Protección Civil trabaja en instalaciones de alto riesgo

FOTOS: Enrique Botello
 
Edición Impresa Lunes, 28 Marzo, 2016 01:00 PM

En una autoevaluación de riesgos la dependencia resultó reprobada ante la falta de recursos económicos, misma que limita la implementación de mecanismos de seguridad internos. Además la población está desatendida debido a la falta de unidades, inspecciones y primeros auxilios en caso de un desastre

 

El humo negro que se escapa de las bomberas cada vez que atienden un llamado de emergencia penetra por las grietas en pisos de madera que apenas sostienen la Unidad de Protección Civil Municipal, convirtiéndose en ocasiones en un inminente riesgo para los casi 30 empleados de una de las dependencias municipales más inseguras de Ensenada.

La oficina del director de Protección Civil, Arturo Granados González, tiene casi 40 años de construcción, pero sigue en obra negra, con un hueco de alrededor de un metro de diámetro en el piso justo en la entrada, el agujero está cubierto con triplay que en caso de colapsar, quien esté encima, caerá siete metros al vacío. Además, la oficina no tiene pisos ni ventanas, mucho menos mobiliario adecuado para las necesidades de un jefe operativo.

El personal administrativo y operativo tampoco tiene recursos económicos para desempeñar su labor con eficiencia, pero sí una pila de trámites que reflejan la carga laboral por ser éstos los responsables de dictaminar los peligros existentes en asentamientos humanos, empresas, negocios comerciales, playas, obras en construcción e industria.

Hay una swolicitud de 8 mdp para nuevas oficinas

Hay una swolicitud de 8 mdp para nuevas oficinas

Mientras otras dependencias derrochan recursos en publicidad, personal extra, asesores, unidades de último modelo, con gasolina, viajes, viáticos, acá los servidores públicos carecen de salidas de emergencia, rampas para discapacitados, unidades motorizadas; el mobiliario está roto y deteriorado, las computadoras obsoletas, hay roedores, poca ventilación y el servicio de limpieza licitado no les incluye el aseo.

“Si nos auto inspeccionáramos es seguro que nos tendríamos que auto clausurar la oficina”, bromeó una de las operativas.

Este año el Ayuntamiento recibió más de 60 millones de pesos del Subsidio para los Municipios (SUBSEMUN) pero solo se entregaron en eventos protocolarios unidades motorizadas nuevas para la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) sin que hicieran reparaciones de otros vehículos o se les entregaran motocicletas a Bomberos o Protección Civil para los operativos de Semana Santa.

 

Despachan en la calle  

El edificio sede es relativamente viejo, se encuentra ubicado en el fraccionamiento Valle Dorado y fue construido con estructura de acero, con tres cortinas metálicas al frente que alojan a la Estación de Bomberos, muy similar a una nave industrial acondicionada para albergar oficinas. Por un lado tienen la Perrera Municipal y por otro el Rastro.

La añeja construcción tiene unos siete metros de altura, con estructuras adosadas en la parte de atrás y a los costados hay vigas de acero que vibran cuando encienden los motores de las unidades de bomberos.

Las ventanas son estrechas, de apenas cuarenta centímetros de ancho por aproximadamente noventa de altura, insuficientes para brindar luz natural o ventilación suficiente. Los empleados deben trabajar con la luz encendida todo el día.

El edificio fue diseñado para albergar el Departamento de Bomberos, y cuenta con los clásicos orificios en el suelo donde en un tiempo hubo un tubo por donde descendían los elementos para atender las emergencias en el menor tiempo posible, hoy ya no se usan.

“Decimos que estamos seguros porque ¿cómo se va a incendiar una estación de bomberos?”, bromean para disimular la tensión algunos de los elementos de Inspección, pero hay nervios.

Instalaciones reprobables

Instalaciones reprobables

Debido a que no hay accesos para discapacitados ni para adultos mayores los empleados descienden a la planta baja para atender en la calle a quienes así lo requieren. Pero tampoco tienen unidades, en el estacionamiento se puede ver una fila de vehículos empolvados y descompuestos.

 

En casa de herrero…

 

El director de Protección Civil, Arturo Granados González,  hizo una auto inspección a sus instalaciones, ubicadas en Valle Dorado. El documento identificado con el Folio 1004, arrojó en el resultado que de 10 puntos importantes, en 7 no cumple. Dictamen no aprobado.

La Base de Operaciones de la dependencia fue de una instalación “provisional”, que data desde el 2005 aproximadamente, y a la fecha el lugar se encuentra casi en ruinas. Y así siguen trabajando los elementos municipales.

Aunque a últimas fechas se dieron a la tarea de darle una mejor imagen a su lugar de trabajo, ya no piensan en adecuaciones especiales. “Es un súper equipazo, han pasado administraciones y no han volteado a ver las carencias, de que se necesita un inmueble acorde a lo que nosotros checamos en las empresas”, aplaudió el director al personal.

Explica que cuando llegó a dirigir la oficina ésta tenía diez años de estancia “provisional”, donde los empresarios o solicitantes discapacitados están impedidos porque no hay una rampa para subir al segundo piso, siendo atendido en sus vehículos.  Ni hablar de la fachada o una puerta de acceso, un letrero distintivo. Para llegar hay que hacerlo desde el estacionamiento de la Estación de Bomberos, por la parte posterior está a unos pasos la Perrera municipal.

“Todo el tiempo para acá han sido adaptaciones, quitamos un ventanal, una alfombra horrible que había, hubo que quitar y darle forma a lo que Protección Civil puede ser en un espacio así, pero el presupuesto es poco, no hay apoyo, se siente uno mal”, comentó con amargura.

 

Condiciones “muy tristes…”, dice el alcalde

 

El alcalde de Ensenada Gilberto Hirata Chico, corroboró la situación descrita por el titular de la dependencia y su argumento fue que no hay presupuesto para Protección Civil. No obstante arguyó que está la solicitud de 8 millones de pesos que serán destinados a la construcción de las nuevas oficinas.

“Ya hicimos la propuesta, un proyecto de construcción, ya solicitamos presupuesto a nivel federal, ahí mismo donde está el Rastro hay un terreno cercado del Ayuntamiento para construir las oficinas de Protección Civil”, mencionó el primer edil.

30 empleados laboran en dependencia

30 empleados laboran en dependencia

Agregó que hace poco se hizo la solicitud de mudarlos a la zona donde hoy se encuentra  Sindicatura Social –pronta a desaparecer–, que era una opción, pero ya está el proyecto. Ante la situación en que se encuentran trabajando exclamó: “Muy tristes…muy tristes…Están improvisadas, tienen mucha necesidad, nunca han tenido un lugar donde trabajar”.

El alcalde descartó la posibilidad que al acabar su administración ya esté resuelta la mala situación de las oficinas y personal de Protección Civil.

 

Se apuntan con proyecto

 

Tres jóvenes pasantes de arquitectura de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), presentaron un plano sobre las nuevas instalaciones de Protección Civil, un proyecto bien estudiado, dirigidos por el arquitecto Juan Pablo Valenzuela, se adaptó a cubrir todas las necesidades del grupo.

El plano está muy completo con módulos, baños privados con duchas y las circulaciones en ejes de pasillos amplios que cumple, ahora sí, todas las especificaciones que la corporación exige a sus usuarios.

La sala de reuniones es uno de los lugares estratégicos para esta dependencia municipal, ya que es donde se puede intercambiar información sobre los distintos temas que se manejan, cursos de iniciación, así como capacitación a empresas que lo solicitan.

 

Bomberos por el estilo 

 

Una de las corporaciones que alguna vez formó parte de Protección Civil es el Departamento de Bomberos, cuyo director, Jaime Nieto de María y Campos, también ha expresado su preocupación por la falta de recursos materiales para que los 27 salvavidas que vigilan las playas cumplan su labor.

Como parte de los recorridos que hacen los elementos en los días de mayor afluencia de turismo es importante el manejo de motocicletas para llegar de inmediato a la zona donde una persona requiera de primeros auxilios en el mar, pero este 2016 solo tienen tres unidades para todo el municipio, desde La Misión hasta San Quintín. El resto están descompuestas al igual que las camionetas para el traslado de personal.

Lamentó que siendo las corporaciones más importantes por ser las que siempre intervienen desde Semana Santa hasta después de las vacaciones de verano, estén descuidadas de presupuesto poniendo en riesgo a la comunidad.

 


 

 

El deber y el ser de la corporación

La Unidad de Protección Civil  tiene la misión de proporcionar protección y asistencia a los ciudadanos de una ciudad, pero también a quienes se hallan de paso, en caso de suceder cualquier tipo de desastre natural o accidente. También estarán a cargo de la protección de los bienes y del medio ambiente.

Formalmente, Protección Civil nació a instancias del Convenio de Ginebra, el 12 de agosto del año 1949, siendo su principal misión la protección de las víctimas de los enfrentamientos armados internacionales. Evacuar, organizar refugios, aplicar medidas de seguridad, prevenir la contaminación, organizar los primeros auxilios, señalar y aislar las zonas peligrosas, proveer alojamiento, articular medidas de urgencia para restablecer los servicios básicos, son algunas de las tareas básicas que desplegará la protección civil.

El emblema adoptado para la Protección Civil consiste en un triángulo equilátero de color azul –protección– con naranja –tranquilidad/alerta– con reconocimiento mundial.

Los elementos de Protección Civil Municipal atendieron el pasado 2 de febrero más de 250 llamadas de emergencia, pero además el personal fue de los más requeridos a lo largo del 2015 y parte del 2016 debido a que el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) advirtió a los gobiernos del Baja California sobre los peligros del fenómeno “El Niño”.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio