“México tiene una deuda inmensa con las niñas, niños y jóvenes”: Lydia Cacho

Foto: Enrique Mendoza
 
Cultura Domingo, 13 Marzo, 2016 07:00 PM

Mérida, Yucatán.- Ante poco más de 600 personas que acudieron al Salón Uxmal 6 del Centro de Convenciones del Siglo XXI, Lydia Cacho presentó en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY) una edición corregida y aumentada de “Los demonios del Edén. El poder que protege a la pornografía infantil” (Debolsillo, 2015).

Se trata de una versión de bolsillo que propone Penguin Random House a diez años de publicada la primera edición en 2005 de “Los demonios del Edén”, la imprescindible investigación de Lydia Cacho sobre pederastia y pornografía infantil que dio la vuelta al mundo con personajes siniestros como Mario Marín, “el Góber precioso”, Jean Succar Kuri, Kamel Nacif, Emilio Gamboa Patrón, Miguel Ángel Yúnez Linares, por citar solo algunos de los involucrados.

Con comentarios de Elena Poniatowska, Juan Villoro, Javier Sicilia, Sergio Aguayo, entre otros autores, la edición de “Debolsillo” incluye algunas explicaciones de lo que ha sucedido en los primeros 10 años luego que Lydia Cacho denunció por primera vez a “el poder que protege a la pornografía infantil”.

Previo a su presentación editorial en la FILEY, Cacho refirió en entrevista con Semanario ZETA: “Han sido 10 años difíciles y maravillosos, es decir, hay una mezcla no solo de emociones sino de reflexiones y de evidencias a lo largo de esta década; en términos de mi labor periodística estoy viviendo como paralelamente con otros cientos de colegas periodistas de todo el país las consecuencias del resquebrajamiento del intento de democracia que tenemos, la persecución”.

“Me parece que he podido aprender que la fama y el prestigio no sirve de mucho cuando alguien quiere acabar con tu vida o cuando alguien quiere hacerte daño porque todavía sigo haciendo lo que hace la mayoría de mis colegas cuando tienen amenazas muy duras que es moverme de lugar constantemente, estar siempre al tanto de las presiones”.

 

Finalmente, Cacho advierte sobre “Los demonios del Edén” diez años después: “México apenas comienza a desarrollar reformas destinadas a proteger los derechos de las víctimas de delitos y tiene una deuda inmensa con las niñas, niños y jóvenes”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio