Neblina suspende y cancela vuelos en Aeropuerto de Tijuana

FOTO: Isai Lara.- Demora haste de 48 horas
 
En Zerio Lunes, 7 Marzo, 2016 01:00 PM

Desde la noche sábado 27 de febrero, la intensa neblina generó que decenas de arribos y salidas de vuelos del Aeropuerto Internacional de Tijuana fueran canceladas o se retrasaran; tan sólo el 28 de febrero la cifra ascendió a 20, con cientos de personas varadas o que se quedaron – durante más de 20 horas- a la espera de recibir a sus seres queridos.

La situación derivó de los protocolos de seguridad, consistentes en la suspensión de las actividades en caso de reportarse baja visibilidad en las inmediaciones.

Personal de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) informó que la línea que presentó el mayor rezago fue Volaris, debido a que es la compañía que absorbe el 60 por ciento de las operaciones comerciales; cada vuelo cuenta aproximadamente con 100 pasajeros.

Los principales destinos de los vuelos que sufrieron anomalías fueron hacia Ciudad de México, Guadalajara, Colima, Durango, Acapulco, Oaxaca, Culiacán, Zacatecas y Monterrey. El mismo día se reportó la cancelación de viajes a Querétaro y Uruapan, Michoacán.

Debido a la falta de flotilla, las personas debieron esperar a que llegara un avión para salir de la ciudad. El domingo 28, los pasajeros del vuelo cancelado a Querétaro señalaron irregularidades de la empresa Volaris, la cual pospuso la salida de la aeronave hasta el martes 1 de marzo. Algunos de los viajantes optaron por cambiar de destino, pero aun así, se vieron obligados a esperar hasta las 01:45 horas del lunes 29 para viajar a León, ciudad disponible más cercana.

Estela Mares, una de las afectadas, dijo a ZETA -visiblemente agotada-  que ya ha tenido problemas con Volaris, porque frecuentemente modifican los horarios sin previo aviso.

Otro de los temas abordados con los pasajeros fue el maltrato del personal administrativo de Volaris; Moisés Anaya, otro de los viajantes, acusó a los responsables del área de atención de ser groseros y no hacerse cargo del hospedaje durante la espera, como sucede en los Estados Unidos y con otras aerolíneas mexicanas.

Posteriormente, entre el 29 de febrero y el 2 de marzo más de tres decenas de vuelos se vieron afectados por el mismo motivo.  Tan solo el lunes 29, la actividad de 28 vuelos se vio retrasada en el reciento administrado por el GAP, se trató de16 llegadas y 12 salidas. El miércoles 2 de marzo continuó el fenómeno.

Datos proporcionados por autoridades aeroportuarias arrojan por lo menos cinco llegadas retrasadas, tres a la Ciudad de México, una a Guadalajara y otra a Culiacán; además de una salida pospuesta con destino a Shanghái, China.

La administración del Aeropuerto informó a ZETA de la cancelación de seis vuelos -también el 2 de marzo-, cuatro a la capital del país y dos a Guadalajara. La mayoría del rezago correspondió a Volaris y Aeroméxico, aerolíneas que cubren más del 70 por ciento de la demanda.

La tardanza de la actividad aeroportuaria causó angustia entre familiares y pasajeros, por ejemplo la familia Medina, que esperaba a que el hijo menor llegara a Tijuana proveniente de capital jalisciense el lunes 29 de febrero, no obstante pudo arribar hasta el 2 de marzo. Mientras que otro de los afectados -que pretendía viajar a Ciudad de México- declaró que su salida se atrasó hasta 14 horas, por lo que tuvo que pasar la noche en la sala de espera del Aeropuerto.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio