratada, pero no está siendo el caso”, detalló.

El si estas aguas siempre han presentado estas características, desde que inició operación la planta, es algo que ni ambientalistas ni las autoridades consultadas saben de cierto, aunque sí coinciden en que la problemática cumple años.

Desde hace dos años, PFEA realiza muestreos semanales de la calidad bacteriológica del agua, utilizando para ello la misma metodología empleada por la Unidad Regional de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dependencia que, a su vez, realiza muestreos mensuales.

Margarita Díaz señala que a pesar de que ellos obtienen sus muestras a más de un kilómetro y las aguas residuales ya se encuentran diluidas, en 6 ocasiones han obtenido resultados por encima de los estándares bacteriológicos de la dependencia, de más de 200 enterococos por cada 100 mililitros, durante este 2016.

El 13 de abril el muestreo arrojo 4352 NMP de enterococos

El 13 de abril el muestreo arrojo 4352 NMP de enterococos

Dichos conteos han sido de 1396, 1850, 298, 399, 583 y 209 Número Más Probable de enterococos por cada 100 mililitros de muestra, tomadas el 13 y 20 de enero, 10 y 17 de febrero y 16 y 23 de marzo de 2016, respectivamente.

Los resultados fuera de norma habrían pasado desapercibidos por las autoridades debido a la menor frecuencia con que realizan sus estudios, señaló Díaz.

En cambio, los muestreos –mensuales– de Cofepris, han sido altos en cuanto a la presencia de bacterias, aunque no se ha estado fuera de la norma oficial que regula la calidad del agua, por lo que no se ha procedido a cerrar esta playa al público.

La Químico Lourdes Sandoval, Jefa del Departamento de Riesgos Sanitarios de Cofepris, aseguró que acorde a los lineamientos federales, las 5 playas de Tijuana se encuentran dentro de norma en lo referente a calidad del agua, por lo que no representan ningún riesgo para los bañistas.

Las playas de Tijuana que han arrojado una presencia alta –sin ser “riesgosa” de acuerdo a los resultados de Cofepris– de enterococos han sido San Antonio del Mar (donde ocurre la descarga), Playa Blanca y Playa Malibú, las que durante los monitoreo realizados por Cofepris durante este 2016 han alcanzado máximos de 52, 172 y 37 Número Más Probable (NMP) de enterococos por 100 mililitros de agua, mientras que las playas ubicadas en plena mancha urbana de la ciudad –las del Parque México y La Mojonera– han llegado a presentar hasta 166 y 187 NMP/100 Ml.

En cambio, el registro que lleva la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), señala que entre el 26 de noviembre y el 10 de diciembre de 2015, los resultados de los muestreos arrojan una presencia bacteriológica cercana al límite permitido en las playas ubicadas sobre la Carretera Escénica Tijuana-Ensenada, siendo 193 NMP/100 Ml en San Antonio del Mar, 192 en Playa Blanca y 163 en Baja Malibú.

Gastroenteritis, dermatitis y conjuntivitis son algunos de los padecimientos que pueden presentar quienes ingresan a una playa contaminada, pero Cofepris insiste en que no es el caso, señalando incluso que la entidad cuenta con playas muy seguras comparándolas con las del resto del país. A diferencia de lo oficial, PFEA, manifiesta que el contenido bacteriológico puede ser perjudicial, incluso para la vida marina.

La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) informó a ZETA que la descarga de la planta tratadora Punta Bandera se compone principalmente de agua tratada, conformándose la misma de las aportaciones de otras plantas de tratamiento presentes en la ciudad. Además, aclara que el desfogue hacia un arroyo o el océano es lo que indica la norma correspondiente.

Agrega que ante el crecimiento de la ciudad, esta planta tratadora se ha visto sobrepasada en su capacidad, por lo que la CESPT ha optado por combinar aguas para reducir el impacto que esto tiene sobre el mar en dicha zona, mismo que aumenta por los  asentamientos irregulares cercanos a las plantas.

Para dar con una solución para esta problemática, la paraestatal ya cuenta con un proyecto ejecutivo aprobado, para abrir otra planta de tratamiento de aguas residuales, a base de lodos activados, con capacidad de mil 500 litros por segundo, lo que representaría una inversión de 500 millones de pesos.

Respecto al tema, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) negó a ZETA cualquier tipo de información, incluso si tienen o no conocimiento de la descarga en sí, motivando esta respuesta en la presente “veda” electoral.

 

Fecha de Muestra Cofepris PFEA
12 y 13 de enero de 2016 20 NMP/100 Ml. 1396 NMP/100 Ml.
5 de febrero de 2016 Menor a 10 NMP/100 Ml. Sin muestra
10 de febrero de 2016 Sin muestra 298 NMP/100 Ml.
10 de marzo de 2016 52 NMP/100 Ml. Sin Muestra
16 de marzo de 2016 Sin muestra 583 NMP/100 Ml.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio