Millonario adeudo de ESSA a Ensenada

Foto: Enrique Botello
 
Reportajez Lunes, 14 Marzo, 2016 12:00 PM

La exportadora de sal opera en la Isla de Cedros, pero nunca ha declarado impuestos al ayuntamiento, que hace dos años abrió un proceso legal para cobrar el pasivo que representa alrededor del 9 por ciento del presupuesto anual del municipio

 

Ensenada.- La empresa Exportadora de Sal, S.A de C.V. con sede en Isla de Cedros, está inmersa en un proceso jurídico con el ayuntamiento de Ensenada, que examina la posibilidad de obtener un beneficio económico por un monto de 110 millones de pesos por concepto de impuesto predial por la explotación de 400 hectáreas en la zona sur de la península, donde se encuentran establecidas sus instalaciones para la carga de barcos.

En abril de 1954 se constituyó Exportadora de Sal, S.A. de C.V. (ESSA), con el propósito de extraer y exportar sal marina de la costa bajacaliforniana, una parte en Guerrero Negro, Baja California Sur, y el resto en Isla de Cedros. En el mismo mes, pero de 1973, Mitsubishi Corporation compró el 100 por ciento de las acciones de ESSA, pero dentro del esquema de “mexicanización” de la minería, establecido en la ley. Poco después la Coordinación Nacional de Minería adquirió el 51 por ciento de las acciones y 49 por ciento inversión japonesa.

Bajo este esquema, la compañía conformó en beneficio propio una subpoblación en la Isla, donde construyó un aeropuerto nacional, viviendas, obra de cabecera, muelles, facilitó un ferry, el transporte de mercancía desde la ciudad de Ensenada, para la planta de trabajadores así como para los residentes de la delegación.

En la última reunión del alcalde Gilberto Hirata Chico con el nuevo director de ESSA, Pedro Xavier Lazcano Díaz, trataron el tema de la deuda, pero el titular de la empresa solo se comprometió a participar en programas en beneficio de la localidad sin comprometerse al pago de la deuda fiscal.

El presidente municipal tiene puestos los ojos en ese gravamen desde que comenzó la administración debido a que el pasivo representa el 9 por ciento del presupuesto anual del ayuntamiento.

Comentó que el proceso jurídico marcha bien, pero han tenido retrasos en el proceso jurídico por la inestabilidad que ha tenido la dirección de la planta como fue la salida de Jorge López Portillo Basave, en diciembre del 2014.

“Ya establecimos la comunicación, nos vamos a reunir próximamente en la Isla de Cedros, junto con el recaudador e infraestructura para saber cómo nos va a ayudar por el beneficio que debe merecer Cedros”, afirmó.

Dijo que la empresa nunca ha pagado desde su creación, y aunque le interesa que el pago de derecho sea en dinero, no descartó la posibilidad de aceptar un intercambio que les deje un beneficio sustancioso a los habitantes de la isla.

 

No pagan los gramos de sal

El recaudador de rentas del XXI ayuntamiento, Rubén Best Velasco, dijo que de acuerdo al artículo 22 de la Ley de Ingresos 2014, en la fracción Sexta se habla sobre el uso de suelo, señala que el almacenaje mayor, superficie para carga y descarga, así como depósitos mayores para almacenaje o acopio de sal mineral, arena, grava y otros materiales en general, están obligados a pagar. A las empresas que tengan más de 10 mil metros cúbicos en adelante se les cobrará .25 veces el salario mínimo por tonelada al año.

“Ahí es donde nosotros vemos que entra, por el almacenaje y acopio de sal, pero, insisto, no sabemos por qué aunque lo contempla, pero sí vemos los factores que intervienen”.

Según datos oficiales en la Secretaría de Economía (SE), la empresa anualmente almacena 6.3 millones de toneladas métricas de sal que según la tabla, se tendría que están obligados por esa cantidad.

Foto: Enrique Botello

Foto: Enrique Botello

Las matemáticas les dicen que por el total de almacenaje, calculando que en el 2014 el salario mínimo estaba en 67.29 pesos por .25 da un costo de 16.82 pesos por tonelada por los 6.3 MDP arroja un importe de 1.5 millones 966 mil pesos.

“Que quede bien claro, solo si la empresa está obligada a pagar y nosotros como municipio tendríamos el derecho al cobro estaríamos hablado de este importe que está en el ley de ingresos. Hasta hoy, yo no puedo asegurar que éste sea un crédito fiscal ni que la empresa deba este impuesto puesto que el proceso está en un análisis técnico y jurídico para saber la viabilidad de cobro”.

Los motivos que el ayuntamiento supone que la empresa podría negarse a pagar impuestos sería conociendo el decreto de creación y las condiciones en particular, pero además si jurídicamente están obligados. Este derecho nace de Control Urbano.

La jurisdicción de Ensenada, publicada en el Periódico Oficial de enero 31 de 1947 es donde le da la jurisdicción al territorio de Ensenada la Isla de Cedros, San Benito y otras.

“Entonces siendo territorio de Ensenada la Isla que se considera una delegación ahí es donde nosotros veremos lo que por derecho le corresponde al municipio”, defendió el recaudador antes de concluir.

Sobre el tema el regidor Gilberto Bernardino Sánchez Martínez, ha dado su opinión sobre a la comisión sobre el cobro de impuestos a la paraestatal ya que trabajó por casi diez años en la exportadora, cuando había alrededor de 600 empleados con sueldos de entre dos y tres salarios mínimos el que menos ganaba.

Recuerda que en efecto, la empresa es dadivosa con la población al igual que con los trabajadores quienes viven dentro de la comunidad El Morro, que es la zona donde se embarca la sal.

Él vivió en la colonia cuando laboró como encargado de un área y constató la construcción de infraestructura pluvial, calles, recolección de basura y operación de una escuela de nivel básico para los hijos de los trabajadores.

“Estoy seguro que pueden llegar a un buen acuerdo”, agregó el edil y ex empleado de ESSA.

 

La logística de la exportadora

El sistema lagunar de Guerrero Negro tiene limitaciones de calado y fue necesario reestructurar la logística de embarque, buscando un puerto natural con capacidad para recibir embarcaciones y se resolvió con la Terminal de carga de Isla de Cedros en 1965. En el Puerto de Chaparrito, así como instalaciones portuarias e infraestructura industrial y habitacional, según datos obtenido de la página oficial de ESSA.

La base para la producción y lavado de sal están en Guerrero Negro, desde donde se transporta a la isla y cuyo destino final es Japón, Estados Unidos, Canadá, Corea, Taiwán y otros países.

ESSA es uno de los principales productores y proveedores de sal para la industria del cloro-álcali en la cuenca del Pacífico, participando también en los mercados de sal de deshielo de carreteras, suavizadores de agua e industria alimenticia de Norteamérica.

 

Carencias en la isla

Las principales actividades económicas de Isla de Cedros se concentran en la Exportadora de Sal y la compañía Cooperativa Pescadores Nacionales de Abulón. No hay ganadería, ni agricultura y tampoco comercio.

Por la distancia que existe entre la isla y la ciudad de Ensenada, a más de 500 kilómetros por tierra hacia el sur, el abasto de alimento, agua y combustible es escaso y los precios excesivamente altos, un ejemplo es el costo del tanque de gas licuado de 45 kilogramos, que rebasa los 900 pesos además de otros artículos perecederos cuyo costo se duplica.

Ambas empresas, de sal y pesquera, dotan a la población de los productos básicos con fletes vía aérea y en barcos.

 

Anomalías de la exportadora

En diciembre del 2014 salió de la Exportadora de Sal, el ex administrador, Portillo Basave, luego de que la cuenta pública del 2013 fuera rechazada al detectar millonarios daños patrimoniales en concursos de licitación que generaron siete recomendaciones, nueve promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y 11 pliegos de observaciones.

El dictamen que se emitió el 19 de diciembre de 2014, con base en resultados obtenidos en la auditoría practicada, para comprobar que las inversiones físicas se presupuestaron, licitaron, contrataron, ejecutaron y pagaron conforme a la legislación aplicable.

Foto: Enrique Botello

Foto: Enrique Botello

Con el escenario económico, concluyeron que en términos generales, Exportadora de Sal, S.A. de C.V., no cumplió con la normativa aplicable en los procesos de licitaciones públicas en las que se establecen marcas para la adquisición de equipos y maquinaria, para la modernización. También se encontraron contratos en forma extemporánea, otros adjudicados con omisiones en su formalización. Hubo otorgamiento de anticipos no estipulados en bases de licitación, modificación de porcentajes de penas convencionales y adjudicación de contratos a propuestas más altas ocasionando sobrecostos por un monto de 699.6 miles de pesos.

Además detectaron incremento en costos aprobados en el fallo y adjudicación por monto superior al mismo por 412.5 miles de pesos; incumplimiento de los plazos establecidos de entrega de bienes, equipos, maquinaria y servicios por “2,709.1 miles de pesos”.

Por último duplicidad en contratación por “663.3 miles de pesos” y diferencias en lo reportado por la entidad en la Cuenta Pública 2013, debido a que la entidad no acreditó que se hayan ejercido “24,992.5 miles de pesos”.

López Portillo Basave, desde el 11 de julio de 2013 y hasta el 26 de diciembre de 2014, fue el Director General de Exportadora de Sal, S. A. de C. V. hasta que fue inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio