Tres ingredientes que causan hinchazón


 
Cartaz Lunes, 28 Marzo, 2016 12:00 PM

Las manifestaciones en Chicago en contra de la política xenofóbica de Donald Trump podrían extenderse por todo el país generando violencia e inestabilidad. De ser así, Estados Unidos sufriría un gran retroceso. Dando al traste con los ideales antirracistas que le costaron la vida al activista defensor de los derechos civiles en Estados Unidos Martin Luther King (Premio Nobel de la Paz 1964), para reunificar a esta gran nación hace más de 50 años.

Los tres republicanos que hoy contienen por la Presidencia de los Estados Unidos son descendientes de dos cubanos y un alemán. Lo más irónico de este caso no es de dónde provienen, tampoco son sus aspiraciones políticas, pues Estados Unidos es un país de gran diversidad étnica, donde todas las personas tiene los mismos derechos ciudadanos. La incongruencia de todo esto, es que estos tres republicanos se han manifestado abiertamente en contra de la inmigración latina, pretendiendo cerrar sus fronteras con México construyendo muros.

Y fue precisamente gracias a esta inmigración que sus respectivos padres salieron de sus países. Dos de Cuba y uno de Alemania. No por ser persona non grata ni narcotraficantes ni violadores. Simple y sencillamente para obtener una mejor forma de vida, tratando de conseguir el tan anhelado “sueño americano”.

“Donde nuestros hijos puedan vivir algún día, en una nación donde no se les juzgue por el color de su piel, sino por las cualidades de su carácter” (Martin Luther King).

Desgraciadamente estas personas, ya en el poder, se olvidaron de sus orígenes y de las precarias condiciones en las que sus respectivos padres ingresaron al país.

En cuanto logran superarse, teniendo un trabajo estable, una casa donde vivir, y se alimentan tres veces al día. Entonces padecen de amnesia, se olvidan por completo de los que no tienen trabajo, no tienen casa ni alimento que dar a sus familias. Y en el colmo de la intolerancia pretenden desintegrarlos, separando a los padres de sus hijos con las deportaciones masivas que tratan de implementar.

Se olvidaron por completo, que el agradecimiento es la memoria del corazón y que la soberbia y la deshumanización que hoy los posee “no es grandeza sino hinchazón, y lo que está hinchado parece grande, pero no está sano” (San Agustín).

Atentamente.

Armida Saralegui

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio