Policía encabezaba red de prostitución

FOTOS: cortesia.- Parte del set fotografico que circula en archivos de fotografias del Dropbox
 
Edición Impresa Lunes, 28 Marzo, 2016 02:00 PM

La captura del agente municipal de La Paz, Mauricio Martínez Orozco “El Mauri” o “El Guapo”, destapó una red de explotación sexual de estudiantes de secundaria y preparatoria en La Paz, Todos Santos y El Pescadero. Al cierre de esta edición, cinco víctimas habían presentado denuncia en contra del elemento, su esposa e hijo

 

 

Todos Santos, Baja California Sur.- Únicamente nombres o pseudónimos aparecían registrados en el directorio telefónico del celular, pero corresponden a jóvenes, comerciantes, agricultores, pescadores, extranjeros, narcomenudistas, policías y hasta políticos de La Paz, Todos Santos y El Pescadero.

Según las primeras investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), la única regla era resguardar el anonimato de los clientes que constantemente solicitaban el servicio sexual de estudiantes de secundaria y preparatoria.

prostitucion BCS 6_01

Las fotografías de las víctimas -incluidas en una carpeta de archivo de imágenes subida al servidor Dropbox- podían ser vistas, a través de  clave y contraseña, posando semi-desnudas, desnudas, algunas incluso en el acto sexual.

El cabecilla de esa banda delictiva era el agente de la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Todos Santos, Mauricio Martínez Orozco “El Mauri” o “El Guapo”, quien en complicidad con su esposa, Narda Olivia Romero Orozco y su hijo, Luis Mauricio Martínez Romero, armaron en 2015 una red de explotación de jóvenes estudiantes en la modalidad de prostitución.

 

Las jóvenes entre 14 y 18 años eran alquiladas a una clientela muy selecta -según la denuncia penal presentada por cinco de las víctimas-, y ofrecían lo siguiente:

* Servicio de escort.

* Servicio oral.

* Servicio de tríos.

* Servicio completo.

Con base en la denuncia, las víctimas inicialmente trabajaron por necesidad, pero con el paso del tiempo fueron obligadas a prostituirse bajo amenazas del policía y principal cabecilla de esta red de prostitución. El modus operandi consistía en que el agente contactaba y buscaba clientes en La Paz, Todos Santos y El Pescadero, mientras su esposa e hijo, fungían como  enlace con las víctimas, las cuales recibían a cambio el 50 por ciento del costo pagado, según el servicio prestado.

La madrugada del 19 de marzo, el policía de 42 años, la esposa de 38 y el hijo de 21 fueron capturados por agentes de Unidad de Operaciones de la Policía Estatal Preventiva, cuando salían de su domicilio particular en el fraccionamiento Coromuel en La Paz.

El Juez de Control del Juzgado Penal Acusatorio libró orden de aprehensión en contra de los acusados, tras encontrar elementos y pruebas como presuntos responsables en el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, en la modalidad de prostitución.

prostitucion BCS 9_01

 

LA RED

La red de prostitución comenzó a operar desde 2015, cuando según las investigaciones oficiales, el policía municipal empezó a contactar estudiantes de la secundaria “Educadores de Baja California” y de la preparatoria del Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios Número 62, popularmente conocido como CBTIS 62; así como del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos 02, identificado con las siglas de CECYTE 02.

 

Las pesquisas indican que el policía no hizo de manera personal el contacto, el encargado de reclutar era su hijo Luis Mauricio Martínez Romero, quien enganchó a las víctimas, las cuales debían ser jóvenes, bonitas y de buen cuerpo, además de reunir las siguientes características:

* Ser alegres y proclives a tomar y fumar.

* Serios problemas económicos.

* Problemas familiares, principalmente con padres y hermanos.

* Marcado interés en obtener de manera fácil ropa, calzado, teléfonos celulares, iPads y computadoras.

El vástago del agente de la policía municipal de La Paz reclutó cuando menos a una decena de jovencitas de secundaria y preparatoria, las cuales empezaron a trabajar en esta red de prostitución.

Después de que el policía conseguía a los clientes, su esposa, por ser mujer y a fin de no levantar sospechas entre sus familiares, contactaba a las jóvenes para que fueran a dar el servicio a los compradores, las cuales eran recogidas y transportadas a un motel, hotel o alguna vivienda, y finalmente regresadas a sus hogares.

Las víctimas salían de sus casas con el pretexto de hacer tareas con una amiga o de conseguir algunos materiales de la escuela; recibían entre 750 y mil quinientos pesos como pago de sus servicios sexuales.

Sin embargo, y según la investigación, todo quedó al descubierto cuando algunas de estas jóvenes pretendieron volver a su vida normal, lo que no fue permitido por Mauricio Martínez Orozco, quien las chantajeó con fotografías, advirtiendo hacerlas llegar a sus familiares; inclusive las amenazó con atentar contra su vida y la de sus familiares, en caso de que ya no quisieran trabajar para él.

 

MÁS BANDAS 

Después de haber obtenido las claves y contraseñas de acceso al servidor Dropbox, ZETA tuvo acceso a una serie de imágenes de jóvenes que no solamente eran explotadas por el agente conocido como “El Mauri” o “El Guapo”.

En las gráficas -según un agente de investigación de la PGJE- aparecen jóvenes que son explotadas sexualmente por los identificados como “La Vicky”, “Evita” y “El Zapato”.

Asi eran enganchas las victimas de expltacion sexual, primero ofreciendo un pago a cambio de sexo, y despues eran obligadas a trabajar por el agente de la policia municipal, de La Paza, Mauricio Orozco "El Mauri" o "El Guapo"

Asi eran enganchas las victimas de expltacion sexual, primero ofreciendo un pago a cambio de sexo, y despues eran obligadas a trabajar por el agente de la policia municipal, de La Paza, Mauricio Orozco “El Mauri” o “El Guapo”

Estas tres personas son conocidas por la Subsecretaría de Seguridad Pública del Estado, la PGJE y la Procuraduría General de la República (PGR), y tienen entre su principal cartera de clientes a empresarios, narcomenudistas y políticos de Baja California Sur.

“La Vicky” opera desde una casa de citas en la calle Nueva, entre Aquiles Serdán y Carretera, al Norte en La Paz.

“Evita” opera cibernéticamente a través de la pagina mileroticos.com o en redes sociales, y utiliza nombres clave como Melany, Juliethe, Samantha, Paris, Coral, Karol, Ericka, Kenia, Michell e Isabela, quienes contestan desde cuatro diferentes números telefónicos en La Paz y Los Cabos.

“El Zapato” ofrece los servicios sexuales desde dos números telefónicos y tiene un catálogo con fotografías de las jóvenes prostitutas, las cuales son enviadas -si el cliente lo pide- vía WhatsApp.

Las últimas detenciones en San José del Cabo y La Paz -acorde con la hipótesis del agente de investigación- podrían deberse a una lucha entre bandas rivales de prostitución, cuyos integrantes se están delatando entre sí, a fin de sacar a su competencia del mercado.

La antesala del table dance Lord Black, y donde los clientes pasan a una area más privada y cómoda y donde puede tener sexo con bailarinas que va de los mil 500 pesos a los 8 mil en Los Cabos y La Paz.

La antesala del table dance Lord Black, y donde los clientes pasan a una area más privada y cómoda y donde puede tener sexo con bailarinas que va de los mil 500 pesos a los 8 mil en Los Cabos y La Paz.

En boca del agente policiaco, ni “La Vicky”, “Evita” ni “El Zapato” son investigados o perseguidos por autoridades estatales y federales.

Caso contrario sucede con el caso de “El Víctor” y “El Mauri”, detenidos en los últimos operativos de San José del Cabo y La Paz, y sujetos a proceso penal por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, en la modalidad de prostitución. Lo mismo ocurre con los siguientes establecimientos de table dance en La Paz:

* Lord Black, Los Baldes y Amnesia, propiedad de la misma persona.

* Mi Ranchito y Valle Verde, localizados en la zona roja.

Y en Los Cabos:

* Amnesia, Lord Black, Cabaret, Mermaids y El Bolero como los table dance más exclusivos.

* Los Tres Potrillos, La Faena, El Sinaloense, La Botana, Coliseo, Candy´s y Los Baldes, como bares más populares.

En todos, junto con la mayoría de los negocios de masaje principalmente en Cabo San Lucas, se comete el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, en la modalidad de prostitución dentro de los establecimientos, cobrando desde mil 500 hasta 8 mil pesos a cambio de una hora de sexo, explicó el agente a este Semanario.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio