Partidos le apuestan al rating, no al perfil ni a la trayectoria

FOTO: Sergio Haro.- Quien Sigue Rorrito, pregunta Florentini
 
Edición Impresa Lunes, 21 Marzo, 2016 07:00 PM

“Sí estoy en contra de que el rating determine una candidatura, porque mañana ¿quién va a seguir (de candidato), ‘Rorrito’ (popular payaso dedicado al entretenimiento de los niños cachanillas)?”, reclamó Francisco Fiorentini, líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Mexicali.

Al momento de seleccionar candidatos los partidos han dejado a un lado el perfil, la capacidad y la trayectoria, para anteponer la popularidad y el rating, dejando a un lado propuestas que puedan  realmente hacer los cambios necesarios, sostuvo el representante de los patrones en la capital bajacaliforniana.

“El que tengamos candidatos mediáticos y no con una amplia trayectoria que respalde su experiencia para buscar el voto, es una clara muestra de que la sociedad está dejando los espacios y que los partidos los están llenando sin importar más que la próxima elección.

“Lamentamos que el rating en radio o televisión, o incluso el trabajar en un sindicato de trabajadores de gobierno, pareciera que son la pauta que marca el perfil de una candidatura”, expuso el dirigente de la COPARMEX  en alusión a la designación como candidato a la alcaldía por el PRI, del conductor televisivo Antonio Magaña, o la también conductora Trini Vaca para una diputación; se suma Victoria Bentley, actual lideresa de la burocracia.

“El buen nombre, el pasado, la capacidad de generar propuestas queda de lado”, agregó el también vicepresidente ejecutivo del Parque Industrial Pimsa en Mexicali, y añade: “Deberían ser candidatos que sí puedan cumplir y que tengan un claro respaldo de vida pública, de propuestas, de una trayectoria que te avale”.

El titular de la COPARMEX Mexicali opinó que lo que se está viendo en el inicio del proceso electivo en Baja California, es la improvisación de candidatos a cambio de campañas muy cortas, sin sentido, “lo que buscan los partidos es maximizar el nombre y la capacidad de reconocimiento de la ciudadanía, pero a cambio de olvidar las propuestas que puedan hacer cambios”.

Puso como ejemplo la conformación del Ayuntamiento de Mexicali -encabezado por un alcalde panista-, quienes llegaron con alianza de siete partidos, lo que ha significado que sea prácticamente inoperable e ingobernable, dado que el presidente municipal tiene que negociar con siete actores políticos -con posiciones ideológicas encontradas-, lo que ha resultado sumamente complicado.

De ahí que cuestione que la ideología no cuenta al momento de designar candidatos: “La finalidad es ganar la elección, y en esa lógica lo importante es brincar esta próxima elección sin importar qué pensamos, cómo lo pensamos y a quién se está proponiendo.

“Es muy respetable el derecho que todos tenemos a ser candidatos, pero sí vemos que los partidos están basándose en que el fin justifica los medios… COPARMEX y la sociedad organizada tienen que buscar que la sociedad madure, que a través de la vertebración social busque mejores fines de trabajo común, pero eso sí, nos organizamos, exigimos y trabajamos”, consideró Fiorentini, para rematar:

“En Mexicali el próximo alcalde, si quiere hacer las cosas bien, tiene que ser que ser sumamente impopular. Tiene que empezar por controlar el gasto del municipio, y un municipio que gasta el 74 por ciento de su ingreso en nómina, está condenado al fracaso”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio